lunes, 17 de enero de 2011

"EL TONTO NO DESCANSA": EL ILUSTRADO Y SU DIATRIBA

Otro antitaurino del zapaterismo, Antonio Muñoz Molina firma:
"Diatriba del ilustrado /El País/
======================


"...Que en España haya corridas de toros y alegres fiestas patronales en las que con subsidio y bendición oficial son martirizados animales indefensos es una anomalía tan escandalosa como que los centros educativos de la Iglesia católica sean sostenidos por el dinero público ..."

Juan Lamarca
Madrid, 16 de Enero de 2011
Habló el ilustrado y subió el pan. Expele lo que lleva dentro, el resentimiento contra la mano que lo sacó de la miseria y contra los valores y tradiciones que hicieron felices en su infancia y juventud al pueblo donde nació y se crió. Nunca Úbeda gozó de una etapa de prosperidad y concordia tras superar la estela de los crímenes perpetrados por aquellos desilustrados que montaran su Paracuellos de La Loma, y que despertaran la admiración de este ilustrado alojado en el cubil del Instituto Cervantes de Nueva York. Fue la época que un torero –Antonio Millán Carnicerito de Úbeda- entusiasmaba a sus paisanos toreando al natural sin que nadie osara pensar que se dedicara a asesinar a animalitos indefensos, como ahora define al toreo este académico de cambalache político, chupóptero impenitente del erario público. Su mensaje contra las corridas de toros es el que prende entre la horda de correligionarios ubetenses para atentar contra el monumento erigido por suscripción popular al recordado torero, y donde precisamente se pintarrajea con el calificativo de ¡asesino!

La larga vida del invicto General, tan lamentada por el escritor de cámara de la mamandurria oficial, mira por donde, permitió su fuga de la media hambre familiar. y además ¿qué hubiera sido de este combatiente de espíritu chekista de no ser por la subvención oficial a los colegios católicos y la explosión del milagro español de la enseñanza –otro milagro más de la Oprobiosa-? Pues muy fácil, que el de la diatriba no hubiera podido ir gratis en su pueblo al colegio de la SAFA de los jesuitas, ni cursar bachillerato en el Instituto de Enseñanza Media “San Juan de la Cruz”, ni hubiera obtenido beca para irse a la Universidad de Granada a obtener su licenciatura en Historia del Arte. Ya podría dar las gracias por aquellas subvenciones y becas que durante el denostado régimen permitieron a los hijos de los obreros el acceso a la enseñanza media y superior. En la clamorosa gratitud que suele mostrar el neoyorkino de pesebre no está solo, alguno más hay por ahí…..y desde las más altas instancias.

En una cosa no ofrece dudas, se trata de su obediencia servil; que su jefe ZetaP no quiere toros….pues él tampoco…y ¡leña al mono! En este caso contra un animal indefenso, el toro.
Lo que realmente está sin defensa en la España de hoy es la Fiesta ante gentuza de esta calaña.

Monumento erigido en Úbeda (Jaén)

a Antonio Milllán "Carnicerito de Úbeda

Fuente: Blog Del toro al infinito

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada