viernes, 18 de diciembre de 2015

PETRO VALVERDE, UN MODISTO CON ALMA DE PINTOR


EN UNA RETROSPECTIVA PRESENTÓ
DOCE DE SUS GRANDES DISEÑOS EN LA
GALERIA DE ARTE DAVID BARDIA
======================== 
VISTIÓ DE NOVIA A LA INFANTA DOÑA ELENA
--------------------------------- 
EL TRAJE DE TESSA DE BAVIERA
COMO MAS ELEGANTE DE ESPAÑA
AL LADO DE FERNANDO REY

 --------------------------
 Texto: JAVIER DE MONTINI / Fotos: DOLORES DE LARA

18-XII-2015.-A  veces, puede que siempre, es bueno mirar atrás y recrear el corazón contemplando hermosos momentos vividos. Hasta Dios, tras crear el mundo, se detuvo a admirar sus maravillas “y vio que era bueno”. Así de gozoso y feliz he encontrado al modisto Petro Valverde en la galería de arte David Bardía donde exponía doce de sus más importantes y artísticos diseños.  
A Petro Valverde (n. Sevilla, 1946) le ha atraído el mundo de la moda desde la niñez. De familia humilde emigrada de Extremadura, Petronilo Valverde y Manuela Santamaría, a los catorce años dijo a sus padres: “Yo quiero ser modisto”. Vocación que a su padre le resultó rara o al menos extraña. ¡Ay, este hijo mío! ¿Una fantasía del crío que, además, era el menor de los tres, Joaquín, Concha y Petro? No se opuso, sin embargo. Le fue con el cuento a un sastre amigo, Pepe Ramírez: “¿Podrías hacerle un hueco en tu taller a ver si se aburre el chico?”. Y ahí comenzó la aventura de Petro Valverde en la costura. “Aquel aprendizaje, coser, cortar y probar, me vino genial”.
Un domingo de Ramos, deslumbrado por la elegancia de una mujer que lleva un modelo de Balenziaga, el aprendiz de sastre, con la emoción de los veinte años, se dijo a sí mismo: “Yo no quiero limitarme a vestir hombres, yo quiero vestir también a mujeres”. Y tras unos años, pocos, de diseño en el taller abierto en Sevilla, a primeros de los 70, se vino a Madrid decidido a seguir los pasos de sus admirados Cristóbal Balenziaga y Elyo Berhanyer. Aceptó un trabajo de patronista y enseguida fue fichado como cortador por Pedro del Hierro. Ahí conoció a Tessa de Baviera, a Marisa de Borbón, a Marina Danko… a quienes veía como ideales clientes. Un desfile montado un poco a hurtadillas con Tina Mújica le sirvió para terminar su etapa de cuatro años con Pedro del Hierro y montar su “atelier” en Madrid: Ahí empezaba su andadura de modisto con alma de pintor. Ahí empezaba a ganarse a clientes que querían vestir arte y distinción. Ahí empezaba el diseñador de alta costura cuyos desfiles siempre resultaban espectaculares y maravillosos por la belleza de los trajes que convertían a las modelos - Juncal Rivero, Mar Flores…- en princesas y reinas de la pasarela.
Más adelante, verdaderas princesas de casas reales serían sus clientes y, ya especializado en trajes de novia y fiesta, alcanzaría Petro Valverde fulgor estelar al ser elegido por Su Alteza Real la Infanta Doña Elena de Borbón para vestirla de novia en la celebración de su boda con Don Jaime de Marichalar el 18 de marzo de 1995 en la catedral de Sevilla. Con ese precioso traje de novia no ha podido contar para su exposición retrospectiva, pero sí que pudimos admirar los once bocetos que presentó a la Casa Real y la Duquesa de Lugo sí que le ha facilitado el traje que lució en la petición de mano.
 A la Infanta Doña Elena de Borbón la había vestido por vez primera para la cena de gala ofrecida por los reyes de España Don Juan Carlos y Doña Sofía en el Palacio Real al presidente de los Estados Unidos Ronald Reagan y su esposa Nancy en visita oficial a nuestro país.
Además de trajes de sus más estelares colecciones, verdaderas joyas, Petro Valverde, en esta retrospectiva “Diseñar como un pintor”, logró mostrarnos algunas de sus creaciones para clientes célebres: El vestido que llevó en su boda la torera Cristina Sáncheza, un espectacular traje de novia de estilo medieval de Ana F. Gervás, dos modelos que las princesas Muna y Alía de Jordania se pusieron en la boda del Príncipe de Asturias, Don Felipe de Borbón, con Letizia Ortiz, ahora reyes de España, el vestido de noche de Paloma San Basilio en la gala de los premios Grammy Latinos hace cinco años, el de la elegancia de Tessa de Baviera…
Este traje de Tessa de Baviera es emblemático en la vida de Petro Valverde porque “fue el primero que apareció en los medios por lucirlo ella al ser elegida mujer más elegante del año al lado del hombre más elegante, el famoso e inolvidable actor Fernando Rey”. Recuerdo aquella fiesta de la elegancia (abril 1979), montada por Rafa Lozano en la discoteca Mau-Mau en la que ofició de presentador Arturo Fernández, de siempre el hombre mejor vestido. Admirable Tessa de Baviera (n. Madrid, 11/01/1941) porque de esa noche de la elegancia han pasado 36 años y su silueta aún podría llevar el traje aunque ahora - me dice- “les encanta ponerlo a mis nietas”, justamente la acompañaba una de ellas, Cristina, la hija de Myrta.
En torno a Petro Valverde, un diseñador con alma de artista, pude saludar a la torera Cristina Sánchez, a Marlene Morreau, a Mónica Vegara, a la cantante Candela (de La Línea de la Concepción) que tanto éxito tuvo en “El Corral de la Morería” y que ahora presume de madre del joven bailaor Curro de Candela que va para figura, a Manu Sánchez, a Manu Fernández, al pintor Evaristo Guerra, al peletero Miguel Marinero,  a Pilar Ruiz a quien recuerdo bellísima en desfiles de Pertegaz, a...
...María Antonia R. Asenso (esposa del periodista Manuel Romero) y su hermana Blanca, a Adela Reina (mujer de Gaspar Rosety), a Yolanda Cela…
---------------------------
¿Son estos doce magníficos y bellos vestidos lo más de Petro Valverde? Como todo artista, el modisto sueña con superarse. Vive feliz creando arte para embellecer a la mujer. Un traje brillante siempre alegra al corazón femenino. Y también al del hombre. 

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada