lunes, 16 de abril de 2012

BRIHUEGA. CARTEL DE NO HAY BILLETES PARA UNA TARDE DE TORMENTA

 ©Dolores de Lara 

Imposible luchar contra la naturaleza

Texto y Fotografías: ©Dolores de Lara

Dolores de Lara

Brihuega (Guadalajara), 14/4/2012.- Se veía venir: un cielo encapotado, viento y olor a mojado. Así es como se presentaba la climatología en la tarde del sábado 14 de abril en dicha localidad.

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

Padilla y Manzanares pisaron el agua y el hielo que cubría la plaza

El numeroso público se había dado cita para poder asistir a la tradicional Corrida de Primavera y, en esta ocasión, como en muchas otras, el empresario Maximino Pérez había confeccionado un cartel de lujo: Juan José Padilla (galardonado con el “Garbanzo de Plata” en Torres Bermejas el día anterior a la corrida), Morante de la Puebla y José Mari Manzanares.

©Dolores de Lara

Morante esperaba el veredicto con su famoso puro relajante  

Morante de la Puebla no quiso tal vez mancharse el atuendo torero, quedándose sin salir al ruedo al contrario que sus compañeros, Manzanares y Padilla. En su lugar, y haciéndole la cobertura, su apoderado Curro Vázquez. Tras un breve intercambio de impresiones con los otros dos espadas y el empresario, y a la vista de como se encontraba la arena de la Plaza tras la granizada caída minutos antes del comienzo del paseíllo, se acordó la suspensión. Fue una pena, porque… ¿Cuándo volveremos a ver juntas a estas tres figuras del toreo?

Muchos fueron los desplazados: famosos, diplomáticos, empresarios y aficionados en general que, durante todo el día, congestionaron la arteria principal de Brihuega: la Avenida de la Constitución, así como otras calles limítrofes.

©Dolores de Lara

En toda fiesta se canta y se come en hermandad, como se comió la apetitosa paella elaborada por los cocineros de la “Casa Rural Blas”, preparada para los numerosos invitados que allí se reunieron: el embajador de Francia, Carmen Lomana, Paloma Segrelles y su esposo Emilio Álvarez, Mari Ángeles Grajal, Mari Ángeles Sanz y un largo etcétera de nombres. Sandra Benito fue la organizadora de este almuerzo y de todo lo que conllevaba este gran festejo taurino. Ella y su esposo, el empresario de la plaza, Maximino Pérez, vivieron hasta el final con la ilusión de poder comenzar la corrida.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada