miércoles, 6 de junio de 2012

La torería de David Mora sale por la Puerta Grande

©Dolores de Lara   

Por Juan Miguel Núñez (Efe) Fotografías:©Dolores de Lara

Juan Miguel Núñez

Se abrió por fin, la primera vez este año, la Puerta Grande de Las Ventas para un matador de toros, David Mora, ayer, por el arrojo y la constancia, por la entrega y los detalles de rotunda torería en su dos faenas, premiadas ambas con una oreja.

La salida a hombros de David Mora en el último momento le dio la vuelta a un festejo marcado por las pocas posibilidades de los toros. Se aburría el público en el tendido y se desesperaban los toreros en el ruedo. Una tarde llena de imposibles por culpa del ganado. Sin embargo, pudo contra todo David Mora, por disposición y capacidad para resolver.

©Dolores de Lara   

Sus rápidos reflejos le hicieron ganar la batalla

Y eso que no había empezado bien la tarde para él, al propinarle el segundo un tremendo batacazo en el turno de quites. El toro no obedeció al cite llevándoselo por delante en el primer lance. Se repuso y volvió a la pelea, hecho unos zorros, pero sin mirarse. Empujado por el amor propio acabó enjaretando las dos chicuelinas y la media que llevaba en mente.

 ©Dolores de Lara  ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

Después de la tempestad le vino el triunfo

©Dolores de Lara

La emoción parecía invadir su rostro

©Dolores de Lara

Una lluvia de aplausos se dejaron caer sobre el redondel de la plaza

©Dolores de Lara

Su novia desde el tendido le saluda

Ése iba a ser el marchamo de su tarde: valor, ambición y mucha autenticidad. Mora salió a por todas en multitud de ocasiones, las posibles y otras más que buscó donde cuesta mucho llegar. Difícilmente se ve a un torero tan decidido y despejado de ideas.

En el último estuvo la cosa en otro son por las exigencias del toro, rematadamente manso como el resto del envío. Flojo, sin emplearse en los dos primeros tercios de la lidia, suelto de los engaños. No era un toro para apostar y ese fue el mérito de Mora.

 ©Dolores de Lara    ©Dolores de Lara

César Jiménez                         Curro Díaz

Los compañeros, sin ‘material’ adecuado, también se justificaron. Curro Díaz le sacó con creces al primero lo poco bueno que tenía en la distancia corta. Toreo exquisito, limpio y muy artista. En el cuarto no pasó nada pues no tuvo el toro voluntad de embestir.

Jiménez hizo asimismo un notable esfuerzo en su lote, con el manso y apagado segundo que pegaba ‘arreones’ aislados, y con el quinto, parado y torpón, en consecuencia sin respuesta.

SAN ISIDRO TERMINÓ, PERO LOS ISIDROS E ISIDRAS SIGUEN LLENANDO LA PLAZA

Reportaje gráfico: ©DOLORES DE LARA

©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara (69) ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

Como en aquellos tiempos…

  ©Dolores de Lara  ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara   ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada