viernes, 18 de septiembre de 2015

Ponce y Fandiño aprovechan la nobleza de los Samueles en Bolaños

Fandiño y Ponce

BOLAÑOS DE CALATRAVA (C.Real)

Pedro Carrero cortó una oreja en el toro de la alternativa y malogró con la espada otra del sexto Rosaleda de nombre, herrado con el nº 13 y de manos de Enrique Ponce y como testigo Iban Fandiño. Carrero,de Torrenueva, se hizo matador. Fandiño y Ponce salen a hombros.

POR IGNCIO RUBIO

Volvía Enrique Ponce a anunciarse con la vacada albaceteña de Samuel Flores, un clásico en su carrera que, desde hace varias temporadas, no lo había acompañado en sus carteles. Era esta tarde en la localidad ciudarrealeña de Bolaños de Calatrava y para dar la alternativa al novillero Pedro Carrero, de veterana carrera menor y que estaba atestiguado en su ceremonia taurómaca por el vasco Iván Fandiño.

Le faltó fuerza al serio primero y careció de ritmo en el capote del toricantano Pedro Carrero, con las manos altas para no quebrantar la condición del animal. Y le faltó el fuelle suficiente para acompañar la voluntad con que tomó la tela el castaño. Sin estrecheces ni exigencias Carrero, le dio media altura para afianzar y para mantener viva la repetición del animal, si bien eso restó emoción al toreo fundamental. Más encajado al natural, tuvo más importancia el trazo, con la mano más abajo y la exigencia un punto más alta. Pinchó en el primer encuentro y eso dejó su premio en una oreja.

Tuvo que tirar de recursos y de oficio Enrique Ponce para mantener de pie en faena al badanudo segundo, hondo y amplio, que nunca quiso entregarse en la muleta que terminó convenciéndole de que dejase en ella el poco fondo que tenía. Magisterio y capacidad la del de Chiva, que dejó un bajonazo al perder las manos el toro en el momento de matar y paseó una oreja.

Muy metido en la faena estuco siempre Iván Fandiño con el tercero, toro de tremendo cuajo que cerraba la cara por delante. Fue exigente el animal, que deslucía los finales con una protesta punteada por su falta de fuelle. Asentado y sólido el vasco, supo dejar la tela en la cara para fomentar la repetición y ligar las series. Mucho expuso el de Orduña, que logró un buen volapié. Se pidió  la segunda  oreja, que la presidencia no concedió, teniendo  en cuenta el desarme  del matador en un lance. Oreja de peso del afincado  en la tierra.

Dos orejas cortó Ponce ante un Samuel de embestida tardía pero bondadosa. Ponce a mediar altura consiguió  lucir  al cornalón y grande toro. Fue a derechas y en toreo temblado y cargando para afuera. Al natural se empleó menos. Vuelta a la derecha  para ligar genuflexo, no llego a la  poncina, pero hubo gusto, estética y gran estocada  que necesitó verduguillo. Dos orejas pedidas clamorosamente. Enrique  Ponce  le hizo  el guiño de satisfacción  a don Samuel Flores presente en el festejo.

Fandiño cortó  dos orejas con una faena de gusto de principio a fin por ambos pitones. Hubo gusto y ligazón se gustó el torero y se lo explicó a Ponce. Gran faena y estoconazo para doble trofeo y clamorosa vuelta.

Carrero perdió la puerta grande tras faena de mérito por ambos pitones. Lleno de entusiasmo brindó a Ponce y se lució por molinetes para fallar con estrépito a espadas. Saludó una gran ovación.

FICHA DEL FESTEJO

Plaza de toros de Bolaños de Calatrava, Ciudad Real. Corrida de toros. Tres cuartos de plaza, Estuvo presente D.Samuel Flores padre e Hijo, Victoriano Valencia y las cámaras de castilla la mancha televisión comandadas por José Miguel Martin de Blas, Cristina Sánchez y Oscar Aranda, Alcaldes de las localidades de Villarrubia de los Ojos, Membrilla etc.

Seis toros de Samuel Flores y Manuela Agustina López Flores (primero), serios y cuajados. De noble condición y escaso fuelle el obediente y largo primero;

Enrique Ponce (tabaco y oro), oreja y dos orejas.

Iván Fandiño (barquillo y oro), oreja y dos orejas.

Pedro Carrero (grana y oro), que tomaba la alternativa, oreja y ovación.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada