lunes, 6 de octubre de 2014

Finito, Conde, Castaño y Colombo, todos salieron con rabo menos Enrique Ponce

Por Ignacio Rubio / Foto: Antonio López

Describir una tarde e fiesta de toros se resume a veces con pocos avatares en el pensamiento, visitar una plaza y un ambiente taurino por los cuatro costados, en la mapa del toro bravo y sobre todo en la cuna de una familia que lo ha dado todo por el toro bravo y continua en esa línea más allá de quien rija en la fiesta de quien mande en ella y un pueblo en pos de mantener sus raíces y a sus gentes, hablar de Samuel Flores en Povedilla es hablar de honradez de entrega de verdad de sentimiento y de un respeto indescriptible. Óiganme escuchar de su voz los oles según surgen , exclamar la cadencia de un muletazo o ´la acometividad de una res, es para escucharlo y que no se lo cuenten Don Samuel Flores y su familia en número abundante por presencia, hijo, nueras, nietos y todo un elenco de amistades, Estrella Morente, Francisco Camps,Calamardo, Juan Lamarca y un largo y sin en los tendidos repletos a más no poder y una complicidad de amistad desde el ruedo al palco y los tendidos, en definitiva una tarde e de toros para el recuerdo, donde casi lo de menos fue lo artístico que lo fue, en dos novillos de una nobleza exquisita premiados con la vuelta al ruedo, 3º y 4º y al que debió acompañar el sexto.

De los toreros, todos agradaron en su línea, Finito, Conde al que por cierto brindo a Samuel hijo y entrego los trofeos a la pequeña de Ponce al que entrego una rosa besando a Estrella Morente su esposa, al faenón de Castaño de principio a fin, al notable Marco Galán con el capote y Fernández con los palos ya les digo una tarde para no olvidar un novillero en pos de próxima figura del toreo Colombo un venezolano al que ya vimos en Linares y que hoy de nuevo bordo el toreo al natural en redondo con una plasticidad y una cadencia en los manejos de extraordinaria belleza, ojo a este chico que viene arreando fuerte. Tomar nota, el publico de chapeau al igual que la charanga y para finalizar con Manuel Pérez en el “bar el Jaro” donde la amistad y el buen gusto rebosa hasta límites insospechados, que camaradería señores, su yerno Abel como anfitrión estrella, va por ellos y el pueblo de Povedilla, donde el Ayuntamiento es empresa y modelo a seguir enhorabuena a todos y la familia Samuel Flores por descontado ofreciendo su casa a todos los toreros.

POVEDILLA (ALBACETE)

FICHA DEL FESTEJO

Lleno total

Novillos de Samuel Flores Castillo de Montizón, flojos pero manejables. Vuelta  al ruedo a tercero y cuarto para mí el mejor el sexto.

Finito de Córdoba, dos orejas  y rabo.

Enrique Ponce, oreja.

Javier Conde, dos orejas y rabo vuelta al ruedo al novillo

Javier Castaño, dos orejas y rabo y vuelta al ruedo al novillo

Jesús Enrique Colombo, dos orejas y rabo.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada