martes, 31 de mayo de 2011

LO INSÓLITO COTIDIANO: LAS DOS BOINAS DE BAHAMONTES

©Dolores de Lara

La famosa escalera del  “Currito”

Por ANTONIO D. OLANO / Reportaje gráfico:© DOLORES DE LARA

©Dolores de LaraSe cumplen cincuenta y dos años del “tour de Francia” ganado por Federico Martin Bahamontes que, además, se entretuvo coronándose “rey de la montaña” en seis ocasiones. Posiblemente no haya existido en el mundo un ciclista que le iguale, no solo en triunfos sino en originalidad. Tanto es así que los “amigos de la boina” se la imponen por segunda vez, cosa verdaderamente insólita. Desde que se fundó el club sin normas institucionales, no se repitió la coronación del mismo personaje.

A la manera de que en Estados Unidos existen generales de una dos y tres estrellas, los boineros comandados por el ingenioso hidalgo Don Alfredo Amestoy que, juvenilmente, continúa buscándole los tres pies al gato. Aunque los boineros no tiene directiva si tienen dirección. Y les gusta el `perfume de mujer. Debido a ello, desde hace tiempo, solamente se permite la presencia de una mujer a la que, previamente a la ceremonia de investir boineros a los nuevos co-chapeleros. En la penúltima de las ceremonias la princesa altiva fue una mujer- mujer, presentadora- Alfredo Amestoypresentadora que, sin establecer competencia con sus colegas femeninas, el número uno de nuestras televisiones. Por competencia, por belleza y por altura física e intelectual. Su nombre: Anne Igartiburu. Se hizo esperar, cosa permitida a las damas; pero no fue “culpable”. La Casa de Campo es un laberinto, de Creta; pro sin clásicos y siempre se pierde quien entra en ella.

Los comensales, como el cielo, supimos esperar. Bien en el centro Bahamontes, hecho un jovenzano. Tan ágil, de musculatura e inteligencia, como nunca. Bahamontes más que un ser humano, que lo es y en alta dimensión, es un milagro de la Naturaleza. Es el +único deportista que después de retirado mantiene su “sen·”, incluida una popularidad en cuarto creciente. Federico, que en realidad se llama Alejandro, es un “gentlemand” que en Castilla debe traducirse a caballerazo­. Con respecto a él debemos recordar a Borges, también poeta como el campesonísimo: Solo hay una cosa que no hay, que es el olvido”.

Es imposible hacer relación completa de los asistentes. Presidiendo José María Alvárez del Manzano un Alcalde que ha dejado huella imborrable en los madriles. Hablaba de todo, sobre todo de Toros, con Bahamontes. Los dos se vistieron de corto en festivales. El múnicipe quería ser torero: “Soy sevillano y desconozco que tenía “pellizco” Pero me fui a la Universidad”. Al águila quisieron contratarle para una serie de festivales, como lamentaron con Carrasco, Nieto, Fred Galiana.

©Dolores de Lara

Alfredo Amestoy, José Mª Álvarez del Manzano, Anne Igartiburu, Federico Bahamontes y Antonio D. Olano

Alfonso Arteseros, que quisiera ser la rana a la que una princesa acuesta a su lado, es un bonachón. Y, como debe pensar que los boineros estamos en edad `re-añchimer. Nos recuerda que vuelve a presentar su libro “España en mi memoria”. Luis Cepeda, “chapeau” para el numero uno de los periodistas gastronómicos habla de sus experiencias de reportero con el inmortal Bahamontes. Federico el grande amo y muñidor de Torres Bermejas en donde late el flamenco y se cuecen los garbanzos de plata como el que, próximamente, se ofrecerá Ruiz Gallardón. La impositora imponente es Laura Valenzuela, como Marcial, ,la más grande.

©Dolores de Lara

Anne y Bahamontes con un gesto muy picarón después de haberles sido impuestas las simbólicas boinas

Presentes Angel Manuel García, relojero y cancerbero de un Madrid del que parece el dueño, nos pone en hora. Siempre sabio y bigotudo, el maestro enrique de Aguinaga, y con hechuras de Bohemio, con barba más larga que su estatura, Luis Prados de la Plaza.

No podía faltar un Águila (Carlos Jiménez del Águila), ni el eterno anfitrión de “Txozo Zar” Carlos Perera, nacido para patriarca y bondadoso sermonero. Allí Rafael Jiménez, el pasado Alcalde.

El joven octogenario Bahamontes es el primero en inaugurar esta carrera boinistica. Desde hace un par de años las comidas de los socios, sin necesidad de carnet, han cambiado mucho. Sabido es que solamente, y a la manera de los chocos vascos son admitidos los hombres (la ministra del Ramo está a punto de exigir que no se discrimine a las hombras). Sin embargo Amestoy que es un cachondo, elige la dama que le viene en gana, y los apetitos del presidente siempre anuncian hambrina. De modo que soslaya la costumbre y pone boina blanca sobre la cabeza, bellas cabezas, de la madrina del boinocantano.

©Dolores de Lara

Los ponedores de la boina: Anne y el presidente de la misma, Alfredo Amestoy

Bahamontes, que de primer nombre tiene el de Alejandro, siempre ha sido fiel a Fermina. La fidelidad no significa que se cierren los ojos ante las beldades que Dios puso sobre la tierra.

La sede social de “Los de la Boina” está sita en la Casa de Campo madrileña y tiene como nombre “Currito” que un día nos vino desde Santurce a Callao trayendo consigo sardinas frescues, sin necesidad de lucir la pantorrilla. Supo ganarse el cariño de madrileños y de más turistas que llenan sus comedores.

Currito se nos fue brindando con Xacoli; pero su alegre espíritu habitó entre nosotros.

Muchos oradores para exaltar las conocidas virtudes de Don Federico, de la Mancha. O, si ustedes lo prefieren, el genio y pionero del ciclismo, que junto a Miguel Utrillo y yo coreaba un pícaro cuplé:

“La bicicleta,
la muy coqueta,
tiene una cosa
que se llama sillín,
¡el muy pillín,
el muy pillín!”

Las reuniones de los caballeros cubiertos suelen ser pantagruélicas y generosas en ingenio, verborrea, etc.

Don Federico. El “águila de Toledo”, ya tiene dos boinas.

Como se dice en las “sevillanas”, “niño ¿vamos a por la tercera!”.

O a por la primera Ama juna fecha: el 18 de julio. Día en el que ganó su primera carrera. Y otro 18 de julio, hace 52 años, lo admiró en mundo viéndole, nuevo Napoleón; pero de Toledo, reinar ante el Arco de Triunfo, hace 52 años, tras ganar el Tour. Entonces no se confundían con los himnos. Del español, que allí se escuchó, ©Dolores de Laratenia melodía y versos, Es decir, era y debería seguirá siendo el español. Las estrofas son de José María Pemán. El ritmo, españolísimo. Nuestro hoy dividido país era entonces  un mundo con melodía.

Federico, que brindó su triunfo mundial al Caballero de la Triste Figura, nos hizo peregrinar en bicicleta para rendir homenaje al personaje cervantino. El semejaba a Don Quijano. Su fiel amigo, Miguel Utrillo, era su Sancho.

Os hubiese encantado topar con la Dulcinea soñada, sin duda Anne. Pero ella, que fue también ciclista, tenía que esperar varios, muchos años para traer su luz a nuestro universo.

©Dolores de Lara

El pórtico del Currito cubierto de boinas negras

--- OTROS MOMENTOS DEL ACTO ---

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

¡ Cha – cha – cha !

©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara  

 Bahamontes, Dolores de Lara y Anne ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

TODOS QUISIMOS POSAR CON FEDE Y ANNE

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada