lunes, 10 de diciembre de 2012

Víctor Barrio: “Tenemos que mostrar nuestra profesión como lo que es, algo normal

Toreo Salon Riaza 6.12.2012 Este pequeño que está con Víctor Barrio, seguro, seguro, será torero

Víctor Barrio:

“Tenemos que mostrar nuestra profesión como lo que es,

algo normal,

de esa forma conseguiremos que el resto de la sociedad

lo vea igual”

Informa: Raquel Sanz / Fotografía: ©Raquel Sepúlveda

Segovia, 10 de diciembre de 2012. Los niños de las localidades segovianas de Riaza y Ayllón han cogido los trastos de torear por primera vez este fin de semana gracias a la iniciativa de Víctor Barrio en la que han colaborado numerosos profesionales de la provincia como el matador de toros Javier Herrero.

El pasado 6 de diciembre, niños, jóvenes y adultos se dieron cita en el polideportivo de Riaza para asistir a la clase de toreo de salón impartida por Barrio y Herrero, a la que se sumaron el novillero con picadores Carlos García, el novillero sin caballos Pablo Atienza y Eusebio Fernández, recientemente incorporado a la Escuela Taurina de Salamanca. “Al principio, los más pequeños se acercaban con timidez a coger un capote o una muleta, pero en seguida se soltaron y venían a que les enseñáramos a utilizarlos”, afirma Barrio.

Tras unas nociones básicas sobre las principales suertes del toreo, los asistentes, tanto niños como adultos, pudieron coger con sus propias manos capotes y muletas y se pusieron en la piel de los toreros por unos momentos. Para Barrio, lo más gratificante de esta experiencia “fue ver la cara de ilusión de los niños con los trastos en las manos, presumiendo ante sus padres de lo que tenían y peleándose entre ellos para cogerlos. Hace mucho tiempo que no veía a tantos niños juntos jugando a los toros, ojalá lo vuelvan a tomar por costumbre y de vez en cuando cambien el balón o la consola por una chaqueta que haga las veces de capote”.

Los mayores que asistieron a esta jornada didáctica prefirieron dejar el protagonismo a los más pequeños. Sin embargo, a aquellos que cogieron los capotes y muletas “lo que más les llamaba la atención era el peso que tenían, no se explicaban cómo podemos estar más de 10 minutos con la muleta en la mano”, comenta el matador de toros segoviano.

El sábado día 8 la actividad se repitió en el polideportivo de Ayllón, donde tuvo tanto éxito como la anterior. En esta ocasión, Víctor Barrio contó con la colaboración del novillero con picadores Juan José Bellido “Chocolate” que regresaba a la localidad segoviana tras el grave percance sufrido en su feria taurina el pasado mes de septiembre. También estuvieron acompañados por Juan Bellido “Chocolate”, padre del novillero y banderillero retirado, y por el becerrista Igor Pereira.

“Está claro que sobreprotegemos a los chavales. Al principio no sabía cómo iban a reaccionar ante unos pitones de embestir niños de 3 ó 4 años, y en ningún momento sintieron miedo. Tenemos que mostrar nuestra profesión como lo que es, algo normal, de esa forma conseguiremos que el resto de la sociedad lo vea igual”, asegura Barrio, quien está comprobando que “hoy, más que nunca, Segovia es taurina”.

La próxima cita de los profesionales taurinos segovianos tendrá lugar el sábado día 15 de diciembre, a las 19:30 horas, en el polideportivo de Sepúlveda. Durante el mes de enero, está previsto que esta iniciativa se desarrolle en Cantalejo, Cuéllar y Carbonero. Todos los asistentes a las clases de toreo de salón serán invitados a un tentadero en la finca segoviana “Las Contentas” a comienzos de 2013.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada