martes, 15 de noviembre de 2011

ONOMÁSTICA DE D. LEANDRO, TÍO DEL REY

LO INSÓLITO COTIDIANO

Por ANTONIO D. OLANO / Fotografías: ©DOLORES DE LARA

©Dolores de Lara

©Dolores de LaraTodas las onomásticas se celebran cada doce meses. Bueno, digo yo. Y no podía quedarse al margen San Leandro en cuyo honor, supongo, debió escribirse el musical “Las leandras”.

Sólo que era otra la efeméride que se celebraba. En homenaje, y coincidiendo con su onomástica, de Su Alteza don Leandro Alfonso de Borbón y Ruiz Austria, Infante de España. Sí, el personaje con especial encanto, de cercano trato, que es tío carnal del actual Monarca Don Juan Carlos. Eso sí, lo mejorcito de ese ilustre y regio apellido que, al parecer, molesta en los aledaños de la Zarzuela.

No cayó bien, y se dice, que se le reconociese a su realeza al hijo bastardo y reconocido de Carmen Ruiz MoragasAlfonso XIII y la popular y bellísima criatura que era su madre, la actriz Carmen Ruiz Moragas.

Pocos Borbones, pocos príncipes y escasos monarcas, llevan mejor el adorno y a la vez peso de la púrpura, que este caballerazo, de la corona a los pies. Hay que respetarlo, admirarlo y quererlo al primer encuentro.

Sufre una cruel persecución por parte de algunos programas de varias televisiones. Me cuentan que varios de ellos, a los que sabiamente los anunciantes les han retirado la publicidad, van a desaparecer.

A don Leandro se le ningunea por parte de sus parientes cercanos. Sí, los vergonzosos (los vergonzosos en Palacio). Pongan ustedes sus nombres. Clama al cielo y al pueblo el vergonzoso trato que se le está dando a este personaje que, por su desparpajo y bonhomía, debiera exhibirse, no ocultarse, en las ceremonias palaciegas.

Con “el bastardo” podrían presumir de realeza. Pero los consejeros prefieren, para desacreditarlo, que se exhiban, los andrajos de la púrpura.

Pero vamos a la calabriada de cumpleaños que ha tenido como principal anfitriona a Conchita Mora, Alteza Real y mujer bellísima antes y ahora. La admiro. Su padre y yo, un fotógrafo digno de los mejores museos, fuimos compañeros en “Sábado gráfico”. Ella fue modelo, relaciones públicas. Un ser angelical y fascinante.

 ©Dolores de Lara

D. Leandro y Conchita en un acogedor rincón de su casa

Al timón de la organización, Mari Carmen de las Heras, la amiga fiel, la fermosa dama que además frecuenta la cocina como lo hacia Santa Teresa. ¿Recuerdan? Presentes, Alejandra Rodríguez, de García Rivas. Juan Campos y Dolores de Lara, testigos gráficos. Ella, además de inmortalizar la fiesta, tuvo el valor de cantar cuplés delante de la gran maestra, Olga María Ramos, que nos cantó y nos ofreció con su generosidad la verdadera “vida en rosa”.

¡Qué maestría y generosidad la de la digna hija de dos genios de la música! (Olga Ramos, dueña y señora del cuplé y su marido “El Cipri”, dueño y señor de la mejor inspiración cancionera española, poeta grande y un grande músico)

Olga, genial, sigue llenando el teatro más simpático y cómodo de Madrid: “Teatro de la Prosperidad”, todo los jueves del año. Perdérsela es, sin casi, un pecado.

Embajadora de Amestoy, su mujer, de la que no nos olvidaremos nunca (eso se cantaba en el “Martin”) uséase, Ana María Muñoz.

Té y simpatía. Pinchos generosos y bebidas varias. Y, sobre y ante todo, un festejo entrañable. Prefiero las habitaciones bien decoradas y cálidas de sus Altezas don Leandro y doña Concepción, que los fríos recintos del Palacio de Oriente.

UNA TARDE LLENA DE AMOR…Y HUMOR

J.Campos

Ana Mª Muñoz, Su Alteza don Leandro Alfonso de Borbón y Ruiz Austria,Olga Mª Ramos, Dolores de Lara y Mari Carmen de las Heras

©Dolores de Lara

Antonio D. Olano, con sus Altezas, Conchita Mora y don Leandro Alfonso de Borbón

©Dolores de Lara

María Tymieniecka, Alejandra Rodríguez, de García Rivas, y Conchita Mora

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

Conchita y don Leandro muy sonrientes

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada