jueves, 8 de septiembre de 2016

MIGUEL ÁNGEL BLANCO SIEMPRE EN LA MEMORIA CON EL LIBRO 'EL HIJO DE TODOS'

ASESINADO POR ETA
MIGUEL ÁNGEL MELLADO PRESENTA ESTE TEXTO
 EJEMPLO DE BUEN PERIODISMO Y MEMORIA HISTÓRICA
---------------------

MARÍA EUGENIA YAGÜE / FOTOS: DOLORES DE LARA 

Miguel Ángel Blanco siempre estará en la memoria y, ahora, un poco más con el libro 'El hijo de todos', que ha presentado Miguel Ángel Mellado. Un texto ejemplo de buen periodismo y memoria histórica. 

Madrid.- 'Miguel Angel Blanco. El hijo de todos', editado por La Esfera de Los Libros y escrito por el periodista Miguel Angel Mellado, es un ejemplo de buen periodismo de investigación y de memoria histórica, de la de verdad.


En la presentación este miércoles en el Ateneo de Madrid hablaron dos políticos vascos de distinto signo, Jaime Mayor Oreja, del Partido Popular, y Carlos Totorika, alcalde socialista de Ermua, la localidad vasca en la que Miguel Angel era concejal cuando fue secuestrado y asesinado tres días después por el etarra Txapote y Amaia, su novia, en julio de 1997.

Mayor Oreja y Totorika militan en distintos partidos pero tienen mucho en común. Sentirse vascos y españoles, ser demócratas, querer lo mejor para su pueblo y haber sido objetivos de los terroristas, que acabaron con la vida de concejales, policías, militares, diputados, guardias civiles, profesores o niños. Sin distinción de militancias ni clases sociales.

Los dos políticos han estado de acuerdo en lo más importante. Nunca hay que olvidar a las víctimas, a sus familias, al destrozo humano y social que causaron sus bombas y sus pistolas.

Y han convenido que habrá que tener paciencia, humanidad y muchos deseos de paz, para afrontar el tiempo posterior a ETA derrotada por las leyes, la justicia, los cuerpos policiales y las urnas.Pero jamás el olvido. Olvidar a las víctimas sería matarlas de nuevo.
Todo el mundo espera todavía que los asesinos pidan perdón a las víctima , algo que la organización terrorista y sus políticos afines, no han hecho todavía.

Miguel Angel Mellado investigó a fondo al Miguel Ángel Blanco humano, joven, vitalista, que le gustaban las fiestas, la moda y trabajar para su ayuntamiento.
Pocos días antes de morir, acababa de comprarse un coche nuevo, tenía novia, quería casarse y tener dos hijos. La niña se llamaría Paz.

Sus asesinos acabaron con sus sueños, su vida y con su futuro, pero Txapote y Amaia han tenido mucha suerte, mucha más que el concejal.
Haciendo uso de las leyes de esa España opresora que despreciaban, han podido disfrutar de vis a vis, de concebir a sus dos hijos y de gozar de beneficios penitenciarios. Fueron condenados a 50 años de cárcel. Las leyes de esa España que odian, les dejarán en la calle cualquier día.
-------------------------------
En las imágenes, arriba, Miguel Ángel Mellado, María del Mar Blanco, la mesa del Ateneo con Jaime Mayhor Oreja, Miguel Ángel Mellado, Carlos Totorika y la editora Ymelda Navajo; abajo, Carlos Totorika, Pilar Urbano y Pedro J. Ramírez (Fotos: Dolores de Lara). 


No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada