domingo, 24 de marzo de 2013

LA GUERRA VISTA CON OJOS DE MUJER

Informa: Pedro Luis Lozano para LAMONTERA.net
La reciente adquisición por el Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de la serie de aguafuertes Pesadillas Infantiles, realizada por Francis Bartolozzi en el año 1937, ha supuesto un cierto reconocimiento oficial a la labor de una mujer, cuya obra y figura no es del todo bien conocida en el panorama español contemporáneo.
 
Perfil biográfico:
Nieta, hija, esposa, mFrancis Bartolozzi,Piti o Pitti adre y abuela de artistas, Francis Bartolozzi Sánchez (Madrid 1908 – Pamplona 2004) forma parte de una verdadera saga de creadores. Su extensa vida hace que su trayectoria profesional haya experimentado un gran número de etapas distintas, a lo largo de todo el siglo XX. Además su condición de mujer le permitió ser, junto a algunas de sus compañeras de estudios: Maruja Mallo, Remedios Varó, Delhy Tejero..., una verdadera pionera en el panorama artístico español.
 
Formada en un ambiente liberal de la Institución Libre de Eseñanza, Francis, que también firma como Piti o Pitti, destacó siempre por su mentalidad moderna y adelantada. Tras estudiar en la Academia de Bellas Artes de San Fernando entre 1925 y 1930, comienza su vida profesional en Madrid. Influenciada por la figura de su padre, el dibujante Salvador Bartolozzi, desarrolla su trabajo en campos como la ilustración de cuentos (editorial Calleja), el cómic (Canito y Peladilla) o la escenografía (obras para García Lorca, Vallé Inclán...). También participa junto a su marido, el pintor Pedro Lozano de Sotés, en la experiencia didáctico-cultural de las Misiones Pedagógicas. En estos años se forjan sus primeros intereses estéticos: el mundo de los niños y el campesinado rural. Igualmente adquiere sus principales recursos estéticos: dibujo libre y expresionista, colorido brillante e imageniería surrealista.
 
Pitti Pitti 
 
Ayer, día 22 de marzo del 2013, pudimos admirar en vivo en el Reina Sofía, dibujos de estas pobres mujeres en tiempos de guerra con hatillo en mano y sus hijos siempre en los brazos, caminaban con albarcas de hombre para que sus hinchados pies, imposibles de calzar zapatos, pudieran aguantar el duro trabajo que en aquél entonces hacían a cambio de un trozo de pan y un cachito de tocino. Pero en aquellos tiempos, Dios quiera no lleguemos nunca más a esos extremos, había, según cuentan las personas que aun viven y recuerdan aquella época, la mujer tenía que trabajar así, de esa triste forma, si quería sobrevivir.
 
-----------------------------
 
Gracias a Pedro, nieto de Francis, hemos podido recopilar alguno de esos reales dibujos de “Mujeres de la guerra”, dibujos muy bien conservados en el Reina Sofía.
 
La gran pena, siempre es, que el autor, en esta ocasión autora de estas, si no grandes obras, si obras llenas de historia, nunca o casi nunca puedan disfrutar en vida esos reconocimientos.
 
Con todos los grandes genios ocurre lo mismo: ¡es realmente una pena!.
 
Gracias, Pedro, por haber tenido esta deferencia de haber enviado estos dibujos que conservaré con todo mi cariño. Yo, Dolores de Lara, directora de LAMONTERA.net, te queda realmente muy agradecida.
 
-----------------------------------
 
La Guerra Civil que vive en Madrid y Valencia supone un corte en su vida y trayectoria. Adscrita al Altavoz del Frente, organización dependiente del Ministerio de Prensa y Propaganda de la República, lleva a cabo distintas tareas de difusión artística: carteles, ilustraciones, cuentos... Además de ello, realiza también un gran número de dibujos de carácter privado que reflejan el ambiente y los tipos propios de la retaguardia: milicianos, exiliados, filas de racionamiento...
 
Tras la guerra Francis se establece en Pamplona, ciudad originaria de su marido, donde vivirá un verdadero exilio interior. En la capital navarra compagina su labor artística con tareas familiares, enseñanza y encargos compartidos con su esposo, no siempre reconocidos de manera pública. Entre sus ámbitos de trabajo destacan la pintura mural, el cómic y la ilustración, escenografías y vestuario, exposiciones... Igualmente desarrolla una extensa labor como escritora: cuentos, artículos de opinión, obras de teatro... Finalmente la democracia supone una nueva etapa de emancipación. Su trabajo cobra una mayor libertad centrando su actividad en la realización de óleos y dibujos hasta el final de sus días.
 
Obra pública durante la Guerra Civil.
 
La Guerra Civil supuso un verdadero cambio de rumbo en el panorama artístico de los años treinta y marca, además, un corte profundo en la historia del arte.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada