domingo, 15 de julio de 2012

VA POR TI JACINTO

©Dolores de Lara

MªCarmen Lorenzo

A ti, si a ti que no sé cómo llamarte, a ti que nos levantas cada vez que nos caemos, a ti a quien de bien sabido es, que todos los que pertenecemos al mundo del toro nos aferramos siempre, a ti que nos ves sufrir, fracasar, hundirnos, pero también reír, disfrutar y mostrar esa felicidad.

La verdad que no sé cómo empezar esto, lo que si se es lo que con esta carta, o humilde texto quiero transmitir, simplemente el deseo de muchas personas de salir de este bache que nos ha presentado la vida.

A veces uno no sabe cómo expresar los sentimientos y otras es tan fácil que por más duro que aparentes ser se muestran con tanta evidencia que llegan al que está a tu lado y al que no lo está también y por eso el motivo de esta carta.

Desde el pasado 30 de junio el mundo del toro y todos los que tienen conocimiento de esta noticia estamos conmocionados, un joven de 34 años mozo de espadas durante casi toda su trayectoria del matador de toros Miguel Abellán y ahora de también diestro Joselito Adame, permanece ingresado en la UVI por daños en ese corazón que más que corazón, los que hemos tenido la suerte de estar a su lado es un pedazo de pan, os hablo de Jacinto Salazar.

Hace apenas unos días recibimos la noticia de que nuestro amigo necesitaba a la mayor brevedad posible un trasplante de corazón.

De inmediato y como si de una revolución se tratase todos los que le queremos y a todos los que les llegan estas emociones nos pusimos en marcha.

Por hablar en primera persona, tengo que decir que cuando fui a verle sentí unas ganas de abrazarle y no despertarme hasta que me dijesen que todo era un sueño, o que había sido real pero ya pasado.

Me sentí egoísta, cuando jamás lo he sido, pero no sabemos ni nos hacemos a la idea del dolor que se sufre hasta que no te llega de cerca. Sentí pena de mi misma, de ver cómo sino es por esa situación es como, mientras no me toque de cerca, si te unes al dolor de la familia pero no de la manera en que te llega.

Me di cuenta que en esta, vida estamos de paso, hoy aquí y mañana allí, o a saber donde, y que la mayoría de la gente es tan egoísta o piensa de la forma en la que hasta el momento en que vi la cara de mi amigo pensaba yo,, “para que hacerte donante, no sirve de nada”, que no?

Cada lágrima que he derramado por pensar así, me han hecho a su vez llenarme de fuerzas, y saber que sí, que sirve para dar la vida a alguien que todavía no ha cumplido ni la mitad de la mitad de los sueños que tiene por cumplir.

Desde aquí, animo a todas a esas familias que hayan perdido a un ser querido que piensen que pueden no perderlo sino ganarlo y hacer que continúe latiendo en el cuerpo de otra persona.

Mi amigo necesita ese corazón, el es fuerte y aunque a veces estar en una situación así es más que complicado, yo sé , y estoy convencida de que ese corazón va a llegar a su vida en el momento más inesperado, y volveremos a hacer de las nuestras.

Nadie como él lo va a agradecer, es fuerte, valiente, y sobre todo una gran persona que nos da vida al resto, por eso y por mucho más desde mis más humildes palabras hago un llamamiento para que estas emociones constantes lleguen a cada uno de los corazones y seguro que uno de ellos no quiere dejar de latir, y en ningún sitio estará mejor cuidado que con Jacinto.

Va por ti, por tu familia, por los que te queremos, por lo que te conocemos y hemos reído y llorado contigo, y por los que no te conocen y lo harán.

Todos contigo, y sólo una familia con nosotros que nos regale esa vida, y nos traiga ya ese corazón que tanto necesita él más grande de los grandes y los que tanto le queremos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada