viernes, 4 de septiembre de 2015

DAIMIEL (C.REAL) Espectáculo de Virgen María y triunfo de Curro, Vázquez y Adame

Daimiel

Gran corrida la que vivió la localidad manchega

Por ; Ignacio Rubio / Foto:José María de Toro

Un encierro de Virgen María estaba preparado para irrumpir en la corrida de la Feria de la ciudad manchega de Daimiel. Curro Díaz, Joselito Adame y Luis Miguel Vázquez hacían a las seis en punto de la tarde el paseíllo en la localidad ciudarrealeña.

Una oreja paseó Curro Díaz tras una gran faena al noble primero de Virgen María. Selló buenas verónicas, ganando terreno y gustando con tremenda suavidad. Dejó, muleta en mano, dos tandas con la zurda de gusto para ver que el pitón era el derecho: allí surgieron los pasajes más bellos, con su esbelta figura y quietud. Surgieron molinetes y desprecios con torería para dejar una estocada efectiva y cortar la oreja entre los aplausos del respetable al toro en el arrastre.  Paseó del cuarto otra oreja en una faena que se recordará por la despaciosidad, la cadencia y los ajustes de ésta. Fue prendido en un pitón a la salida de un pase de pecho siendo feamente volteado, reponiéndose poco después y firmando pasajes a cámara lenta jaleados con olés. Tres pinchazos previos hicieron que perdiera el premio grande, paseando finalmente la oreja.

Luis Miguel Vázquez cumplió con creces ante sus paisanos con un toreo puro y clásico desde que se abrió de capote a la verónica en el segundo. Templó y mandó el de Daimiel que incluso se permitió el brindis al familiar. Fue su toreo franco y de verdad, pero no comenzó por bajo como en tantas tardes, sino que fue con la derecha para encontrar después su momento al natural en tres series de trazo muy largo y bien rematados los de pecho. Brilló en molinetes y farol incluido para ligar el de pecho. Estaba entregada la plaza mientras sonaba su pasodoble. Se perfiló a espadas logrando una estocada atravesada que necesitó dos golpes de verduguillo para pasear la oreja. El quinto protagonizó un susto cuando Vázquez lo recibía a la verónica: cayó delante del astado y él mismo desde el suelo se hizo el quite. Posteriormente el picador Ignacio Sanchez quedó colgado y mermado tras derribarlo el toro, pasando a la enfermería. Dos orejas paseó Luis Miguel de ese toro en una faena de gran toreo en redondo y brindis al torero local Lauri, emocionado por la gran faena del daimieleño. Dejó tres series de trazo y mando largas y bien rematadas. De la estocada salió prendido, para cortar finalmente dos orejas. Se desmonteró Jorge Fuentes por dos grandes pares Así como Oscar Castellanos en el cuarto

Palmas escuchó en el tercero Joselito Adame, un toro que fue un regalito y al que Héctor Vicente le recetó una vara de órdago para recibir otra más del que guardaba puerta y otra más posterior para intentar ahormar al descastado y con peligro de Virgen Maria. La faena anduvo a la deriva del mexicano, que no se pudo emplear ni entregarse a fondo. No se vio al torero poderoso de tantas tardes ante la adversidad. Lo mató con decoró y escuchó palmas de ánimo.  Dos orejas paseó Adame del sexto en una faena completa llena de garra y no querer perder la batalla. Adame toreó con gusto con el capote y quitó por chicuelinas. Su faena fue de gran dimensión, aunque mejor por la derecha, con mano baja y buenos ajustes. Se esforzó y al natural ligó con profundidad. Los invertidos y el arrimón típico gusto en Daimiel y la estocada en la cruz algo tendida fue suficiente para doble premio. Los toreros salieron en hombros junto al mayoral de Virgen María.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Daimiel, Ciudad-Real. Corrida de toros. Más de media plaza.

Seis toros de Virgen María. De excelente juego salvo el 3º

Curro Díaz, oreja y oreja.

Luis Miguel Vázquez, oreja y dos orejas.

Joselito Adame, palmas y dos orejas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada