martes, 10 de enero de 2017

Yo conocí a Enrique Meneses

Recordando a Enrique Meneses 
cuatro años después de su muerte.
*******************
Biografía de Enrique Meneses (1929-2013) 
Fotografías:© DOLORES DE LARA
***********************************
Nace en Madrid, en el seno de una familia de plateros y orfebres originaria de la provincia de Palencia.
Estudia el doble bachillerato español y francés y después Derecho en Salamanca, pues su padre quería que siguiera carrera diplomática. Pero pronto se da cuenta de que esto no es lo suyo y prefiere el periodismo. Prueba de ello: su primer reportaje con 17 años cubriendo la muerte de Manolete. Cobra 150 pesetas, habiendo gastado 450 en el taxi a Linares. Esto le permite rápidamente llegar a la conclusión de que tendrá mejor futuro profesional recorriendo el mundo en busca de la noticia.
Consigue una cotizada beca de periodismo en la Universidad de Standford pero en 1951 la rechaza enseguida al ser contratado por Selecciones del Reader´s Digest. Con los estadounidenses conocerá todos los secretos empresariales de la profesión: distribución, campañas de suscripción, etc.… pero no le satisface en absoluto el aspecto sedentario del oficio
Su carrera empezará realmente cuando, a principios de los 50, se planta en El Cairo con un único billete de ida y allí se codea con los mejores fotógrafos y periodistas del momento: Sharok Hatami, Jean Roy, David Seymour, René Burri de Magnum y Howard Sochurek de Life, entre otros. De esta época son sus soberbias fotos de Abu Simbel elegidas por la UNESCO para la campaña de salvación de los templos. En el verano del 56 decide emprender con su amigo Jaime Cavero la travesía hasta Ciudad del Cabo en autostop, relato que plasmará en su libro África de Cairo a Cabo.
A su vuelta, en otoño, estalla la Crisis de Suez con la expulsión de la Prensa franco-inglesa. Es entonces la gran oportunidad de Meneses quien, gracias a su perfecto dominio del francés y a su pasaporte español, puede quedarse y transmitir clandestinamente sus crónicas del conflicto a la emisora Europa Número 1 y a la gran revista Paris-Match. El semanario le ficha entonces oficialmente y en 1957 le envía a ver lo que pasa en Cuba donde unos cuantos barbudos atrincherados en las montañas luchan contra el gobierno. Se quedará once meses en la isla, consiguiendo convivir cuatro meses con Fidel y Raúl Castro, con Che Guevara y su puñado de hombres. Sus fotos de Sierra Maestra, que consigue mandar clandestinamente cosidas en las enaguas de una joven que vuela a Miami, harán historia y se publicarán en portada de la revista durante varias semanas: ¡Una exclusiva mundial con reventa a las publicaciones del mundo entero! Él es el único periodista en conseguir subir y quedarse en Sierra Maestra. Sus fotos son las únicas existentes de la incipiente revolución. Después de pasar una semana en las mazmorras de Bautista, vuelve a El Cairo como corresponsal-jefe antes de ser destinado un año en la India.
Decide después que prefiere ser free-lance y primero monta una agencia fotográfica en Paris, Delta Press, antes de dar el gran salto a Estados Unidos. Durante los años vividos en Nueva York será testigo de excepción de todos los grandes acontecimientos apasionantes de principios de la década de los 60: la lucha por los derechos civiles, la crisis de los misiles, la visita de la Gioconda, el funeral de Kennedy, etc.… De estos años son sus fotos del divino Dalí, de un joven Aznavour en el Carnegie Hall, de Martín Luther King el día de I have a dream, Marlon Brando, Paul Newman, Joan Baez, Bob Dylan, Pete Seeger, Harry Belafonte, Sidney Poitier en la Marcha sobre Washington y también de Hitchcock con Tippi Hedren, Peter O’Toole con David Niven…
Entre tanto deja plasmados con su cámara actos sociales de relevancia como las bodas de Balduino y Fabiola en Bruselas o la de los futuros Reyes de España en Atenas, que acompaña de varias fotos más íntimas de las dos familias reales.
Vuelve a Madrid donde funda la agencia Fotopress para Prensa Española representando a Time/Life en España.
Las décadas de los 50 y 60 marcaron su gran época fotográfica.
A partir de mediados de los 60, su curiosidad e inquietud le llevan al mundo audiovisual. Primero, Televisión Española donde dirigirá el primer gran magazín informativo A toda Plana en el cual debutó un joven Miguel de la Quadra Salcedo. En los 70, es co-director de Los Reporteros realizando reportajes de actualidad por todo el mundo (Rodesia, Bangladesh, Irán, Jordania, EEUU…) en compañía de otros grandes: Diego Carcedo, Javier Pérez Pellón, Jesús González Green, entre otrosDe esta etapa destacan sus entrevistas al Sha y a Farah Diba, al Rey Hussein de Jordania, al Rey Fahd de Arabia, sus investigaciones sobre el Ku Klux Klan o los indios norteamericanos…En los 80, dirige y presenta el programa semanal Los Aventureros en RNEymás tarde, la segunda cadena de TVE le encarga una expedición a través de doce países africanos, Robinson en África, para acercar este continente a la juventud española. Se emitirá en una serie de 14 capítulos.
Paralelamente, dirige varias publicaciones: en los 60, resucita Cosmópolis en su tercera etapa, con firmas prestigiosas (Areilza, Rafael Alberti, Carlos Saura, Theodore White, Jacques Soustelle, Tierno Galván, etc.…), lo que a veces le llevara a tener que lidiar con la censura. En los 70, para Prensa Española, crea El ABC de Las Américas y más tarde se enfrentará a 18 procesos judiciales por dirigir durante tres años – 1976-1979 - la edición española del mensual francés LUI, que trae a España los primeros desnudos de la Transición intercalados con grandes entrevistas a políticos de primera fila como Fraga, Lister o Carrillo por ejemplo. En el 79, el grupo Planeta le llama para dirigir Playboy y más tarde, crea el mensual Los Aventureros que con gran despliegue fotográfico llegará a tener una edición inglesa y otra francesa.
En 1993 cubre como freelance la guerra de los Balcanes. Disminuido por la enfermedad será su último gran reportaje.
A partir de 2002 y hasta su muerte, se apasiona por las nuevas tecnologías y comenta la actualidad mundial desde su blog personal. Esta tribuna virtual le procura numerosas invitaciones a pronunciar conferencias y exponer sus fotos Sierra Maestra y My Sixties.
Mantuvo una columna semanal de Internacional en la versión impresa del Diario Público hasta su cierre en 2012
A Meneses le costaba mucho compartir la desmoralización de la joven generación de periodistas y para demostrarles que para lanzar proyectos no es primordial disponer de dinero sino de ideas, imaginación y voluntad, mientras lucha contra el cáncer y afectado por el EPOC, con 420€ monta una emisora de televisión UtopíaTV. Con una amplia red de corresponsales en el mundo que acepta ser pagada de momento con Pichulines, una moneda ficticia ideada por el mismo Meneses
Enrique Meneses es autor de varios libros:
  • Fidel Castro (1966), con ediciones en España, EEUU, Gran Bretaña, Alemania y Japón.
  • Nasser, el último faraón (1968), imprescindible para comprender Oriente Medio
  • La Bruja Desnuda (1976), ensayo sobre la brujería
  • Seso y Sexo (1979), sobre la interacción entre cerebro y sexo
  • La nostalgia es un error, José Luis de Vilallonga (1980)
  • Escrito en carne (1981), la trastienda de sus grandes reportajes. Un canto a la profesión y de obligada lectura para un futuro periodista
  • Una experiencia humana...Robinson en África (1984)
  • Castro, empieza la revolución (1995)
  • África de Cairo a Cabo (1998) Su increíble expedición por el continente antes de la descolonización
  • Hasta aquí hemos llegado (2006), las extensas memorias de Meneses
En junio 2013, La Fábrica ha publicado un gran libro fotográfico póstumo: Meneses, la Vida de un reportero.
Recibió prestigiosos premios:
  • Anigp-TV 2005 por su trayectoria como corresponsal de guerra
  • Cirilo Rodríguez de honor 2010 al mejor corresponsal o enviado especial
  • Rodríguez Santamaría 2010 (APM) en homenaje a sus 60 años de carrera
Dos películas han relatado su rica vida profesional: Cien miradas de Enrique Meneses (Torreón del Sol) y Oxigeno para vivir (El Reloj Producciones).
Poco antes de fallecer creó la Fundación Enrique Meneses a la cual hizo donación de todos sus archivos fotográficos y patrimonio literario. El mismo Enrique quiso que sus derechos de autor se emplearan para otorgar unas becas a jóvenes profesionales para ayudarles a financiar un buen proyecto de fotoperiodismo.
Las dos colecciones actualmente disponibles y enmarcadas, suman 63 fotos:
Sierra Maestra (28) y My Sixties (35). Se expusieron ya en Madrid, Barcelona, Santander, Valencia, Albarracín…

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada