domingo, 12 de junio de 2011

EL DOSIER DE JUAN DE LARA, 3ª ENTREGA: PALOMA GÓMEZ BORRERO – 13/01/2008

 El pasado 1 de Mayo, como todos sabéis, se rubricó la beatificación del Papa Juan Pablo II en la ciudad del Vaticano, calificada como la más rápida de la historia moderna (6 años y 29 días).
 
Paloma Gómez Borrero, además de ser la primera mujer corresponsal en el extranjero de la televisión nacional, posee un amplio conocimiento de la Santa Sede, adquirido tras su largo periplo profesional en Italia y el Vaticano.
 
Esta entrevista, publicada el 13 de Enero de 2008, supuso un interesante recorrido a lo largo de los cuatro últimos pontificados, desde Pablo VI hasta Benedicto XVI, pasando por Juan Pablo II, con quien la periodista madrileña mantuvo una relación muy especial.
 
PALOMA GÓMEZ BORRERO
La primera mujer corresponsal en el extranjero de la televisión nacional
 
<< Cuando Juan Pablo II murió me pareció que había perdido por segunda vez a un padre >>
 
©Dolores de Lara Fotografías: ©Dolores de Lara
 
Juan de LaraAdemás de su labor como corresponsal en Italia y el Vaticano, que aún ejerce con la Cadena COPE, Paloma ha desempeñado muchas más funciones relacionadas con el mundo de la comunicación y el periodismo: ha colaborado en todos los magazines que ha conducido María Teresa Campos: Pasa la vida (1991-1996) en TVE, Día a día (1996-2004) en Telecinco y Cada día (2004-2005) en Antena 3; también ha sido habitual colaboradora en el programa de Nieves Herrero “Hoy por ti”; asimismo, ha sido corresponsal de la Venevisión (Venezuela) y Teve-Hoy (Colombia); ha publicado varios libros… Intentar citar todo el repertorio de esta gran profesional es casi imposible y preferimos dejar un gran etcétera por temor a saltarnos algo.
 
Actualmente, aparte de su labor de corresponsal en la COPE, colabora en “La tarde con Cristina”, programa de esta misma emisora de radio; trabaja para TV Azteca de México y, además, participa como habitual contertulia en el programa que presenta Jordi González en Telecinco: La Noria.
 
1. ¿Cómo afronta estas nuevas participaciones en radio y televisión?
Las afronto con la misma ilusión y siempre con el deseo de contar lo que puede interesar a quienes nos escuchan. No he cambiado con el pasar de los años; cada día es como el primero.
 
2. Entre su faceta como escritora, la televisión y la radio, ¿con qué rol se siente más identificada?
Me identifico sólo con el periodismo; no me considero una escritora. Mis libros, incluso los de cocina, son reportajes.
 
<< Ser corresponsal y la primera mujer que llegaba a ese puesto era un reto, un desafío que me pareció apasionante >>
 
3. Remontémonos a sus inicios… ¿Qué recuerda de sus primeros años como corresponsal de TVE?
En los primeros años de corresponsal en Italia y el Vaticano me tocó informar de acontecimientos realmente importantes y únicos: el asesinato de Aldo Moro, la muerte de Pablo Vl, dos cónclaves... Noticias que han marcado una época y, claro está, también a mí.
 
4. ¿Cómo le eligieron corresponsal de TVE para Italia y el Vaticano? ¿A qué se dedicaba en esos momentos? Trabajaba ya en la corresponsalía de Roma de TVE, colaborando con el entonces corresponsal Francisco Narbona, para los programas infantiles. Cuando Narbona fue destinado a Sevilla y en espera de que viniera el sucesor, José Antonio Plaza, yo fui, digámoslo así, la suplente. Plaza nunca llegó a venir y el Director General me nombro corresponsal oficialmente.
 
Paloma hablando en la presentación de un libro
 
5. ¿Cómo recibió la noticia?
Recibí la noticia con un cierto temor. Me preguntaba si lo haría bien, pero a mí lo más difícil me atrae muchísimo más que lo fácil. Ser corresponsal y ser la primera mujer que llegaba a ese puesto era un reto, un desafío que me pareció apasionante.
 
6. ¿Quién se puso en contacto con usted para comunicárselo? Me lo comunicó Narbona y el director de los Informativos de TVE.
 
<< Las maletas para irme de España a Italia no las hice por trabajo, sino, aunque resulte un poco cursi, fue por amor >>
 
7. Supongo que hacer las maletas para mudarse desde España a Italia supuso un gran cambio en su vida… ¿Cómo lo vivió? ¿Fue duro?
Las maletas para irme de España a Italia no las hice por trabajo, sino, aunque resulte un poco cursi, fue por amor. Me casé con un piloto italiano y me vine a vivir a Pisa. Seguí enviando reportajes, pocos, y luego, al trasladar a mi marido al Estado Mayor del Aire en Roma, ya empecé con la televisión y con colaboraciones fijas y semanales con “Sábado Grafico” y otros medios.
 
Paloma junto al Nuncio Apostólico de España, Manuel Monteiro de Castro8. ¿Qué tal fue su adaptación a este nuevo país?
En Italia ya había vivido años antes; también viví en Alemania y en Francia, y no me ha costado nunca adaptarme a otra nación. Hay que vivir con optimismo aceptando lo bueno que tienen y sin dejar espacio a la nostalgia de la patria, sin hacer comparaciones, procurando integrarse con los habitantes y las costumbres.
 
9. Usted que conoce mejor que nadie los pasillos de la Santa Sede… ¿Cómo era y es la vida de paredes a dentro?
La vida en la Santa Sede es normal: se trabaja y hay unas reglas y normas rígidas que se deben respetar. No es fácil entrar en la Secretaria de Estado, ni tampoco, así como así, en la Ciudad del Vaticano. Debes tener autorización y pensar que los monseñores no quieren que se les entreviste.
 
10. ¿Le han dispensado alguna vez un trato diferente o discriminatorio en la Santa Sede por ser mujer?
Nunca me he sentido discriminada, es más, he encontrado siempre ayuda y colaboración. Los colegas vaticanistas me han protegido en los comienzos y, por ejemplo, en el cónclave, a la muerte de Pablo VI, batí el record de entrevistas a los cardenales electores, por supuesto, en las semanas antes de entrar en el cónclave. A veces bromeo y digo que me ayuda el llamarme Paloma por aquello del Espíritu Santo.
 
<< Juan Pablo II era experto en humanidad y el político de Dios >>
11. ¿Cómo se siente al saber que fue la primera mujer corresponsal en el extranjero de la televisión nacional? ¿Cree que eso supuso un gran avance en la incursión de la mujer en el panorama periodístico? Me sentí orgullosa y muy contenta porque representaba un buen salto en mi carrera y con el pasar del tiempo y la entrada de “corresponsalas”... y buenísimas, me decía a mí misma que en el fondo había abierto el camino.
 
Paloma con su Premio ‘Master de Oro’ del Forum de Alta Dirección12. ¿Se siente una pionera por ello?
Por supuesto.
 
13. En 1983 fue destituida como corresponsal por el director de RTVE, José María Calviño. ¿Conoce cuáles fueron los motivos?
Los motivos, en mi opinión, fueron “políticos”. El PSOE, en el Gobierno, quería demostrar que no era necesario informar demasiado del Vaticano y del Papa. Me propusieron abrir la corresponsalía en Atenas. Por lo tanto, no era contra mí, sino contra la información que yo daba.
 
14. No obstante, inmediatamente después de aquella destitución, pasó a formar parte de las filas de la cadena COPE para seguir desempeñando la misma labor. ¿Qué diferencias apreció entre desempeñarla para la radio y para la televisión?
La radio es mucho más inmediata, personal, no tienes imágenes, tienes sólo que conquistar la atención con lo que dices, con la voz, como lo cuentas... Eres mucho más tú misma. En la tele a menudo te superan las imágenes.
 
15. Durante su andadura como corresponsal del Vaticano ha tenido la oportunidad de conocer bien a los cuatro cardenales que han ostentado el cargo de Sumo Pontífice: Pablo VI (Giovanni Battista Montini), Juan Pablo I (Albino Luciani), Juan Pablo II (Karol Wojtyla) y, actualmente, Benedicto XVI (Joseph Ratzinger). ¿Qué nos puede contar sobre cada uno de ellos?
De Pablo VI poco puedo contar, estaba ya muy enfermo cuando yo empecé. De Juan Pablo I, también muy poco (duró 33 días); me pareció sencillo, cercano, me dio la impresión de ser un buen párroco. Juan Pablo II ha sido un gigante que ha marcado la historia. Y, aunque sólo fuera por la caída del Muro de Berlín, Benedicto XVI es el mayor teólogo de la Iglesia, de una inteligencia impresionante, el único que podía suceder a un Papa como Karol Wojtyla.
 
<< Si a Juan Pablo II se le iba a ver, a Benedicto XVI se le va a escuchar >>
 
16. Se comenta que Juan Pablo II tenía una gran complicidad con usted, ¿es cierto?
No, complicidad no. Me ha visto muy a menudo a lo largo de sus 27 anos de pontificado, le he seguido en todos sus viajes y siempre tuvo un afecto paternal conmigo, detalles que nunca podré olvidar y que nunca le agradeceré bastante, conmigo, con mi madre, con mi marido, con mis hijos… Cuando murió me pareció que había perdido por segunda vez a un padre.
 
17. ¿Qué destacaría de él?
Destacaría su enorme humanidad. Siempre he dicho de Juan Pablo II que era “experto en humanidad y el político de Dios”.
 
©Dolores de Lara18. ¿Qué consejo, conversación o anécdota con Karol Wojtyla recuerda con más cariño?
Anécdotas… ¡tengo tantas! Pero me conmovió cuando él supo que me iba de TVE y el día que di mi última crónica, el primero de enero, Día de la Paz, quiso que mi hijo pequeño, Giorgio, en el Ofertorio de la Misa en San Pedro, le llevara, como ofrenda, una paloma blanca. La llevó dentro de una jaula adornada con lacitos blancos. Y las fotos de aquel día inolvidable de mi hijo con el Santo Padre hablándole, las guardo como un tesoro.
 
19. De los ciento cuatro viajes que ha realizado con Su Santidad con motivo de sus visitas papales, ¿con cuál de ellos se quedaría?
De los ciento cuatro viajes, sin duda el primero y el último que hizo Juan Pablo II a España y, si puedo quedarme con otro, el viaje a Cuba.
 
20. ¿Qué nos puede contar sobre la reunión informal que mantuvo con el Rey y Juan Pablo II en Madrid con motivo de su último viaje pontificio?
De lo que habló el Papa con el Rey no sabemos nada; era una conversación totalmente privada. Lo que sí puedo decir es que el Santo Padre tenía un cariño muy especial por D. Juan Carlos y Dña. Sofía y que, al salir el "pool" de periodistas que cubríamos el encuentro, el Papa me llamó para que me acercara. Saludé a los Reyes y le di las gracias a Juan Pablo II por la visita, ¡su última visita! Y entonces el Papa me dijo: “Estoy muy feliz de haber venido a España. ¡Qué grandes santos! ¡Qué gran juventud! ¡Qué gran pueblo!”. Le vi que lo decía con mucha emoción.
 
21. El Papa antecesor a Karol Wojtyla, Albino Luciani, murió sólo 33 días después de ser nombrado en el cargo. ¿Cómo se vivió aquel inesperado suceso en el Vaticano?
La muerte de Juan Pablo I fue tan inesperada que causó estupor en el mundo entero. Luego supimos que estaba muy delicado de salud, pero la noticia fue un bombazo y dio, como sabemos todos, pie a muchas especulaciones y mucha imaginación a lo Agatha Christie.
 
22. ¿Tuvo oportunidad de intercambiar unas palabras con él antes de su muerte?
Nos recibió nada más ser elegido Papa a los periodistas que cubrimos el cónclave. Fue muy cariñoso con todos pero nunca hablé con Juan Pablo I. Sí soy muy buena amiga de su sobrina Lina, la hija de su única hermana.
 
23. ¿Sabe por qué dicho Papa renunció a la ceremonia de coronación?
Porque está fuera de lugar un Papa Rey. El Papa es el párroco del mundo; debe ser un anunciador del Evangelio y cuanto más cercano y sencillo sea, más se atraerá a los fieles.
 
24. Hay gente que comenta que quizás él no debería haber sido erigido en el cargo y que su muerte fue una “voluntad divina” para que Karol pudiera ocupar el cargo… ¿Qué opina sobre este rumor?
La realidad es que sin Juan Pablo I no hubiera venido Juan Pablo II: un Papa del Este de la Europa de detrás del “Telón de Acero”. Hay que pensar que Dios escribe derecho con renglones, a veces, torcidos.
<< A veces bromeo y digo que me ayuda el llamarme Paloma por aquello del Espíritu Santo >>
 
25. Volviendo a la época actual… ¿Qué opinión le merece el nuevo Papa: Joseph Ratzinger?
Joseph Ratzinger es la gran cabeza de la Iglesia. Sus escritos, lo que dice, son de una fuerza y belleza enorme. Era el más estrecho colaborador de Juan Pablo II; era un intelectual que ahora está aprendiendo a ser muy cercano a todos. Si a Juan Pablo II se le iba a ver, a Benedicto XVI se le va a escuchar.
 
©Dolores de Lara 26. En este tramo de reinado del nuevo Pontífice y tras acompañarle en siete de sus viajes, ¿ya ha tenido ocasión de intercambiar unas palabras con Su Santidad?
Le conocía y le entrevisté cuando era el cardenal Ratziger; hablé con él dos o tres días antes de morir Juan Pablo; le salude al encontrarle camino de su casa; después le he visto en los aviones cuando ha venido a estar un rato con los periodistas...
 
27. ¿Ve alguna similitud entre ambos?
Son complementarios y los dos son de una espiritualidad y tienen una capacidad de orar grandísima.
 
28. Juan Pablo II ha sido un Papa muy querido y respetado por todos y su imagen dejará una huella imborrable. ¿Cree que Benedicto XVI conseguirá llenar el vacío que dejó su marcha?
Poco a poco lo está consiguiendo. Sin olvidar a Juan Pablo II, está conquistando con su forma de ser y sus discursos.
 
29. ¿Qué destacaría del nuevo Papa?
Su inteligencia y la claridad de sus discursos, y una Encíclica, "Dios es amor y caridad", que es una autentica pieza maestra.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada