lunes, 7 de septiembre de 2009

EL NOVILLO FUE EL PROTAGONISTA

Por Aurelio Hernández
Fotografías: Dolores de Lara

Plaza de Las Ventas, Madrid (6-9-09). En el segundo festejo de clasificación del ciclo Ocho Naciones que se viene celebrando en la Monumental de las Ventas, destacaremos los novillos de Partido de Resina, antes Pablo Romero, bien presentados, especialmente el cuarto, de nombre “machito”, que estuvo presto en la embestida y fue largamente aplaudido en el arrastre. El sexto, devuelto a los corrales, fue sustituido por el sobrero de Hato Blanco que resultó ser complicado.
..
El trío integrante del cartel estaba conformado por novilleros de tres nacionalidades: el venezolano Hassán Rodríguez “El califa de Aragua”, el francés Marco Leal y el granadino Miguel Hidalgo –debutante en esta plaza-.
.
Hassán Rodríguez, mostró buenas maneras. En el tercio de banderillas se encontró cómodo: destacable el último par del mencionado cuarto astado, al quiebro, que le valió una atronadora ovación. Con este novillo mostró su mejor cara, una tanda de pases con la derecha, muy ajustados, sentidos y, por descontado, jaleados y aplaudidos, rematando con un acomodado pase de pecho. A la hora de matar, un pinchazo y otra media le privó de algún trofeo.
.
El francés Marco Leal recibe a su primer astado, un bonito ejemplar cárdeno claro, a portagayola, que pone emoción en los tendidos. Para no ser menos que su antecesor en la lidia, también quiso participar en el tercio de banderillas: al primer astado, en el segundo par, lo recibe cerca del tendido del 10 de dentro hacia fuera, con solvencia y muy aplaudido; el tercer par de su segundo novillo, al que puso las banderillas “al violín”, le pudo proporcionar un serio disgusto al intentar escapar de su embestida.
.
Marcos Leal, en su primero anduvo valiente, sacando buenos muletazos con su mano derecha, sobre todo en la tercera tanda. El novillero lo intentó y hasta le habló “vamos toro bonito”- en un correcto castellano-. A la hora de entrar a matar, con un novillo descuadrado, al grito de “toro mírame”, erró en su primer intento con un pinchazo sin soltar; en el segundo, metió el estoque hasta la bola, bien colocado, el novillo cayó.
..
El granadino Miguel Hidalgo, vestido de grana y oro –como sus compañeros de terna-, recibió a su primero, tercero de la lidia: un bonito ejemplar de color cárdeno oscuro, bien presentado y de bella estampa. El animal recibió un prolongado segundo puyazo del picador, quizás por el hecho de haber sido tirado del caballo en su primer envite.
Miguel Hidalgo comienza la faena recibiendo al novillo con la derecha. Alguno de los pases resultan muy ajustados, arriesgando. Dos estatuarios y sendos pases de pecho cambiando de mano dan paso para entrar a matar, primero con un pinchazo sin soltar y después soltando, y de propina un aviso. Por fin entera, bien colocada. Cae el animal con certero descabello.
.
.....
.

En el sobrero, aunque con ganas de agradar, comenzó comedido ante las dificultades que presentó el novillo, pero acabó haciéndose con el toro, como se puede apreciar en las instantáneas. Por parte del escaso público asistente, se pidió el apéndice del animal. Ante la negativa del presidente, se le concedió la vuelta al ruedo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada