sábado, 19 de diciembre de 2015

María José Campanario y los laboratorios Arkopharma, fabricantes de las ampollas de la famosa dieta de la alcachofa

María José Campanario reaparece buscando trabajo y apoyando a Belén Esteban
---------------------------
María Eugenia Yagüe / Fotografía:©Dolores de Lara

 La excusa de los (supuestos) kilos de más navideños ha servido a María José Campanario y a los laboratorios Arkopharma, fabricantes de las ampollas de la famosa dieta de la alcachofa, para promocionar de nuevo este producto adelgazante. Y en el caso de la esposa de Jesulín de Ubrique para contar entre otras cosas, que busca trabajo.
 ------------------------
La mayor parte de las famosas que han promocionado este dieta, desde Sonia Ferrer a Chabelita Pantoja, Chayo Mohedano, Lolita o Jessica Bueno, no necesitaban perder ni un gramo, pero a la prensa le viene bien estos personajes que son noticia,  los interesados reciben por este photocall, de 5.000 euros en adelante (según los kilos de interés que despierte el famoso), con posado y declaraciones incluidas. Y todos contentos.

Campanario siempre tiene algo que contar porque su vida tiene muchos alicientes. A saber: esposa de torero que dejó a madre soltera despechada. Condena judicial por estafa. Estudios de odontología, que una Universidad le negó por haber sido condenada y que la obligaron a peregrinar por distintas autonomías hasta acabar licenciándose en Oporto. La actual tregua que parece existir entre Jesulín de Ubrique y Belén Esteban, también afecta y mucho a Campanario y todos queremos saber si ella participa en esta nueva paz familiar. Sin olvidar los alarmantes desmayos que sufrió últimamente.
En fin, que María José Campanario no decepcionó este miércoles en la promoción de la dieta de la alcachofa. Se puso al lado de Belén Estebanen su guerra contra el ex mánager Toño Sanchís. Aseguró que sus desmayos no revisten gravedad y andan investigando si se trata de un problema de tipo inflamatorio. Que finalizada su carrera de odontología, está haciendo algún máster a la espera de encontrar trabajo. Que está en paro como 5 millones de españoles (afirmación que provocó un escalofrío entre los asistentes). Y que en las malas rachas, cuando el mundo y las malas lenguas, son injustos con ella y su familia, ha necesitado ayuda psicológica y ahí sigue, siempre que vuelve a necesitarlo.     
¡Qué suerte la de Campanario! Se desahoga, que siempre es un alivio, se lleva un pastón y ¡encima pierde algún kilito!
En la imagen, María José Campanario (Foto: Dolores de Lara).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada