jueves, 8 de septiembre de 2011

MISA CON CANTE EN RECUERDO DE UNA BAILAORA

Misa con cante flamenco en recuerdo de una bailaora, una bailaora llamada Maleni Loreto

©Dolores de Lara

Por ANTONIO D. OLANO
Fotografías: ©DOLORES DE LARA

©Dolores de Lara

Antonio Burgos, que ya debería ser presidente de honor de la comunidad andaluza, escribió un recuadro en ABC de Madrid fundación y feudo del sevillano Torcuato Luca de Tena. Su Giralda trasladada a la Villa y Corte, felizmente conserva el estilo de ese periódico en el que junto a los Luca de Tena, a los Anson, a los Calvo, a los Fagaldes, viví años de plenitud periodística y literaria.

MALENA LORETO Con las telas del capotillo tan breve y tan grandioso de Curro Romero con el desparpajo de Miguelin, Antonio Burgos mereció salir en hombros por la Puerta del Príncipe.

En su “recuadro”, en su albero andaluz caben las grandes faenas de los mejores toreros, no solo andaluces sino levantinos y varios genios de Despeñaperros para arriba. Porque Castilla también torea y los aficionados quedamos perplejos ante el toreo de Rafael “El Gallo”, Luis Miguel Dominguin, Domingo Ortega, Pablo Lozano, El Viti, Julio Robles, Victoriano de la Serna. Marcial y otros que, como Ordoñez, se hicieron en Castilla.

Uno de ellos, de nombre Julio Aparicio, madrileño, acudió a la misa que da lugar a este gorigori por Maleni Loreto que nacida en Sevilla, tuvo un hijo sevillano que toreaba para un cartel de toros. Así lo dice Burgos y así yo lo ratifico, yo que vi nacer para el baile a Maleni, sucesora indiscutible de Pastora Imperio, la que hacia arcos triunfales moviendo sus manos. Fue empresaria en Madrid de Maleni. Y yo las he visto bailar juntas.

©Dolores de Lara

 Julio Aparicio y los hijos de ambos durante el funeral

En el gori gori celebrado en la iglesia de Santa Gema, milagrera y segunda en devoción de los madrileños, tras Jesús de Medinaceli el templo que por vecindad visitaba, rezaba e imploraba Maleni.

Los hijos de Gitanillo de Triana, nietos de Pastora Imperio, estuvieron también presentes en la misa en la que las músicas rocieras sustituyeron al gregoriano. Esas dos músicas hacen volver a la Iglesia a los más descreídos porque créanme, la música sigue civilizando a las fieras del agnosticismo.

Los toreros son poco solidarios con los de su profesión mortal y oro. En el templo Victoriano Valencia, otro grande y “El Puno”. Los dos hijos de Paco Camino, simpáticos siempre. Pero por sus abundantes carnes pueden confundírseles con picadores. Rafael y Julito Aparicio empezaron juntos de novilleros. Rafael desapareció del mapa de las figuras. Julito, ya don Julio, puede volver a ser sublime sin interrupción, cuando y como lo desee. Pero nos tememos que camina con demasiadas pausas y ninguna prisa.

El arte de Birlibirloque. Memoria de su padre estaba allí el hijo bien amado del torero, incluso más que gran poeta, José Bergamín que escribió y cantó el cante al toreo y repartió los sustantivos entre Curro Romero y Rafael de Paula, respectivamente. Estoy seguro que de haber conocido a Julito le aplicaría sin divisiones, los dos adjetivos. Hay toreros que nacieron para ser adjetivados.

La amistad no puede ser variable. No hay amigos infieles sino infieles enemigos. La fidelidad, sobre todo en el caso de los Aparicio, tiene el nombre y apellido de Mariano Casado, siempre a lado de esa familia fastuosa dedicada al toreo, al baile y cante. Vi también la iglesia a Mata, torero varias veces moribundo por desamor de las cornadas. A flores, aficionado a la poesía y mecenas de toreros. Y sobre y ante todo me llevo el recuerdo de Quica y Pilar Aparicio, las dos bellas herederas de Maleni.

Quiero citar al mayor de los Serrano Suñer a la incombustible Carmen Jara a Sergio Sánchez Monje, abogado compositor, escritor y hasta carpintero de la Plaza de Toros de Madrid, que me consta que traía la representación de Pepín Bello, me dicen que asustado en los espacios infinitos, de la deriva tendenciosa y socialista, de quienes dirigen y campan por sus respetos en la Residencia de Estudiantes.

Antonio Burgos ABCEspero que si el PP es consecuente  les arrojen de este templo a patadas en las posaderas- pues me acordé de la Maleni que hacía pareja con Alejandro Vega en la compañía de Concha Piquer la grande y, después, en “El Duende”- ellos eran el duende- y actuaron en “Torres Bermejas” y en varios escenarios del mundo. Ahí quede dicho eso.

 Querido Antonio Burgos, gracias por recordar mi amistad con Maleni, que es imborrable. Perdón a los múltiples asistentes al gorigori madrileño yo no estaba para crónicas. La directora de este periódico digital La Montera.net, acudió cámara en ristre. Dolores de Lara es una fotógrafa de museo y además una periodista de las que llamamos de raza. En su caso una fotografía de esta artista si que vale `por cien mil palabras.

Reportaje gráfico: ©DOLORES DE LARA

 ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

Foto izq.: El Puno y Victoriano Valencia
Foto dcha.: Julio Aparicio con Antonio D. Olano en el solemne funeral de Maleni

©Dolores de Lara 

Los hijos del gran torero Paco Camino que al ver a D. Olano no dudaron en posar con él

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

Foto izq.: Peñuca de la Serna con Ana Peña y esposo
Foto dcha.: El empresario taurino, Manuel Amores

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara  ©Dolores de Lara

Foto izq.: El gran cronista taurino de la agencia EFE Juan Miguel Núñez
Foto dcha.: El empresario teatral Enrique Cornejo, que llegó acompañado de su esposa y relaciones públicas, Mamen Díaz
 

©Dolores de Lara

Aquí en el silencio del templo: la rezaron, la lloraron y cantaron

Maleni, ¡Nunca te olvidaremos!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada