miércoles, 22 de junio de 2016

La Baronesa Thyssen siempre fiel al Arte. Caravaggio y alguno de sus cuadros a la luz de una vela

Llegada de la Baronesa al Museo Thyssen
Recojo una imagen vertida probablemente del Mismo Museo, donde Caravaggio nos muestra en una de sus obras a personajes de vida alegre a la luz de una vela.
-------------------------------
Informa y Fotografías:©DOLORES DE LARA
Madrid, 20 de junio del 2016.- La Baronesa Thyssen, Tita Cervera, como así se le llama cariñosa y familiarmente, no podía faltar a su cita con el Arte. 
Llegó y posó muy bien arropada del director del Museo, Comisariado y organización.
--------------------
Caravaggio, un pintor algo funesto, demasiado realista, dando veracidad donde quizás algunas cosas no son plato de buen guste ver. 
----------------FLASHES------------

Entre las grandes amigas que asistieron a la inauguración, se encontraba, Mayte Spínola, acompañada por dos de sus hijas, Mayte y Rocío Barreiros Spínola, Rocio, llegó acompañada de su esposo Borja de Arteaga, nombrado uno de los 50 hombres más elegantes de España en ABC.
También pudimos ver a  Pilar de Medina Sidonia entre otras muchas personalidades del cuerpo diplomático y de la sociedad madrileña...
.........................
Algunos párrafos recogidos de la biografía de Caravaggio.
(Michelangelo Merisi; Caravaggio, actual Italia, 1571-Porto Ercole, id., 1610) Pintor italiano. 
Realizó grandes obras el artista, como: los retablos de la capilla Contarelli de San Luigi dei Francesi y de la capilla Ceresi de Santa Maria del Popolo, con La vocación de San Mateo y El martirio de San Mateo el primero, y La crucifixión de San Pedro y La conversión de San Pablo el segundo. Son obras, todas ellas, dominadas por una intensa acción dramática, muy estudiadas desde el punto de vista compositivo y en las que se obtienen resultados espléndidos con una gran economía de medios.
Su final fue como los negros de algunos de sus cuadros: En 1606, Caravaggio mató a un hombre en una reyerta y se vio obligado a huir de Roma, adonde, muy a su pesar, nunca pudo volver. Murió cuatro años después en una playa solitaria, aquejado de malaria.
Leyendo, pude encontrar, que en está última época había pintado algunas obras en las que su dramatismo característico dejaba paso a una gran serenidad.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada