miércoles, 5 de marzo de 2014

Pregón de José Mª Álvarez del Manzano en Ciudad Rodrigo

Álvarez del Manzano:
Encendida defensa de la Fiesta.

El ilustre pregonero durante su intervención ante un teatro "Fernando Arrabal" abarrotado

Entre elogios a los valores del bolsín y al legado de sus fundadores, el exalcalde de Madrid repasa los peligros que afrontan los toros en la actualidad, entre los que destaca "el deseo político de ocultar todo signo de identidad de la nación española por parte de quienes quieren separarse de ella". Además, agradece el respaldo institucional para protegerlos, reivindica la pureza y reclama su modernización "para facilitar el acceso de las nuevas generaciones"

Juan Manuel Albendea y Álvarez del Manzano ante el monumento al maletilla de Ciudad Rodrigo

  • El esperado pregonero Jose María Álvarez del Manzano fue presentado por el Juan Manuel Albendea, presidente de la Comisión de Cultura del Congreso de los Diputados, al que precedió en su intervención el ex alcalde de Ciudad Rodrigo, Miguel Cid Cebrián, a su vez Patriarca del Bolsín
  • Honda impresión causaron las palabras de Álvarez del Manzano en el afamado Carnaval del Toro de Ciudad Rodrigo para el Bolsín Taurino Mirobrigense, que cada año organiza un certamen para noveles del toreo, que es el más antiguo del mundo.

--------------------------------

Jorge G. Trevín 

El exalcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, pronunció en el teatro Fernando Arrabal de Ciudad Rodrigo el pregón del bolsín taurino en el que realizó una encendida defensa de la pureza de la Fiesta contraponiendo los peligros a los que se enfrenta en la actualidad con la numerosa batería de medidas que se están llevando a cabo para protegerla. Al mismo tiempo, resaltó los valores de generosidad y grandeza que destila el bolsín a través de las palabras del salmantino Toño Blázquez, que lo bautizó como "un taller de orfebreria, cuna de vivencias y sueños que combinan las primeras lágrimas con los primeros olés".

La buena intención de los fundadores, señaló, "se ha visto recompensada con la importancia de la que hoy goza gracias al quehacer de todos los que lo han impulsado a lo largo de los años". A juicio del exacalde y reconocido aficionado, el bolsín "se asemeja a una escuela taurina pues la vida actual enterró el romanticismo de los maletillas". Hoy, añadió, "o tienes padrino o acudes a una escuela" y desterró el tópico sobre el excesivo academicismo que se les atribuye desde ciertos sectores. “Cada uno torea como es”, explicó, convencido de que las escuelas suponen “un remedio a la actual situación de la fiesta”. Para estos centros formativos expresó el deseo de que no se organicen como un negocio “y encuentren la comprensión de las instituciones”.

Precisamente respecto a estas mostró su agradecimiento por la defensa que han realizado de la tauromaquia a través del plan nacional del fomento de la Fiesta y al considerarla patrimonio cultural, siguiendo de esa forma la estela marcada ya por el gobierno francés. 

Amenazas

Entre los principales peligros que hoy en día afronta la fiesta de los toros, Álvarez del Manzano aludió a los animalistas, cuyo mensaje, señaló, ha calado en ciudades como Barcelona, donde se prohibieron las corridas de toros. Un gesto “muy grave” que, sin embargo, atribuyó “a un deseo político de ocultar todo signo de identidad de la nación española por parte de quienes quieren separarse de ella”. 

El pregonero del bolsín tampoco se olvidó de los esfuerzos que la sociedad de asumir por colocar a los toros en el lugar que les corresponde. Así, considera necesaria la remodelación de las plazas “para facilitar el acceso de nuevas generaciones” pese a que la mayoría son piezas “de alto valor artístico que admiten pocas renovaciones”. “Pese a todo, hay que intentarlo en la medida de lo posible”, apostilló antes de apelar también en esto a la colaboración institucional. 

Respecto a la afición, José María Álvarez del Manzano, reclamó un esfuerzo en pos de la pureza “para que los festejos se lleven a cabo con integridad, que no se nos arrebaten las suertes ni se alarguen las faenas innecesariamente y para que los toros salgan con el suficiente trapío”.

En el tramo final de su alocución, el pregonero del bolsín mirobrigense reclamó un entendimiento entre empresarios, ganaderos y figuras del toreo “para beneficiar a la Fiesta” y tuvo un recuerdo especial para la faena de Javier Castaño en la última Feria de San Isidro cuando premió a la totalidad de su cuadrilla con una vuelta al ruedo en plena faena, una histórica acción galardonada por diversos colectivos.

Álvarez del Manzano introdujo su defensa de la tauromaquia con recuerdos de una juventud compartida con su amigo y pregonero del pasado año, José Manuel Albendea, quien fue el encargado de presentarlo. Como hiciera el maestro Joselito, de quien elogio la rivalidad en la arena y el respeto fuera de ella con Belmonte, ambos torearon perros por las calles de Madrid en su niñez, desveló entre risas.

Tras imponerle al exalcalde de la capital de España la reproducción del maletilla, el acto finalizó con dos homenajes. Por un lado, al maestro Juan José quien, emocionado, explicó que pese a estar retirado de la docencia tras ejercerla durante 29 años en la escuela taurina “el mundo del toro ha sido y seguirá siendo mi vida". De otra parte, el bolsín también quiso reconocer la labor del semanario La Voz de Miróbriga que ha dejado de editarse tras 62 años saliendo a la calle. 

Fuente deltoroalinfinito

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada