domingo, 1 de abril de 2012

CÓRDOBA: COLOQUIO DE PRESIDENTES EN LA TERTULIA TAURINA EL CASTOREÑO


El presidente de "El Castoreño", Miguel Molina ante los 5 Califas del Toreo

* * * * * * * * * * * *
TERTULIA TAURINA EL CASTOREÑO
DEL CÍRCULO DE LA AMISTAD
Córdoba, 29 de marzo de 2012
a las 8 de la tarde
Coloquio de Presidentes de Festejos Taurinos
Manuel Rguez. Moyano
Vicente Raya
Juan Lamarca

Real Círculo de la Amistad, Liceo Artístico y Literario de Córdoba
Patio de las Columnas

La Loma / Córdoba, 30/03/2012.-
La solera de la Tertulia Taurina El Castoreño de Córdoba ha regalado nuevamente al Real Círculo de la Amistad, Liceo Artístico y Literario, un nuevo acto cultural taurino en su sede instalada en el seno del propio edificio histórico, una institución que se encamina hacia los dos siglos de antiguedad y que da cabida a un importante exponente cultural de la milenaria ciudad.

Miguel Molina, alma mater y presidente desde hace ocho años de la Tertulia El Castoreño, presume de haber bautizado su sede con el nombre de la Capilla Sixtina del Toreo, y no le falta razón, un rico mobiliario donado en su día por el mismo Guerrita, y la abundante cartelería, fotografías, documentación, trajes de torear, cabezas de toros disecadas, y los bustos de los cinco Califas del toreo cordobés -Lagartijo, Guerrita, Machaquito, Manolete y El Cordobés- cubren sus paredes y evocan y representan la gran historia del toreo en la ciudad cordobesa.

La jornada de hoy centraba el interés en la presidencia en los festejos taurinos y así se inició el acto con la presentación del propio Miguel Molina y la moderación del bibliófilo, historiador y escritor Rafael Sánchez González que fue dando paso las manifestaciones de los actuales presidentes de la Plaza de Toros de Córdoba, Manuel Rodríguez Moyano, y Vicente Raya, completando la terna Juan Lamarca, ex presidente de los festejos taurinos de Madrid.

Cada uno de ellos dio cumplida satisfacción al interés del moderador explicando el origen de su afición a los toros y su rápida adscripción a los equipos gubernativos en festejos taurinos a raíz de sus respectivos ingresos en el Cuerpo Nacional de Policía al que pertenecen, iniciándose en funciones de delegados de callejón para posteriormente acceder al palco de la presidencia.

El marco jurídico que regula la Fiesta fue ampliamente comentado con los criterios de aplicación de la Ley y el Reglamento nacional que la desarrolla, así como las nuevas reglamentaciones que ha proliferado en las distintas Comunidades Autónomas por transferencia de competencias del Ministerio del Interior.

Las inquietudes de los intervinientes no fueron ajenas a la problemática socio política que acosa a la Fiesta y la propia de la organización y estructura del estamento profesional, que tan nefastas consecuencias están acarreando en los útlimos tiempos.

El animado coloquio suscitado con los asistentes que llenaron el majestuoso salón, propició la explicación del tratamiento reglamentario en los reconocimientos facultativos de la reses, sobre asesores del presidente, veterinarios, y de las distintas suertes, devolución de reses y naturalmente la concesión de trofeos.

De gran interés resultaron las cuestiones planteadas por los magníficos aficionados, entre los que se hallaba José Antonio Soriano, ex Director General de Espectáculos Taurinos de la Junta de Andalucía que, por cierto, reconoció públicamente la gran labor llevada a cabo por los funcionarios de policía que han desempeñado las competencias gubernativas en los toros.

El prestigioso cronista José Antonio del Moral dejó su impronta con sus expertos comentarios que le llevó un mano a mano con el recordado matador de Bujalance, Agustín Castellanos El Puri, ante la mirada atenta de otro histórico de dinastía cordobesa como Gabriel de la Haba Zurito, y de Paco Laguna, uno de los grandes depositarios del espíritu e historia de Manuel Rodríguez Manolete en el grandioso marco de su casa-museo de Villa del Río. Otros aficionados, como Luis Rodríguez tío del matador-abogado Andrés Luis Dorado, pusieron chispa a las oportunas respuestas de los intervinientes.

No podía faltar la evocación de Julio Romero de Torres con la presencia de la mujer cordobesa en la persona de Luisa María Arcas González, Concejala de Mujer e Igualdad del Ayuntamiento de Córdoba.

Clausurado brillantemente el acto con las palabras del presidente de la Tertulia El Castoreño, Miguel Molina, se continuó la coloquial reunión sobre el imponente patio porticado o de las columnas del Círculo de la Amistad, con la degustación de los típicos productos de la rica gastronomía cordobesa aderezados con un inmejorable salmorejo y el excelente vino en rama de Moriles.

Fue alli donde se compartieron recuerdos comunes entre los presentes, personajes como los apoderados Manolo Cano y Emilio Fernández, o el Pipo, anécdotas y actuaciones de toreros cordobeses en épocas pasadas como el universal Manuel Benítez El Cordobés, su paisano Palmeño, y el sordo de las Margaritas El Pireo, o Fernando Tortosa en su emparejamiento con Carnicerito de Úbeda en triunfal campaña novilleril, sin olvidar a José María Montilla, y aquella pareja de impacto de Zurito y El Puri que, según comentó el presidente Lamarca, tanta afición hizo entre niños y jóvenes de su Úbeda natal y otros pueblos de la provincia de Jaén.

Sorprendente resultó el tono de afición, de amor a la Fiesta y respeto a su profesión, demostrado por el Puri, cuando recordando con emoción al desparecido maestro de maestros del periodismo taurinoDon Rafael Campos de España, refirió una gran actuación suya en la plaza de Las Ventas donde, dijo: Tuve el honor de recibir sobre ese ruedo una cornada en la femoral......

Curiosa anécdota comentó con motivo de un frustrado brindis al Jefe del Estado Francisco Franco:

Estaba yo anunciado -decía El Puri ante el nutrido corro- en una corrida en Madrid a la que asistiría El Caudillo, fechas después de que toda la prensa publicara a bombo y platillo que se había efectuado el primer transplante de corazón de la historia, por el doctor Bernard. Yo tenía previsto -continuaba el diestro- brindar un toro a Franco, pero algún motivo ofical le impidió ir a la corrida y me quedé con las ganas.... ¡qué rabia!

¿Y con qué palabras tenías pensado brindarle? le preguntó Juan Lamarca, y así respondió:

"Excelencia, si yo supiera que dándole mi corazón le haría vivir para siempre, se lo entregaría ahora mismo....

Alguien emocionado, alzando su copa de Moriles y elevando la mirada le dijo al Puri, brindemos, más vale tarde que nunca.


En primer plano Luisa MªArcas, Concejala del Ayuntamiento de Córdoba

Cartel de Úbeda 1927

Inauguración de la Nueva Plaza de Toros de Córdoba
5 de Mayo de 1964

Recuerdos a El Puno
 Recuerdos de la infancia: Juan Lamarca
entre Gabriel de la Haba Zurito y Agustín Castellanos El Puri

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada