miércoles, 28 de marzo de 2012

MARI ÁNGELES HA PUESTO EL CARTEL DE NO HAY BILLETES

©Dolores de Lara  Mari Ángeles, una belleza serena

Texto y fotografías: ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

El pasado martes, en las tertulias taurinas de La Mesa Redonda se realizó el primer homenaje a una gran señora del mundo del toro como es María Ángeles Sanz, esposa y madre de toreros.

El acto comenzó con las palabras de Nuño de la Rosa. Tras tener unas emotivas palabras en recuerdo de Zabala de la Serna, en presencia de la esposa del fallecido cronista, se encargó de dar la alternativa a Alfonso Arteseros, conductor y director de ese gran programa de Intereconomía que se llama España en la memoria.

  ©Dolores de Lara  Nuño, esta vez no ríe

Arteseros, humildemente, comentó  que en su programa algunas veces ha tratado el tema de los toros porque es también la Historia de España, igual que la música, los deportes… “Como sabéis lo mío es recordar”, aseveró. Prosiguió: “A pesar de que haya muchos que quieran decir que todo era en blanco y negro, en que no éramos tan felices, os puedo garantizar que no era así. Yo era muy feliz y soy muy feliz (recordando) aquellas pandillas de mi juventud”.

 ©Dolores de Lara

Nuño entregando los trastos de matar a Arteseros

©Dolores de Lara

Arteseros, parecía que volvía a ver de nuevo a los muñecos

Arterseros, nos contó que la casa de Mari Ángeles era uno de esos primeros hogares en Madrid donde apareció algo que impresionaba, muñecos que se movían en blanco y negro: la televisión; y prosiguió contando el resto de la historia sobre cómo conoció a Mari Ángeles Sanz:

“Recuerdo haber estado en su casa viendo la televisión, porque una de las primeras televisiones que había en Madrid estaba en su casa. Y estaba con su hermano Esteban, viendo la televisión en otra habitación […] La televisión estaba nada más entrar, en el rincón, en la habitación de la izquierda; y allí al otro lado de la puerta, en la izquierda había como “un sofá”. De repente, estando sentado en el sofá, en la puerta derecha oigo un grito y aparece un bombón de mujer. Porque esta mujer era de las que paraban la circulación. Y se sienta en el sofá, a mi lado, imaginaros como estaba… Estaba en ese momento muy contento: Me estaba dando cuenta que lo mío eran las mujeres guapas (risas). Y nunca olvidaré, escuchando la canción Reloj no marques las horas, aquel año de 1958. Además, aquel año nos dejo Pio XII y Juan Ramón Jiménez; y en el tema taurino, tomaba la alternativa Antonio Borrero Chamaco, dando dos vueltas al ruedo”.

ENTRE LOS ASISTENTES…

 ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

 ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

Los infantes se divierten

©Dolores de Lara Don Leandro, nos cuenta uno de sus chistes verdes suaves. Nuño se parte de risa

©Dolores de Lara

Mari Ángeles, con dos de sus hijos

©Dolores de Lara

La mesa se convirtió en albero

©Dolores de Lara  

Foto de familia

©Dolores de Lara 

Como colofón, en B y N, los poemas de Miguel Flores

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada