lunes, 21 de abril de 2014

Reflexiones

Dolores:

Te adjunto artículo del sobrino segundo de Adolfo Suárez, Ignacio Fácil Moreno (Nacho), seguida de una pequeña reflexión de Gaspar Melchor de Jovellanos

Creo que la visión de este joven y Jovellanos merece ser publicada.

Carlos del Águila

Ignacio Fácil Moreno con su hermana y su tio Adolfo suárez

Ignacio de pequeño con su hermana y su tío Adolfo Suárez

Respondiendo a Carlos

Carlos:

Como me pides, ahí tienes publicada la visión de F. Moreno, sobrino del que fuera presidente de la Transición, y la reflexión de Jovellanos, además de la fotografía que me adjuntas.

Un abrazo,

Dolores de Lara

-----------------------------------

Estas últimas semanas, a pesar de algunos escándalos políticos (ya habituales y por tanto poco sorprendentes), los españoles hemos vuelto a recordar cuales fueron los motivos por los que iniciamos la senda hacia la democracia.

El trabajo y sacrificio de todos los españoles y la concordia real entre todos, sea cual sea su ideología política son dos factores claves en la convivencia democrática de España.

Desgraciadamente, tras el paso de los años, el desencanto político, la pérdida de valores (de distintas clases), la corrupción y la falta de verdad, han provocado que nuestro modelo de convivencia se vea intoxicado y falto de esperanza.

Durante estos días, muchos hemos sido los jóvenes que hemos rendido homenaje a la Transición, personificada en Adolfo Suárez. Algo sorprendente, pues ninguno hemos vivido esa época, pero creo que hemos captado, con la ayuda de los testimonios de nuestros padres y los libros de historia (extraescolares), las intenciones que en su día se tenían y el espíritu con el que se trabajaba.

Ahora somos nosotros los que tenemos la gran responsabilidad de reconducir el rumbo de España. Somos nosotros, con la ayuda de los que tienen la experiencia, los encargados de volver a llenar de ilusión y esperanza los corazones de todos y cada uno de los españoles.

De esta manera, no creo que nuestro sistema sea un sistema incompleto, pero pienso que todo puede mejorarse y debemos luchar por ello.

Yo creo en la legitimidad de los españoles en elegir a sus representantes, y creo firmemente, en que todos tenemos el deber legitimo y moral de participar en el proceso electoral.

"Creo que una nación que se ilustra puede hacer grandes reformas sin sangre, y creo que para ilustrarse tampoco sea necesaria la rebelión."

Gaspar Melchor de Jovellanos

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada