jueves, 20 de enero de 2011

El pintor Carlos Boix refleja el mundo en una especie de Tauromaquia

Por Julia Sáez Angulo

Boix marco. Foto Carole Newman

Una veintena de obras, entre óleos y dibujos integran la exposición “Swap” (Intercambio) del pintor Carlos Boix (La Habana. Cuba, 1949); una muestra en la que el artista muestra el mundo como una gigantesca tauromaquia en la que intervienen hombres, animales y cosas-

Artista cubano/sueco residente en Madrid desde 2009, después de haberlo hecho en París, Estocolmo, Ginebra y norte de África, Boix fue alumno del pintor cubano René Portocarrero y, durante su juventud en París, estuvo relacionado con el mundo surrealista, en especial con el pintor Roberto Matta, y de críticos y escritores de renombre como José Pierre o Alain Jouffroy.

Boix muestra su último trabajo plástico -Pintura y Dibujo fundamentalmente-, llevado a cabo durante los dos últimos años en sus talleres de Madrid, Ginebra y París. La exposición, bajo el título de “Swap”, se completa con dos videos sobre la trayectoria del artista, realizados por G.P.S. en España.

El catálogo de la exposición cuenta con un prólogo poético del dramaturgo y cineasta español Fernando Arrabal, y texto crítico de Julia Sáez-Angulo en el que se dice:

Iconos superpuestos de nuestros días

Swap, podría traducirse de modo inmediato como Intercambio, una idea que el pintor asume en su pintura hecha de superposición y amalgama de presencias y sugerencias, de imágenes y materias plásticas, en un armónico totum revolutum, claro reflejo de la sociedad en que vivimos. Conceptos que va desarrollando a base de figuras, animales, plantas u objetos cotidianos que se traducen en iconos de nuestros días”, según escribe la crítica de arte Julia Sáez-Angulo en el catálogo.

La pintura de Boix contiene la ironía y el humor que se funde en el smog de nuestra sociedad. Es como un baño o una ducha del paisaje urbano, del paisanaje circundante, del consumismo acumulativo... que va dejando la estela del perfume político y social de nuestro tiempo.

Las telas de este artista poseen mensajes y colores como un camaleón, en un permanente cambio. Su pintura es excéntrica, provocadora y existencial; tiene conexiones con el espacio y el universo que son aparentemente caóticas pero, a la vez, unidas dentro del fascinante mundo del show. Un lenguaje aparentemente lúdico, con muchas cargas de profundidad.

El trabajo de Boix es una traducción plástica del bullir de nuestro tiempo; la visión de un calidoscopio lleno de significados, de hipersensibilidad creativa que une lo divino y lo humano, lo bufón y lo grotesco, con una elegancia espiritual y erótica, al mismo tiempo. Su discurso tiene referencias a lo religioso, al fetichismo, al consumo y al mecanicismo de las nuevas tecnologías.

Exposición de Pintura y Dibujos Del 26 de enero al 2 de marzo de 2011.

Inauguración: 26 de enero; 19,30 a 22,00 horas

Centro Cultural Pérez de Riba. Sala Maruja Mallo

c/ Principado de Asturias, 28. 28231 Las Rozas (Madrid); Tel 916 376 496

Como llegar: RENFE C-7 y C-10; 621 y 622 desde el intercambiador de Moncloa (Parada Burgocentro): Horario: Lunes a Viernes: De 10 a 14 h. y de 17 a 21 horas. Sábado: De 10 a 14 horas.

Más información: www.carlosboix.ch

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada