lunes, 20 de junio de 2011

VITIGUDINO RESPONDIÓ AL HOMENAJE A SU PAISANO SANTIAGO MARTÍN “EL VITI”

©Dolores de Lara

Por Marco A. Hierro
Reportaje gráfico: ©Dolores de Lara

Vitigudino respondió al homenaje a su paisano Santiago Martín El Viti, uno de los matadores de toros más grandes de todos los tiempos y llenó la plaza para ver un cartel de campanillas en el que abría Sergio Galán. El taranconero recibió al excelente novillo de El Canario con mucha templanza montando a Uranio. El tordo le dejó siempre la grupa en la cara y se ajustó en el rejón. Los mejores momentos de la tarde llegaron montando a Ojeda, con el que cosió el toro a la panza toreando de costado, llevando muy muy templada la embestida y batiendo en un palmo de terreno en las dos banderillas. Con Apolo, mostró la regularidad, se lo pasó cerca y lo dejó perfecto para colocar dos cortas, con Fado enterrar el rejón y cortar las primeras dos orejas de mucha ley.

©Dolores de Lara

A pie El Cid mató el primer novillo por su compromiso de mañana en Algeciras, al igual que Cayetano. El animal de Carlos Charro bajo y perfectamente hechurado resultó ser un dechado de clase, de calidad y de humillación. El sevillano Cid lo toreó a placer sobresaliendo con los vuelos de la mano izquierda. Mató de estocada entera trasera y cortó dos orejas.

©Dolores de Lara

Idéntido premio se llevó Cayetano, que recibió con un ramillete de verónicas al novillo de Domingo Hernández. Menos clase tenía el toro pero más transmisión y Cayetano le cogió el pulso en las primeras ©Dolores de Lara tandas para protagonizar un trasteo de más a menos que culminó con otra gran estocada y paseando otras dos orejas.

Juan Mora se encontró con un novillo de Montalvo que se acabó antes de comenzar la faena de muleta. Fueron buenas las verónicas y tuvo sabor la media, pero con la apañosa el novillo se mostraba remiso a la embestida. Dejó disposición y detalles de muchísimo sabor y torería antes de cortar la oreja que no paseó.

©Dolores de Lara

De idéntica condición fue el novillo del Puerto de San Lorenzo que enlotó Juan Serrano, Finito de Córdoba. El torero quiso buscarse en el toreo a la verónica e intentó variedad en los quites pero el novillo se mostró falto de la más mínima condición. Alguna tanda suelta con la mano derecha de regusto y sabor fue el bagaje que le sirvió para cortar otra oreja que también se negó a pasear.

©Dolores de Lara

Más boyante fue el novillo de García Jiménez que hizo sexto. El Fandi lo celebró con una larga cambiada y lo toreó a la verónica a placer, aprovechando su buen tranco. Formó un alboroto en banderillas y ya con la muleta aprovechó la gran condición de un novillo boyante con calidad y entrega. Pulseó muy bien con la mano izquierda pero fue con la derecha cuando llegó el toreo más largo. Mató de estocada fulminante y paseó el rabo que pidió una plaza enfervorizada que también aplaudió la vuelta al ruedo en el novillo en el arrastre.

©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

Nobleza y calidad tuvo el novillo de Carmen Lorenzo que lidió Pedro Capea. Bien con el capote y variado en los quites El Capea le cogió rápidamente el ritmo y le dejó la muleta siempre muy puesta en una entonada labor que sobresalió con la mano izquierda. Mató de pinchazo y estocada fulminante y paseó las dos orejas.

Alberto Revesado se enfrentó al novillo de Lorenzo Rodríguez de Espioja. Un animal de bonita estampa pero corto recorrido con el que Revesado, siempre voluntarioso, se la echó muy bien por el pitón derecho. Pero fue por el izquierdo por donde llegaron muletazos sueltos de calidad. Pinchó al matar recibiendo y los trofeos se quedaron en una oreja.

©Dolores de Lara

Tan dispuesto como verde estuvo Carlos Huerto, con un buen novillo de Herreros. Fue una tanda por el pitón izquierdo la que más calado tuvo en el tendido de su pueblo, que le premió con dos orejas con una ovación al matar al animal.

©Dolores de Lara

Juan Mora regala el sobrero de Juan Manuel Criado, un animal con transmisión al que fue capaz de cuajar con el capote y al que pudo instrumentarle series muy sentidas con la mano izquierda ya con la muleta. Entregado el extremeño a una labor de sentimiento, se le fue la espada atravesada, lo que no fue óbice para que le cortase las dos orejas y pusiera el broche de oro al homenaje al maestro de Vitigudino.

©Dolores de Lara Broche final con Juan Mora

©Dolores de Lara

 Santiago Martín “El Viti” ¡Qué grande eres!

VÍDEOS DEL FESTIVAL TAURINO

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada