domingo, 20 de septiembre de 2015

“Romance de torería”

ALMODÓVAR DEL CAMPO (CIUDAD REAL)

El Cid bordó el toreo. Abre plaza de Serrano Suñer.

Daniel Luque tuvo una completa tarde por capacidad y temple.

Fandiño un lote de nulas opciones

IGNACIO RUBIO

Llegaba este sábado a escena la segunda de la Feria de la localidad de Almodóvar del Campo, localidad manchega con los encierros más antiguos de España. La baja de Miguel Ángel Perera tras su gravísima cogida del pasado martes en Salamanca hizo modificar el cartel con la presencia del vasco Iván Fandiño en su sustitución. Junto a él, paseaban El Cid y Daniel Luque, torero este último muy querido en la localidad.

Anduvo El Cid primoroso en un comienzo a la verónica del torero de Salteras con seis y una media que de entrada levantaron las palmas del tendido. Se llevó un picotazo el terciado de Suñer Serrano y otro quite por verónicas de Manuel. Apareció en ese momento El Cid de los sueños con un gran temple con la mano diestra, que se emborrachó toreando por ese pitón al astado. Temple, verticalidad, gusto, suavidad puso el torero y una máquina de embestir fue el animal. Sonó el aviso y El Cid continuó volcando emociones al tendido, pidiéndose con fuerza indulto sin concesión de éste. Se pidió el rabo con fuerza, pero el presidente no lo concedió, otorgando la vuelta al toro entre palmas.  Se inventó Manuel una faena ante el soso de Suñer que hizo cuarto. Anduvo muy por encima ante un animal que le buscó la taleguilla. Más a diestras que a zurdas se lució, poniéndolo todo el torero. La gran estocada hizo rodar sin puntilla al animal para cortar la oreja con petición de la segunda no atendida.

Fandiño se empleó con el capote ante un segundo animal muy noble pero con las fuerzas suficientes. Protestó más la salida del buen toreo del de Orduña, por ambos pitones con los de pecho de pitón a rabo. Se cruzó bien Iván muleta en mano, destacando el final por ceñidas manoletinas. Con la espada selló dos pinchazos, perdiendo así opciones de triunfo.  Palmas escuchó ante un quinto peligroso e inválido que la presidencia mantuvo en el ruedo ante las protestas. Sólo pudo despacharlo con dignidad y la bronca a la presidencia fue mayúscula.

Daniel Luque se inventó en tercer lugar una gran faena de entrega. Fue más endeble el de Suñer, pero Daniel se la jugó entre pitones ante los parones del bicho y un tremendismo arrimón final. De órdago fueron las luquesinas que epilogaron su faena, que sumadas a la gran estocada le sirvieron para cortar una oreja. Daniel Luque no se pudo emplear con el capote, pues se coló el sexto burraco. Un picotazo se llevó en varas y, en faena, comenzó a diestras y en redondo muy templado en dos series largas y profundas. A zurdas hubo ligazón y largura, suavidad en los trazos y remates. La segunda serie a punto estuvo de llevárselo por delante, e incluso mandó parar la música el de Gerena para firmar serie antológica. La vuelta a la derecha templada con cambio de mano tuvo mucho gusto, logrando un estoconazo y cortando dos orejas.

FICHA DEL FESTEJO

Coso de "Las Eras de Marta”, Almodóvar del Campo, Ciudad Real. Segunda de la Feria de septiembre. Corrida de toros.

Seis toros de Núñez Serrano-Suñer, genial el primero, premiado con la vuelta al ruedo en el arrastre.

Manuel Jesús "El Cid”, dos orejas y oreja.

Iván Fandiño, ovación y palmas.

Daniel Luque, oreja y dos orejas.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada