domingo, 18 de octubre de 2009

FERIA DEL PILAR: GRAN TORO DE MIURA

Última del Pilar en Zaragoza. Un gran toro de Miura

RAFAELILLO CORTA UNA OREJA
Domingo Delgado de la Cámara
En wwwdetorosenlibertad.com
18.10.2009
A pesar de la escasa fuerza de algunos toros, ayer vimos una interesante miurada en Zaragoza. Destacaron el primero por su nobleza, el sexto por su bravura en el caballo, y el cuarto, un negro mulato llamado ”Galguero”, que fue un toro completo: bravo en el caballo y de gran juego en la muleta.
Ahora que el Fundi parece que quiere dar un giro a su carrera, toreando corridas más amables, Rafaelillo se perfila como el gran especialista de la corrida dura. Ayer demostró sus cualidades, dando una buena tarde.

Zaragoza. Plaza de la Misericordia.
Sábado 17 de Octubre de 2009.
Décima de Feria. Dos tercios de entrada. Seis toros de Miura, bien presentados. Desiguales de juego, algunos muy flojos. Destacaron primero y sexto. El cuarto fue excelente.
Rafaelillo (de coral y azabache), aviso y saludos desde el tercio. Aviso y oreja.
Jesús Millán (de blanco y oro),saludos desde el tercio. Silencio.
Alberto Alvarez ( de azul marino y oro), silencio en ambos. Carlos Casanova y Venturita saludaron tras banderillear al segundo y tercer toro respectivamente.

Miurada dispar y desigual, en que hubo de todo. Quien se llevó la peor parte fue Jesús Millán. El segundo salió sangrando por el hocico y con la boca rota. En el apartado lucía tan serrano, así que tuvo que ser en el chiquero cuando el toro se desgració. Poco pudo hacer el maño c
on él. El toro blandeó y se defendió mucho por la paliza que llevaba encima. El quinto fue el peor. Después de estar blandeando en los primeros tercios, al llegar a la muleta desarrolló un sentido y una malevolencia infernales. No tuvo otra opción Millán que quitárselo de en medio.

Alberto Álvarez se encontró a un tercer miura tan noble como soso. Los muchos pases que dio no supieron a nada.
El sexto fue un precioso castaño albardado, bravísimo en el caballo. Derribó espectacularmente en el primer encuentro y en el segundo puyazo se dejó matar debajo del peto. Pero ahí se acabó el toro. En la muleta acusó muchísimo el duro castigo del picador, quedándose muy corto y dando cabezazos. Era muy difícil sacar un pase limpio.

Rafaelillo se llevó la mejor tajada de la corrida de Miura. Su primero fue un cárdeno de mucha nobleza y buen estilo.
Todos sabíamos que Rafaelillo es un hábil fajador, pero desconocíamos su faceta de torero de regusto. Y es que a este primero le toreó con suavidad, sobre todo en una primera serie con la mano derecha y en otra serie al natural.
El murciano corrió bien la mano y se relajó. Mató de una buena estocada, pero perdió una merecida oreja porque el toro tardó en echarse y necesitó de dos golpes de verduguillo.

El cuarto, de nombre “Galguero”, fue un miura completo: bravo en el caballo, apretando con fijeza; pronto, alegre y repetidor en la muleta.
Tardó Rafaelillo en enterarse de las excelentes cualidades de “Galguero”. Se empeñó en torear de cerca cuando el toro iba pronto y de lejos. Como bravo que era, toleraba mal la distancia corta. Cuando Rafaelillo se percató, le dio sitio y la faena fue hacia arriba. Después de una buena estocada, cortó una oreja.
El toro era de dos. A pesar de no aprovechar enteramente al toro, Rafael Rubio dio una buena tarde y se perfila como el gran especialista de la corrida dura de los próximos años.

Me sorprendió que, cuando el toro fue arrastrado, no hubiera apenas aplausos. Y ¡ojo!, que ha sido uno de los mejores miuras de los últimos años. Habría que remontarse a “Bombito”, lidiado en Pamplona en 1999, o a “Forrajero”, lidiado en Bilbao en 1988, para ver dos miuras tan bravos como el de ayer.
Un gran toro, “Galguero”, que me llenó de felicidad al comprobar que en Zahariche sigue habiendo bravura de la auténtica.

Y con los miuras terminó la Feria del Pilar de este año 2009. Una feria entretenida en la que todas las tarde hemos visto algo interesante. A pesar de que nadie ha cortado dos orejas a un mismo toro, hemos visto torear bien a Talavante, Pinar, Ponce, Morante, Manolo Sánchez..., y sobre todos ellos, a Manzanares. Además, en un mal año de toros, hemos visto dos de bandera: “Acelerado” de Bañuelos, y “Galguero” de Miura. Una buena feria.
- Rafaelillo en un desplante -

Para terminar quisiera hacer un ruego a la Diputación Provincial de Zaragoza. Tienen ustedes una magnífica Banda de Música, con un excelente repertorio, el más amplio de toda España: pasodobles como “Maños y Toros”, “El Gallo ha vuelto”, “Montera en mano”..., y todos esos preciosos y toreros que compuso Víctor Alfaro, solo se pueden oír en la Plaza de Zaragoza.
Por eso sería muy bonito que la Banda grabase un par de buenos CDS. Sería muy triste perder este precioso patrimonio de la Fiesta.
Y la Diputación, Propietaria del coso e interesada en la promoción de la Fiesta, debería hacer algo al respecto.

Cuando constantemente nos quieren vender como importantes, ferias de medio pelo, Zaragoza por octubre sí que es una auténtica plaza de primera. En Zaragoza se ha lidiado el auténtico toro, el toro de verdad.
Y, a pesar de ciertos excesos de rigor, las orejas no se regalan.
Efectivamente, Zaragoza es Plaza de Primera.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada