jueves, 6 de noviembre de 2014

La vi salir y lloré

Teresa Romero con sus compañeros

Hoy igual que ayer lloré escuchando la lectura de la carta que Paloma Gómez Borrero dedicada a Teresa Romero, una carta que ha descifrado todo lo que la mayoría de los humanos sentimos y pensamos cuando vimos salir del hospital a esta superviviente de la epidemia de ébola.

Teresa Romero:

Yo en tu lugar hubiera hecho lo mismo.

Dios nunca abandona al que ayuda.

Dios escucha a quien le llama con devoción.

Un fuerte abrazo.

Dolores de Lara

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada