martes, 31 de julio de 2012

PORZUNA (C.REAL) ALEJANDRO ENRIQUEZ, PAQUIRRI Y JUAN BAUTISTA A HOMBROS

 Informa: Ignacio Rubio / Fotografía:© Víctor Moya

Plaza de toros de Porzuna (Ciudad Real). Algo menos de media  plaza.

Toros de Arcadio Albarrán,  muy flojos y faltos de raza
Paquirri, que sustituía a El Cordobés: oreja y dos orejas.
Juan Bautista: dos orejas y dos orejas y rabo.
Alejandro Enríquez: dos orejas y dos orejas.

Salida a hombros de los  tres matadores, tarde triunfal en pobre balance artístico.

El festejo de hoy en Porzuna, sirvió para engordar la estadística” orejil” de algunos llamados figuras del toreo ó del escalafón, que llegaron por la vía de la sustitución, dejando a toreros de la tierra en paro con ganas y talla suficiente para ocupar con holgura esa plaza dejada por el Cordobés por lesión. Lastima, que tenga que ser así y aún así, tampoco llevaron más gente a los tendidos. Llámese  Francisco Rivera “Paquirri”. Llego, sumo y adiós, poco podemos añadir a tan pobre balance premiado con tres orejas, es triste, pero así fue, se justifico de alguna manera ante dos flojos enemigos, tan solo por estar delante, además con la espada mal y el respetable, pienso que con ínsula le pidió los trofeos.

Juan Bautista se llevo cuatro y rabo, luciéndose con el capote en su primero y lances llevando embebido  a su enemigo, lo mejor los de pecho, estocada y dos orejas, el gran premio vino en el quinto, faena pulcra bien a la verónica, rematada con media, con gusto, su faena basada en la derecha y los cambios de mano, calentaron los tendidos para recetar un volapié, marcando los tiempos. Fue lo mejor del francés, el rabo excesivo, claro está.

Alejandro Enríquez, como suele ser venia tapado tras dos figuras del escalafón y para nada se arrugo, no tuvo suerte con el lote, pero sus ganas y su tesón dejaron huella de temple y saber estar delante de la cara del toro, su toreo a la verónica en el sexto y su enemigo con tranco y son, vino a morir en el piquero quedando dormido el animal  en el peto, allí perdió mucha sangre, lo pago Enríquez en su faena, el toro se quedaba al medio pase y la cosa no brillo como se esperaba, aún así el granadino lo sometió y saco del desrazado y flojo de Arcadio Albarran, las dos orejas que pudieron ser  de mas premio si no levanta el puntillero. Animo torero ese es el camino.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada