martes, 31 de marzo de 2015

TERESA DE JESÚS "EN EL UMBRAL DE LA HOGUERA"

 ©Dolores de Lara CONCHA VELASCO JOSEFINA MOLINA, 

MARCADAS

"TERESA DE JESUS"

LA DIRECTORA DE CINE

PRESENTA UNA NUEVA EDICION DE

"EN EL UMBRAL DE LA HOGUERA"

LA NOVELA AHONDA EN LA HISTORIA

DE "LA MUJER QUE SE ESCONDE TRAS EL MITO

©Dolores de Lara

----------------------------------

Dolores de Lara

Texto: JAVIER DE MONTINI / Fotografías:© DOLORES DE LARA

MADRID, 31/03/2015.-Con intervención de Concha Velasco, Josefina Molina ha presentado en la Biblioteca Nacional su novela "En el umbral de la hoguera" en la que cuenta la vida de Santa Teresa de Jesús, pero ahondando en la historia de "la mujer que se esconde tras el mito". Más claro: Profundiza el relato en la peripecia humana de Teresa Sánchez de Cepeda y Ahumada, nacida en Avila el 28 de marzo de 1515 (celebramos sus quinientos años), en la aventura que vivió hasta su muerte en Alba de Tormes el 4 de octubre de 1582 sin imaginar jamás que un día la subirían a los altares (fue canonizada en 1622) y sería proclamada doctora de la Iglesia católica.

Josefina Molina (n. Córdoba, 14/11/1936), cineasta de prestigio, Goya de Honor en 2011, directora y realizadora, comenzó en TVE con Estudio 1. Siguió con Cuentos y Leyendas, Los Libros y Los pintores del Prado TV y en1982 aceptó el encargo de una serie sobre "Teresa de Jesús", producción de TVE y la RAI, en cuyo guión trabajó con la novelista Carmen Martín Gaite y el académico Víctor García de la Concha. Dos años dedicó entonces a la película sobre Santa Teresa que, en 1984, fue emitida por TVE en seis episodios y posteriormente en cuatro.

Para el papel estelar, Josefina Molina eligió a Concha Velasco (Valladolid, 29/11/1939), actriz que también tiene su Goya de Honor (2012). Con ella, Paco Rabal, Hector Alterio, María Massip, Emilio Gutiérrez Caba (en San Juan de la Cruz), Tony Isbert (en el padre Jerónimo Gracián) y Patricia Adriani (de Princesa de Eboli), entre otros.

La serie "Teresa de Jesús" se ha visto en cadenas de TV de más de treinta países y cobra de nuevo actualidad en el quinto centenario del nacimiento de una santa que, por su personalidad y el modo de vivir y de actuar en su tiempo, ha marcado la vida tanto de la realizadora Josefina Molina como de la intérprete Concha Velasco.

©Dolores de Lara

Eso explica que, concluida la serie, Josefina Molina siguiera interesándose por la figura de Teresa de Jesús y ahondase en su estudio con el afán de ir más allá de los tópicos. Lo que encontró bajo la santa es la extraordinaria mujer que nos ofrece en esta novela "En el umbral de la hoguera" que, publicada en 1999 por Martínez Roca, reedita ahora Almuzara (Manuel Pimentel Siles) con una bella imagen de Concha Velasco de monja carmelita en la portada.

Al cabo de treinta años, a la actriz aún la ve muchísima gente en el personaje de "Santa Teresa" y mira que ha encarnado cantidad de papeles en teatro y en TV. Cuando Josefina Molina la llamó, Concha Velasco estaba representando unas obras de Adolfo Marsillach, primero "Yo me bajo en la próxima ¿y usted?" y seguidamente "Mata-Hari". De entrada le sorprendió el empeño de Josefina Molina: "Nunca supe realmente porqué me eligió. A lo mejor, un milagro de Santa Teresa".

Josefina Molina ríe: "¿Por qué? Para cuantos hayan visto la serie, está más que claro".

Recuerda perfectamente Concha Velasco cómo se trabajó el personaje en casa bajo la dirección de Josefina Molina que insistía: "Olvídate de Santa Teresa y de los ojos en blanco... Quédate con la mujer". Algo que también querían las carmelitas del convento de San José, de Avila. "Lo que importa es verte de monja y no de... "monjita". Porque eso fue Teresa ¿no?: "Una monja, una revolucionaria, una feminista, una luchadora de su época que, en vida, seguro que jamás pensó que fuera santa".

©Dolores de Lara

En la novela "En el umbral de la hoguera", Josefina Molina, utilizando no sólo los escritos de Santa Teresa sino los testimonios de otros personajes que convivieron con ella o la trataron de cerca, caso de la priora María de San José y del padre Jerónimo Gracián, nos da al natural a esa monja que entró en el convento de la Encarnación, de Avila, en 1533, y que después reformaría la Orden del Carmen y fundaría las Carmelitas Descalzas.

No fue nada fácil su vida, pero aguantó carros y carretas,"y sólo por el amor a una idea".

En la novela de Josefina Molina hay un pasaje en el que la priora María de San José reflexiona:

"Sólo yo veo la persecución a que ha sometido a tantos confesores para llamar su atención de la única manera que podía. Sólo yo veo en este libro la historia de una pobre mujer sin salida, ahogada en un convento como mal menor. Tal vez es que soy muy mezquina, y rastrera. Pero sólo yo estaría dispuesta a venerarla como santa, no por sus visiones, ni por sus arrebatos místicos, sino por su valor para luchar contra el mundo, por su talento para escribir hermosas palabras. Cuando la veo tirada por esos caminos, presa de la fiebre y del cansancio, llena de piojos y con hambre, bendigo a Dios Soberano que ha dado a los seres tanta fuerza, tanta, como para sobrevivir en las más grandes dificultades y en los pozos más profundos".

©Dolores de Lara LAMONTERA.net

Para conocer realmente a Santa Teresa de Jesús, pienso que lo mejor es leer y releer sus escritos, sus poemas, el libro de las Fundaciones y su vida. Si a esto añadimos biografías y novelas sobre su figura, miel sobre hojuelas. Recién publicados, disponemos ahora de estos títulos: "Para Vos naci" de Espido Freire (Ariel); "Y de repente, Teresa" de Jesús Sánchez Adalid (Ediciones B) y "En el umbral de la hoguera" de Josefina Molina (Almuzara).

Concha Velasco y Dolores de Lara

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada