sábado, 19 de junio de 2010

En la cena de gala La Princesa Letizia deslumbra en Suecia


Miembros de las casas reales de todo el mundo han asistido este viernes a la cena de gala previa a la boda de Victoria de Suecia. Antes del 'si quiero' del sábado, el padre de la novia; el Rey Carlos Gustavo de Suecia, ha obsequiado a la pareja con un concierto al que ha acudido un nutrido grupo de la realeza, entre ellos el Príncipe Felipe y la Princesa Letizia, que ha vuelto a deslumbrar con un vestido rojo de gala.

Los Príncipes de Asturias han llegado al Eric Ericsson Hall de Estocolmo dados de la mano y saludando a la multitud que esperaba en la puerta para ver el desfile de personajes de la realeza, la nobleza y la sociedad sueca que comenzaban a llegar a media tarde.

La Príncesa de Asturias ha elegido para la ocasión un traje de gala rojo que recuerda al que utilizó en otra boda real, la de Federico de Dinamarca y Mary Donaldson. Esta vez ha decidido no llevar manga y ha lucido así un escote palabra de honor drapeado, enseñando sus hombros. El Príncipe no ha fallado al protocolo y ha vestido el clásico esmoquin que la ocasión requería.

A la cita también han acudido la Infanta Cristina y su marido, Iñaki Urdangarín; y la Infanta Elena, que ha lucido un traje color verde botella con claros toques patrios, ya que el escote estaba retocado con una mantilla española.

Por el Eric Ericsson Hall han desfilado también muchos otros miembros de casas reales, como el Príncipe Federido y su mujer, la Princesa Mary de Dinamarca, que llegó vestida con un traje color nude palabra de honor. Además, los novios han estado acompañados por Alberto de Mónaco y Charlene Wittstock - que asiste a su primera boda real-, Felipe y Matilde de Bélgica,Haakon y Mette- Marit de Noruega, el Príncipe Guillermo de Holanda y Máxima Zorreguieta o los Duques de Luxemburgo.

LA NOVIA, MUY ELEGANTE

La gran protagonista de la noche, Victoria de Suecia, llegaba acompañada por su prometido, Daniel Westling, a la cena de gala que ofrecía su padre en honor a ambos. La Princesa Victoria ha elegido para su última noche de soltería el color nude y el corte asimétrico, en un traje que le ha traído más de un problema ya que se ha pisado la cola en numerosas ocasiones, hasta el punto de que su futuro marido ha tenido que ayudarla para posar ante las escaleras.

Su hermana Magdalena, tan elegante como la novia, se ha decantado por un vestido de color azul claro palabra de honor, que adornaba con un collar y un semi- recogido de pelo. Magdalena de Suecia ha estado acompañada por su hermano, Carlos Felipe, que ha sido fiel a la etiqueta y ha escogido el esmoquin.

Tras el concierto con el que han sido obsequiados los novios y todos sus invitados, la fiesta continuará en la discoteca Café Opera, según recoge edición digital de la CBS.

Europa Press. fuente CHANCE Gente. foto: Reuters

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada