lunes, 18 de mayo de 2015

10ª de San Isidro en Madrid. El sexto toro y Joselito Adame que cortó una oreja salvaron la tarde

©Dolores de Lara

"...Adame se tiró a matar como un jabato agarrando una excelente estocada de rápidos efectos. Oreja bien ganada. Y en mi opinión, esta faena del mexicano, la mejor por ahora de la feria tras la de Alejandro Talavante..."

J. A. del Moral / (Fuente: deltoroalinfinito) Fotografías:©Dolores de Lara

Madrid. Plaza de Las Ventas. Domingo 17 de mayo de 2015. Décima de feria. Tarde calurosa con los dos tercios habituales y viento en calma.

Seis toros de El Montecillo, bien presentados y de juego

Manso y muy blando el deslucido primero. Muy noble el segundo. Fatalmente inválido el tercero. Muy a menos el en principio noble cuarto. Noble por el derecho a menos y rajado el quinto. Excelente por toso el sexto. 

Juan Bautista Jalabert (teja y oro): Estocada, palmas. Buena estocada y descabello, silencio.

Alberto Aguilar (papagayo y oro): Media estocada trasera caída y descabello, aviso y silencio. Estocada trasera de efectos fulminantes, silencio.

Joselito Adame (violeta y oro): Dos pinchazos y estocada, silencio. Buena estocada de rápidos efectos, oreja.

©Dolores de Lara

Fuimos ayer a por la decima y faltan ventiuna. En otras ferias, algunas también importantes, ya estaríamos finalizando. Pero en Madrid solo llevamos dos pescados lujosamente vendidos: La faena de Talavante, digan lo que digan algunos, y lo de antier de Diego Ventura, salvando las enormes distancias que hay entre el toreo a pie y el de a caballo. Los que me siguen saben que yo no soy de rejones y por eso no voy. Desgraciadamente, ahora me puedo permitir este lujo. Si hubiera tendido que escribir para un periódico impreso, habría cubierto el primer festejo de rejones. Siento haberme perdido lo de Ventura pero, en el fondo, no me importa demasiado. También me perderé el segundo del día 23 porque estaré viajando a Nimes para ver el homenaje que le van a dar allí a Enrique Ponce. El Coliseo Romano de Nimes es uno de los escenarios más grandiosos del toreo mundial y, según parece, el 24 estará hasta los topes. Allí parece que tiemblan las piedras más que bimilenarias cuando el público vibra ante algo excepcional. Ponce indultó allí el primer toro al que se le perdonó la vida en Francia. Lleva cortados tres rabos entre infinidad de orejas e indultó otro toro una mañana. Fue el primero de aquella corrida. Fue como quemar una traca empezando por la bomba del final… El coliseo nimeño es la plaza de toros del mundo en la que se hace más taquilla a plaza llena y la que más gente puede albergar tras la Monumental del D F en México. A quienes nunca hayan visto una corrida allí, les aseguro que merece la pena…

Si me estoy yendo por las ramas, es que porque el cartel de ayer, toros de El Montecillo para Juan Bautista, Alberto Aguilar y Joselito Adame, no me da para mayores florituras en este hoy breve prólogo que esperar a ver qué hacen aunque nunca se sabe lo que en cualquier corrida puede pasar para mal o para bien. Tal como ayer al final del festejo en el que vimos con sumo placer cómo se acoplaban el sexto toro y Joselito Adame que fue quien salvo la tarde, llevando a cabo una de las dos mejores faena que llevamos anotadas. La suya y, sobre todo, la de Alejandro Talavante. Pasen y lean…

Muy bonito el bragado que abrió plaza. Muy distraído de salida y suelto e capotes. Lo casi todos los toros que vemos lidiar actualmente. Ni en los medios logró fijarlo Juan Bautista. No hubo manera. Y escaso de fuerza. Otro denominador común de casi toda cabaña de bravo aunque vamos a tener que decir cabaña de manso. Manseó en el primer puyazo pese a dejarse pegar. Buena media del francés intentando dejar el animal para el segundo, teniéndolo que colocar otra vez porque se fue y suelto de nuevo. Fáciles los banderilleros. Calamocheador en la muleta aunque intuimos que con más fuerza habría resultado bastante posible. Juan Bautista que tiene oficio sobrado desde que era niño y bien que lo demostraba en sus campos marismeños de La Camarga, le sacó lo que buena o malamente pudo con tanta voluntad como inutilidad. Mató de efectiva estocada.

El negro cuarto, negro y de parecidas hechuras a los ya corridos, resultó muy noble desde que salió. Buen saludo por verónicas de Juan Bautista. Galleo por chicuelinas para llevarlo al caballo. Bravo el toro en el aliviado primer puyazo. Señalado el segundo. Quite decidido aunque deslucido de Aguilar por quedársele muy corto el animal. ¿Había cambiado a peor? Los peones parearon sin problemas. En los tanteos por bajo con la muleta de Juan Bautista, perdió las manos. Pero luego fue bien a derechas aunque tardeando progresivamente. El de Arles lo toreó con correcta frialdad que es su mayor defecto. Con la izquierda se puso el toro aún más remiso y lo mejor hubiera sido cortar el trasteo. Pero la moda es pasarse de rosca y de tiempo. El público le obligó a irse a por la espada de acero. Mató de buena estocada y descabello.

Más alto el también bragado segundo. El siempre solvente Alberto Aguilar logró fijarlo en en cuanto se lo propuso aunque sin poder lucirse. Cumplió en varas aunque defendiéndose. Le pegaron. Quite de Adame por chicuelinas y bien. Muy trasero el primer par. Un solo palo en el segundo. Y bueno el tercero de Curro Robles. Aguilar se salió con el toro casi a los medios y tras unos suaves doblones, empezó muy bien con la derecha en tres rondas a cada cual mejor. Desde hace tiempo le tengo considerado como buen torero, con valor, cabeza y desparpajo. Bien colocado, muy templado, ligando, sometiendo y mandando. Y el noble animal, mejoró. Eso es el toreo. Eso es lidiar toreando. Al natural, tras dos de prueba, dos y el de pecho bien aunque en el que iba a ser segundo el toro derrotó por arriba y le enganchó la muleta. De nuevo con la derecha y con el animal un poco más remiso, reeditó lo anterior. Tardó en igualar para entrarlo a matar lo mejor posible y la media estocada le cayó trasera, tendida y caída que necesitó del descabello… Lástima.

El quinto, negro, se salió por arriba en cuajo y trapío respecto a los anteriores. Salió con pies aunque muy huidizo. Lo paró un peón y tarde. Al primer puyazo fue al relance o de corrido como prefieren decir algunos. Sin fijeza alguna siguió saliendo suelto del segundo encuentro. Adame quitó por gaoneras sucias. Desigual el tercio de banderillas. La faena de Aguilar comenzó con suaves aunque despegados redondos para no forzar al animal, poco a poco a mejor hasta cuajar una estupenda serie que ligó al de pecho. Algo más tardón, tuvo que ganar un paso a cada pase en la siguiente. Por naturales el toro se abrió demasiado y tuvo que darlos de uno en uno. Los de 7 molestaron al pequeño torero sin razón. Y rajado irremisiblemente hacia las tablas el toro, no pudo sacarlo de la ostensible querencia y al hilo tuvo que matarlo, esta vez de estocada entera al primer envite con efectos cuasi fulminantes.

©Dolores de Lara

Joselito Adame actuó por segunda vez en la feria. Enfrentó al tercero. Negro y bien puesto. Buenos lances rodilla en tierra en el saludo. Humilló con nobleza el burel. Cumplió en el pronto aliviado primer puyazo. Y en el más aliviado el segundo. Quite de Juan Bautista por chicuelinas y revolera. BienTomás López y Pascual Medina en palos. Brindó el manito. En los medios, cambiado diestro por la espalada y de pecho. Mucha distancia al citar para los redondos, pero ay, el toro blandeó de remos demasiado y deslució los buenos propósitos de Adame sobre ambas manos. Se había roto una pata y Adame tuvo que matarlo. La accidental invalidez del animal fue motivo de penosas exclamaciones por parte del público. Ahora la gente se lamenta más de las lesiones de los animales que las de los seres humanos. Mató de dos pinchazos y estocada entre gritos de pena mientras el moribundo animal tardaba en doblar.

©Dolores de Lara

A porta gayola Adame para recibir al sexto. Y bien colocado de rodillas. Cerca de toriles. Se la pegó despacio aunque tuvo que apartarse porque el animal se le vino casi al paso y se lució después con lances sugestivos. Bien en la brega el mexicano para colocar al toro que manseó ostensiblemente en el primer encuentro con el caballo. Tardeó y manseó defendiéndose en el segundo. En los medios quitó Adame por zapopinas y media de remate escuchando la única ovación de la tarde. El toro se dolió en palos que se colocaron bien aunque con muchos capotazos entre par y par. Palmas para Jarocho y Pascual Medina. Y brindis de Adame al público. Estatuarios a pies juntos sin casi moverse. De pecho y trincheras. Buen toro y buen torero. Casi en los medios, vibrantes, reunidos y ligados redondos con el de pecho. Otra tanda más igual solo que terminada con una trinchera. Y muy bien al natural cerrados con un pase del desdén. Buena faena, si señor. Más naturales, molinete en la cara y de pecho. Adornos y mexicanadas para cerrar el trasteo sin que le faltaran las manoletinas. Todavía tenía el toro la boca cerrada cuando Adame se tiró a matar como un jabato agarrando una excelente estocada de rápidos efectos. Oreja bien ganada. Y en mi opinión, esta faena del mexicano, la mejor por ahora de la feria tras la de Alejandro Talavante

FLASHES  

©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada