sábado, 19 de diciembre de 2009

RAMIRO GUARDIOLA. ARTE Y TORERÍA

.
El 2 de Junio del año 1922, en Aranjuez ( Madrid), ve la luz este gran novillero.
.
El 15 de Agosto del año1945, Ramiro Guardiola viste por primera vez su traje de luces. Es en la plaza de toros de Aranjuez en donde se enfrenta con la liturgia del toreo,”…. siendo tan entonados los lances y muletazos que despiertan el fervor de los espectadores”. (Revista Dígame).
.
Desde Valencia, Zaragoza, Cuenca, Ávila, Cartagena, Logroño y un sinfín de plazas hasta llegar a Madrid, Guardiola va dejando un reguero de aroma a torero. Su capote se impregna de arte y valentía.
.
Las crónicas de la época hablan de este novillero como, “…de una figura impávida frente al morlaco, de gallarda torería que practica los pases ciñendo al animal en torno a su cintura”. “ Molinetes, verónicas, manoletinas y otros pases de adorno y desplantes, emergen del capote y muleta de Guardiola de tal factura que los inventores hubieran firmado como suyos…”.

El día de su presentación en Madrid, las crónicas de la época (Dígame, Toreros, etc), recogen el triunfo apoteósico de Guardiola con expresiones como : “….Ramiro Guardiola puso cátedra de bien torear. Por eso fue aclamado por el público como una futura figura del toreo”…..Su estilo y su clase son los que acreditan a un torero, y Ramiro Guardiola lo es por esencia y potencia. Su ímpetu arrollador y su brío vigoroso le llevan por el camino de los triunfadores.” (Revista Dígame 1947).
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
.
Majestad, realeza, arte depurado, quietud, dominio…, todos estos conceptos quedaron huérfanos de un torero. Guardiola, sin dejar un adiós en su montera, se despidió silenciosamente de la gloria taurina. Su huella, enterrada en los ruedos, viva en la historia de la tauromaquia.
.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada