martes, 21 de octubre de 2014

TAMARA FALCO, ESTRELLA SOLIDARIA

©Dolores de Lara

LUJO Y ESPLENDOR EN LA FIESTA

DE LA COLECCION DE JOYAS FOLLI FOLLIE

PARA LA FUNDACION SOS

CUANDO "LAS FAMOSAS", ADEMAS DE SU BELLEZA,

PONEN EMOCION Y CORAZON

======================

Texto: JAVIER DE MONTINI/ Fotos: DOLORES DE LARA

©Dolores de Lara

MADRID, 22/10/14.-  Noche solidaria. Lujo y esplendor en el Casino de Madrid, pero esta vez para iluminar las caras de unos niños de Africa, concretamente del sur de Senegal, que necesitan de todo, desde alimentos a una escuela donde aprender a leer y escribir. En fiestas así, el glamour va más allá de la belleza y elegancia de los invitados, está en las emociones, aflora del corazón.

Y eso es lo que he tratado de adivinar en las caras de Tamara Falcó, de Arancha del Sol, de Sonia Ferrer, de Elena Furiase, de Elizabeth Reyes, de Verónica Hidalgo, de Esmeralda Moya, de Estefanía Luyk, de Mónica de Tomás, de Alicia Sanz, de Tonia Sotiropoulou (nueva "chica Bond"), de Raquel Meroño, de Andrea Guasch, de Maria Zabay, de Carmen Lomana... Eran las estrellas invitadas.

Con ellas, Sebastián Palomo Danko, Fernando Ramos, Cuco de Frutos, el músico Henry Méndez, Joaquín Torres y Nacho Sandoval.

Y de maestros de ceremonia, la estupenda María León y el actor/humorista Angel Rielo.

Cuando se ponían bajo los focos, contemplaba cómo las cámaras trataban de captar caras, miradas, sonrisas, peinados, vestidos, escotes, espaldas, joyas, las pulseras "solidarias"... ¡Lástima que los objetivos todavía no alcancen a recoger sentimientos o latidos del corazón!

Sin duda alguna, el corazón más perseguido sería el de Tamara Falcó. ¡Qué cantidad de fotos! Me di cuenta de que las cámaras la quieren y de que ella quiere a las cámaras!

Sin dar noticia de relieve, la "niña" de Isabel Preysler y Carlos Falcó, marqués de Griñón, niña ya metida en los treinta, logra seducir a los medios. No confirma su "noviazgo" con Enrique Solís, repite que todavía no ha dado con el hombre de su vida y que su experiencia religiosa la ayuda mucho en el día a día, cuenta que su madre sobrelleva con entereza la muerte de Miguel Boyer... Nada nuevo, pero hay encanto en su modo de decir. En verdad, Tamara Falcó vive de su trabajo de "estrella social", pero no olvidemos que estudió periodismo (Comunicación) en la universidad de Boston, en los Estados Unidos.

Ciertamente, sería muy hermoso admirar a Tamara Falcó y a todas estas bellezas olvidándose por un momento de sí mismas para volcarse generosamente en los demás a sabiendas de que con su fama o su popularidad están alegrando la infancia de cerca de un centenar de niños nacidos en la mayor pobreza.

No ocultaban su emoción las anfitrionas: Eva Revuelta, directora de promoción y relaciones públicas en España de las joyas Folli Follie, lujo al alcance de mucha gente, y Cristina Muñoz, madrileña afincada en Barcelona, alma de la Fundación SOS, que lleva quince años empeñada en aplicar los derechos de los niños a los que más lo necesitan por nacer en países o lugares donde prácticamente no tienen nada.

Creada por la griega Ketty Koutsolioutsos en 1982, la marca Folli Follie, a lo largo de tres décadas ha ido ganando mercado en todo el mundo y, cumpliendo con la responsabilidad social del éxito de ventas, corresponde promoviendo o respaldando proyectos solidarios como la guardería "Ketty", abierta por la Fundación SOS en Senegal, donde unos noventa niños comen, se educan y cursan estudios primarios.

Precisamente con esta cena ofrecida en el Casino de Madrid, con menú del prestigioso cocinero ( ahora prefieren decir "chef") Paco Roncero, la marca Folli Follie - con Tamara Falcó de imagen en estos momentos- presentaba la nueva "colección SOS", de edición limitada: Una pulsera de dos vueltas con detalles de acero rosado o plateado y piedras de cristal en variedad de colores y unos pendientes en cruz de plata, oro rosa o brillantes. Unos adornos que la mujer puede ponerse igual para ir al trabajo que para irse al cine, al teatro o de fiesta por la noche.

Por llevar cinco años con estas joyas solidarias, la Fundación SOS ha querido sorprender con una distinción a Eva Revuelta. Una distinción que le entregó María Pineda, venida de Málaga pese a estar en duro tratamiento de la grave enfermedad que sufre, pero "muy feliz de entregar este premio a una persona muy especial para mi por su obra solidaria y por el enorme corazón que tiene, porque es de corazón como yo", le dijo a una Eva Revuelta muy emocionada y a quien todos felicitaban con entusiasmo y con afecto.

Con verdadero gozo, querida Eva, te reitero mi enhorabuena.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada