domingo, 9 de marzo de 2014

Rosa Díez avisa de que el nacionalismo es "insaciable" y pide no pretender calmarlo con "federalismo a la carta"

©Dolores de Lara

Pide una reforma de la Constitución para alcanzar un sistema federal que "garantice la igualdad" y blinde las competencias del Estado

Fuente: Informativos Tele-5

10.03.14 | 20:03h. EUROPA PRESS | MADRID

La portavoz de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Rosa Díez, considera que fue una "ingenuidad" pensar que el modelo autonómico español ideado en 1978 serviría para integrar al nacionalismo y ha pedido no cometer ahora el mismo "error" y pretender calmarlo con propuestas de "federalismo a la carta" como hacen los socialistas, algo que ve como "una soberana tontería".

Rosa Díez ha pronunciado en el Club Siglo XXI una conferencia muy crítica con el actual Estado de las autonomías, que ha apuntado que fue "una improvisación" que ha derivado en un "modelo híbrido e indefinido" de Estado descentralizado con rasgos federales, confederales e incluso centralistas.

A su juicio, esto significa que España soporta "muchos de los inconvenientes" de un Estado federal, como la complejidad administrativa territorial o las disparidades legales, sin "ninguna de las muchas ventajas" de los diversos modelos federales, ya que no existe "ni la corresponsabilidad, ni la lealtad ni el reconocimiento de la cláusula de prevalencia de las leyes federales".

"El Estado de las autonomías ha derivado en un modelo elefantiásico, insostenible en lo económico e inviable en lo político --ha denunciado--. Un modelo incapaz, por su estructura obsoleta, duplicada e imprecisa, de garantizar el cumplimiento efectivo de los artículos de la Constitución que son innegociables, aquellos que proclaman derechos fundamentales como la igualdad, la justicia y la libertad".

Rosa Díez ha reconocido que el sistema autonómico "transformó" España, pero mientras, el nacionalismo identitario "reclamaba una mayor cuota de singularidad". Según ha resumido, esto significó que "la alta descentralización política de España resultó incompatible con las ansias de singularidad de los partidos nacionalistas".

"El nacionalismo es insaciable, y la estabilidad democrática nunca podrá depender de su voluntad", ha alertado antes de presentar la propuesta de UPyD: un modelo federal cooperativo que salga adelante "a pesar de los nacionalistas".

Para ello, la formación 'magenta' reclama una reforma de la Constitución que resuelva "los retos de la sociedad española del siglo XXI" y, entre otros asuntos, cierre la distribución de competencias entre el Estado, las comunidades autónomas y las entidades locales, de manera que el Estado asuma una serie de competencias "exclusiva e intransferibles en materias clave para defender el interés general". UPyD también propone exigir una mayoría más cualificada para la aprobación de los estatutos de autonomía y suprimir el cupo vasco y el concierto navarro.

Todo ello dentro de lo que denomina "federalismo integrador" mediante un sistema político que "garantice la unidad e incluya la diversidad". "Insisto en ello en un momento en el que se viven fuertes pulsiones separatistas ante la indolencia de unos y la complicidad de otros y en el que nadie apenas osa reivindicar la unidad de la nación española como instrumento imprescindible para garantizar la igualdad y los derechos de la ciudadanía", ha reivindicado.

SIN ATAJOS IRRESPONSABLES NI TENTACIONES ANTISISTEMA

Rosa Díez ha presentado así a UPyD como un partido "necesario" para "vertebrar" España y "regenerar las reglas de la democracia sin recurrir a atajos irresponsables ni a tentaciones antisistema". Un partido con "vocación de alternativa de Gobierno" que tiene como guía "la igualdad de todos los españoles".

Y España está en este escenario mientras la recuperación económica está siendo para el país "mucho más larga y más compleja" que en los países del entorno, ya que los dirigentes "no han estado a la altura de sus obligaciones" y no han aceptado que no será posible afrontar "con éxito" la crisis económica y social si no antes no se supera la crisis política.

En este marco, la líder de UPyD ha arremetido contra el bipartidismo que diseñó una ley electoral "injusta" y ha advertido de que, pese a sus "aparentes malas relaciones", la manera de gobernar de PSOE y PP "ha ido pareciéndose cada vez más en los asuntos fundamentales".

ESPAÑA TERMINARÁ FUSIONANDO MUNICIPIOS

Entre sus exigencias, ha incluido la reforma de la ley electoral y también la del conjunto de administraciones públicas, donde ha puesto el foco en una fusión de municipios con la que se podrían ahorrar más de 16.000 millones de euros, según ha calculado. "El Consejo de Europa acaba de aconsejar a España que fusione los municipios de menos de 10.000 habitantes. Osea, que terminaremos haciéndolo, solo que habremos perdido un tiempo precioso", ha puesto sobre la mesa.

También ha arremetido contra la "politización" de los órganos de justicia y ha destacado la lucha de su partido contra la corrupción, emprendiendo acciones legales contra Bankia y los responsables de venta de preferentes, Caja Burgos, Caja Segovia y Caja Navarra.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada