domingo, 3 de julio de 2011

PAUL KENYON PREMIADO POR LA ACADEMIA DE LAS ARTES DE TELEVISIÓN DE ESPAÑA

Fotografía© DOLORES DE LARA LA ACADEMIATV ENTREVISTA

AL PERIODISTA DE LA BBC, PAUL KENYON 

Fotografía:©Dolores de Lara

La Academia de las Ciencias y las Artes de Televisión de España ha premiado el trabajo de denuncia social de la explotación infantil en África del reportaje Chocolate: the bitter truth ¿Qué supone para usted este Reconocimiento Internacional?

Tanto para mí como para mi equipo es un gran honor recibir un premio tan prestigioso como este. Es gratificante saber que nuestros reportajes tienen repercusión más allá del Reino Unido.

¿Cómo surge la idea de este reportaje? ¿Cuáles eran los objetivos?

La idea de este reportaje surgió cuando nos planteamos los enormes beneficios que generan las grandes empresas del chocolate y lo contrastamos con las regiones del mundo de las que extraen sus materias primas. Todas las plantaciones de cacao se encuentran próximas al ecuador, en comunidades muy empobrecidas. Estas empresas dependen de las cosechas de cacao, muchos de los trabajadores son analfabetos, no pueden cambiar de trabajo y no tienen protección laboral. En resumidas cuentas, están altamente expuestos a la explotación. Además hay que sumarle que se trata de regiones remotas e inaccesibles y por tanto difíciles de vigilar. Ahí es cuando tu instinto periodístico te sugiere que hay una historia que contar.

Una de las historias más especiales es la del niño Ouare Fatao. El reportaje propició el encuentro con su madre. ¿Cómo la recuerda?

Fatao era uno de los miles de niños que trabajan en África Occidental fabricando el chocolate que consumimos. Lo más alarmante de su historia era que su propia familia lo había vendido porque era la última posesión de valor que les quedaba.  Es decir, que lo vendieron para sobrevivir.

¿Cuándo y por qué surge su vocación por el periodismo de denuncia social?

Llevo muchos años realizando reportajes sobre derechos humanos. Me apasiona darle voz a aquellos que no pueden hablar por sí mismos. En la India ví grandes empresas farmacéuticas utilizando personas para hacerles experimentos como si fuesen animales. En Camboya, a las empresas de deporte utilizando niños para fabricar sus prendas. Nadie se preocupa por estas personas, y para mí es un honor formar parte de una profesión a través de la cual, por suerte, podemos marcar la diferencia en sus vidas.

¿Qué momento destacaría de su trayectoria profesional?

El momento más destacado de mi trayectoria profesional tuvo lugar hace poco en Libia, cuando descubrimos que uno de los propios hijos de Gadafi había ordenado masacrar a protectores desarmados.

Fue el primer periodista en desvelar las instalaciones nucleares secretas iraníes. ¿Cómo lo vivió?

En Irán nos dieron un soplo. Nos facilitaron un mapa con las coordenadas donde se encontraban tres instalaciones nucleares secretas. La policía secreta nos seguía a todas partes, así que los teníamos que despistar antes de empezar a grabar. Nos tuvimos que meter en una zona ilegal y escondernos con mantas en la parte de atrás del coche. Nos detuvieron cuando intentábamos salir del país y nos confiscaron todas las cintas, pero ya habíamos sacado ilegalmente las fotos más importantes a través de un vuelo diferente el día anterior.

¿Cree que está suficientemente valorado el trabajo de los reporteros que trabajan en zonas de conflicto?

Soy consciente de que este tipo de periodismo suele recibir financiación insuficiente. Es caro enviar reporteros a estos lugares y, además, se puede tardar varios meses en asegurar una buena historia. No hay muchos medios de comunicación dispuestos a apoyar este tipo de reportajes, y por ello estoy orgulloso de que la BBC continúe invirtiendo en estos proyectos.

¿Cuál ha sido el momento más difícil de su carrera?

Mi momento más complicado como profesional fue cuando me detuvo la policía secreta iraní. Por entonces yo fumaba, pero temblaba de tal manera que no podía ni encender un cigarro.

BBC es un referente televisivo mundial. En su opinión, ¿cuál es la clave de una televisión de calidad?

La clave de la calidad de la BBC es su independencia. No dependemos de la publicidad y somos independientes del gobierno. Esto repercute en que no tenemos que seguir una línea determinada en una historia; salimos, hallamos la verdad y la contamos de una manera justa y equilibrada.

¿En qué proyectos está trabajando para Panorama?

Me voy a Japón la semana que viene a hacer un reportaje ahora que han transcurrido seis meses desde el tsunami, y después espero volver y poder relajarme.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada