martes, 13 de septiembre de 2011

JARDIEL SIGUE ESTANDO VIVO

Enrique Jardiel Poncela(Archivo)CON LAS CINCO ADVERTENCIAS DE SATANÁS,  EN EL “MARQUINA” MADRILEÑO

Por ANTONIO D. OLANO/ Fotografías:©DOLORES DE LARA

Antonio D. Olano

Para pasar de moda es necesario no haber estado de moda nunca. Y eso ocurre con los autores inmensos como Enrique Jardiel Poncela. Solamente los quita de circulación la idiocia de los ignorantes o de los que no saben comprenderlos. De ahí que precisen ser redescubiertos de cuando en cuando. No se me ocurre afirmar que sin gentes como Gustavo Pérez Puig dejarían de existir autores como sus amigos: Enrique Jardiel Poncela o Miguel Mihura porque están ahí para siempre. Pero un escritor, especialmente de Teatro, precisa ser reencontrado cuando los tontos del nabo han dejado que se pierdan sus huellas. ©DOLORES DE LARA

Gustavo los ha encontrado, lo cual en este país de pandereta de modernidad, es lo mismo que reinventarlos.Levántate y anda pensó. Jardiel y  Mihura, ahí los tienen, baílelos, salidos de la reencarnación a los que los había condenado la idiocia e ignota de este país que crucifica a los suyos y, después, con vocación de plañidera los llora.  

Lluch Garín, Luca de Tena, José Tamayo y Gustavo Pérez Puig, engrandecieron el templo escénico de la Plaza de Santa Ana.

En pocos meses, con sus delirios de grandeza y deseos de hundir la Cultura de un Municipio  los mandamás, la ejecutiva de las sorpresas, ha convertido el coliseo en un patio de monipodio. Se pasó de grandes estrenos o reposiciones que triunfaban rotundamente, a un "carrousel" de despropósitos por el que desfilan docenas de "troupes" que soportan algo nuevo o bueno y desaparecen inmediatamente tras llevarse los "jayeres" que pagamos todos los contribuyentes.

El actual director, por otra parte competente cuando le viene en gana, como es el señor Gas y Electricidad, repone montajes ya pasados de fecha de caducidad sin dar  un palo al agua. Un día la hija de un gran caballero, ocupará con el gobierno la cartera (ojo, no dejar carteras sueltas que se las llevan), asaltará la cartera de Cultura y llevará a su lado a quienes alegremente pueda favorecer a pesar de que no sepan ni hacer la o con un canuto: a sus “amiguetes”. Como el tal misterioso ministerio asumió lo de la tauromaquia, el caballero Gas y Electricidad deberán bautizar el gabinete con el nombre de su tío, buen torero, poeta y actor llamado Mario Cabré ¡ Jódete y calla pueblo!.

Hace pocas fechas, albricias, pan de Madagascar, hemos visto en un teatro, el "Marquina" madrileño, al fin un teatro. Nos trajo de nuevo  a Enrique Jardiel Poncela por mandato de Gustavo Pérez Puig, y autorizado por Satanás, el que hace las advertencias a los protagonistas. Una obra estrenada en 1935 y que, durante mucho tiempo, Jardiel no quería reponer. Pero el caso es que Gustavo lo consiguió, el empresario loco, magnífico teatrero Colubi lo puso en el escenario y Mara Recatero hizo magia con su montaje en el que contribuyó con tres preciosos decorados obra del gran maestro Alfonso Barajas, el vestuario de Enrique Cornejo, que pueden echarle y ganarle el pulso a los modistos(tas) de la pasarela Cibeles.

©DOLORES DE LARA  Satanás. fuente: Wikipedia

©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA

En escena el diálogo genial de un Jardiel Poncela que, como los buenos humoristas -entre ellos: Lope, Tirso,Shakespeare- Poncela ha logrado sublimar a la tragedia añadiéndoles el humor. Pues una comedia con ínfulas trágicas puede tornarse en aburrido melodrama, y esta no fue así.

Las "5 advertencias de Satanás" es una cumbre del teatro español. Todo el tinglado donde la antigua farsa está presente. Se da ligereza a las frases que pueden parecer definitivamente dramáticas.Y el humor, que no tiene más edad que la del talento del autor, lo dulcifica todo llevándonos de la sorpresa a la sonrisa y, si no nos da tiempo a reaccionar, soltamos la carcajada. ¡Y ojo al dato!, frase acuñada por José María García, al que sigue engrandeciendo su ausencia de los micrófonos.

No hay buena representación sin excelentes intérpretes. Las señoras primero: Y quiero que suenen los claros clarines para anunciar la aparición de otro descubrimiento del productor y director de la escena, que suelen sorprendernos con esas gratas novedades. Ovaciones y entrada en el templo de Tespis bajo palio para Aloma Romero. Jovencísima. En una pasarela sería top model. Desgraciadamente modistos y otras coñas marineras no visten a las actrices, por que las disfrazan. Desde Conchita Montes no he visto a una mujer con tanta elegancia natural  como a Aloma Romero, que viene a redimir la vulgaridad en la escena española. He ahí la primera de mis advertencias para acudir a estas representaciones.

©DOLORES DE LARA ALOMA ROMERO

Medité escribir, "Al fin un galán",y mi fiel y todavía memoria me trae la imagen de Rafael Rivelles, Ismael Merlo y su nieto Luis, Ernesto Vilches, Luis Prendes, el argentino García Bur, el asombroso Alberto Closas, el atleta de la escena, Pedro Osinaga, el incuestionable Arturo Fernández, el admirable y persistente Cisneros, el Larrañaga de cuando le venía en gana a la manera machadiana, que concluye la descripción andaluza machadiana con un "...y Sevilla" les asevero que, después de todos ellos y a la altura de esos intérpretes, debo escribir y escribo: de Andoni Ferreño. Los españoles nos dedicamos a descubrir lo descubierto. Y Andoni se redescubre en cada actuación. Es, desde lejos, el actor más completo de los escenarios contemporáneos. Desde el drama a la alta comedia rematando en el humor con toda naturalidad. Debió de recoger la rica herencia de sus antecesores en la "alta comedia" si le place.

©DOLORES DE LARA ANDONI FERREÑO

Desde los citados en el teatro o en el cine recordaremos a Gary Grant, era difícil encontrar quien le echara un pulso. Ferreño está dotado por el don de la galanura, incuestionable, viril y elegante. Al final de la representación, que dejó de ser protagonista el y su vestuario. Solo con su presencia, aunque no nos recitase la guía telefónica, compensa el haberlo visto actuar. Grande, grande, grande...

©DOLORES DE LARA Pep y Aloma, haciéndose arrumacos  ( como pueden ver, sin dejarse notar)

Como lo es otro de los protagonistas, columna vertebral de la función. Pep Munné, en plenitud de facultades. Siempre galán, para siempre actor.  Pep gran catalán (el otro Pep es Guardiola).  Este Pep actúa como el "Barça" juega, imponiendo su arte y sin dejarse notar.

©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA     ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA

Chapeau. Dejenme desmonterar y brindar por ellos: Nicolás Romero, un cómico infinito y Juan Lombardero, dos verbigracias de la importancia de los "secundarios" para los que Jardiel exigía ese tipo de actores. Ellos dos son La cuarta advertencia de Satanás para llevarnos a su divertido e infernal cielo. Festoneando con otras tres ángeles y apabulladatadamente buenas actrices que, están de "come pan y moja", Nuria Benet, Susana Lois y Gemma Cáceres.

©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA

©DOLORES DE LARA DSCF3416 ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA

©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA

 ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA

©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA ©DOLORES DE LARA

Por fin vimos teatro en un esp©DOLORES DE LARAacio teatral. Y lo presenciaron Pastora Vega y Juan Ribó, José María Álvarez del Manzano, Adrián Piera, Miguel Martin García (ex- director general de la TV nacional, amigo y biógrafo de Jardiel (el mejor, junto al Alfaqueque), Pedro Ruiz y su bella, alta y nueva partenaire teatral, Fernando Suárez (el mejor político de la transición y la mejor voz sobre un escenario), el doctor Claudio Mariscál (el mentalista que escamotea kilos ajenos), Manuel Galiana , Juliana Calvo Sotelo, Ángel Montesinos, Gonzalo Presa y Mari Rosa, Víctor de la Serna, los Amestoy, Ángel Manuel García (que prestó uno de sus relojes de la calle de la Sal para que diese las horas en el escenario), Miguel Bienvenida, doctor Moreno González y su joven y embarazadísima esposa, Pedro ballesteros, Teresa y Alfonso Arteseros, Alberto Closas jr, Amilibia y Ketty Kaufman, Álvaro Luís, la Ponti… Paloma Gómez Borrero, genial periodista y narradora de los viajes papales, Lobo Carrasco, Adrián Piera, Serrano Suñer, Gómez Angulo, el exministro Ángel Acebes, Juan Ramón Pardo. Y Gustavo Pérez Puig y Mara recibiendo al personal y del personal recibiendo los parabienes.

Ya se sabe, año de jardieles, año de parabienes. ¡Y olé!.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada