sábado, 31 de octubre de 2009

EN RECUERDO DE SABINO

.
.
Por José Luis Abellán
Ex-Presidente del Ateneo de Madrid
.
.
Hay personas que nacen con una estrella en la frente, aunque ellos no lo sepan. Los que hemos tenido la suerte de conocerlos tampoco lo sabemos, pero sin duda notamos que en ellos hay algo distinto: su señorío, su elegancia, su dignidad. Hacen una vida normal, cumplen con su obligación, palpamos su honradez, brillan en su profesión, pero no vemos esa estrella que les distingue.
.
Un día -quizá cuando ya ha pasado mucho tiempo- comprendemos que esa persona estaba en el sitio correcto en el momento preciso donde debían estar y hacía lo que tenía que hacer: era el hombre idóneo in the right place at the right time. Hizo lo que tenía que hacer con la mayor naturalidad: entonces vimos la estrella que cambió la historia. Allí estaba Sabino Fernández Campo.
.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada