miércoles, 14 de octubre de 2009

FERIA DEL PILAR: MANZANARES CORTA UNA OREJA


ZARAGOZA
EL PALCO LE HURTA LA SEGUNDA OREJA

Rácano premio para una bella obra de Manzanares en Zaragoza

Mario Juárez.- Burladero.com
14 Octubre 2009
Manzanares cuajó una gran obra al sexto, un toro bien puesto de Salvador Domecq y con tanto temple como fuerzas justas. Pero José Mari esculpió una obra de belleza altísima a base de cincel y mimo, de aguantar al animal, de mucho pulso y de torear a cámara lenta.
Al toro lo lidió con temple Juan José Trujillo, y ya entonces el de Salvador Domecq cantó lo que llevaba. La duda estaba en cuánto aguantaría. Y aguantó. Manzanares le dio aire y sitio en las primeras series, por arriba, para que se afianzase. Y a partir de ahí, sinfonía levantina, que la hubo en do mayor sobre la mano diestra, con muletazos cadenciosos, enganchados con los vuelos, a compás, compuesta la figura y con innato sentido del temple y empaque. Un privilegio al alcance de muy pocos.
Las pausas entre las series fueron clave, como también la forma de cargar la suerte, de asentar los riñones, de pasárselo por la bragueta y de manejar las muñecas con mimo. La fiesta fue continua, con menos intensidad al natural, aunque ahí llegaron dos o tres muletazos perfectos.
Y el broche de cambiados, de cierre por bajo, y alguno de pecho colosal. No remató con la espada con la suficiencia habitual. Más de media, pero arriba y en el hoyo. Dobló el toro. Y entonces el presidente volvió a hacer de las suyas. Cagarla, vamos. Una obra así era de dos, sí o sí.
Con una se premió también la faena de El Fandi al quinto, un toro bueno con un gran pitón izquierdo, de los de ir hasta el final, pero que no siempre encontró la muleta ni el torero puesto. A destajo lo toreó Fandila, que puso ganas en el saludo de capa, entrega en banderillas y después pegó muchos pases, pero muchos. Buscó El Fandi la complicidad del público más que emplearse a fondo, y no salió la cosa. Poco toreo para demasiado toro. Pero cayó la oreja.
El primero de David también contó. El Valdefresno sacó las mejores virtudes del encaste Lisardo, con caro temperamento, mucho cuajo, que humillo siempre. También hubo espectáculo popular de Fandi, con largas cambiadas, ritmo vertiginoso en banderillas y mucho envaramiento con la muleta. A tirones en muchos casos, en uve la mayoría de los cites. Con suficiencia pero poco entramado. Y mal con la espada.
El primero de Manzanares fue un toro de Fraile Mazas con movilidad, que apretó en el caballo y se movió en la muleta, pero sin terminar de humillar. Manzanares remató los muletazos por arriba, perdió pasos varias veces y dejó muletazos sueltos, pero no llegó esa tanda que pone a todos de acuerdo. Se impusieron las ganas al reposo, y mató de un pinchazo y una estocada a puñetazo limpio.
El Juli no tuvo opciones con su lote. El primero de Valdefresno se lesionó en el capote y el sobrero de Salvador Domecq, una mole inmensa de 625 kilos, se movió con violencia. Por ambos pitones terminó venciéndose y defendiéndose, con un gaitazo al final de los medios viajes.
El cuarto, un toro mejor hecho, se estrelló de salida y no quiso después. Parado y venido a menos. No se le vio a gusto a El Juli, que se puso, lo intentó y tapó al sobrero. Con el cuarto no había ánimo ante un ejemplar que no regaló un viaje.

FICHA DE LA SEXTA DE LA FERIA DEL PILAR EN ZARAGOZA
Zaragoza. Martes 13 de Octubre. 6ª de Feria. Casi Lleno.Toros de Valdefresno y Fraile Mazas (2º y 3º), Salvador Domecq (1º bis, 4º, 5º y 6º), desiguales de presentación. 1º, sin clase y con complicaciones. 2º y 3º, manejables. 4º, desrazado. 5º y 6º, de buen juego.
El Juli, saludos y silencio.
El Fandi, saludos tras aviso y oreja tras aviso y petición de la segunda.
José María Manzanares, saludos tras petición y oreja con fuerte petición de la segunda y aviso.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada