viernes, 25 de septiembre de 2009

PLAZA DE TOROS DE LOGROÑO


La Plaza de Toros de La Ribera es el coso taurino de la ciudad de Logroño
Se encuentra situada en la zona norte de la ciudad, a escasos metros de la antigua plaza de toros de La Manzanera, demolida en el año 2000 tras la inauguración del nuevo recinto.


Historia

La nueva plaza de toros de La Ribera fue inaugurada el día
21 de septiembre de 2001, festividad de San Mateo, con una corrida de toros en la que intervinieron los diestros Enrique Ponce, El Juli y Diego Urdiales, con toros de la ganadería de José Luis Marca.
Desde esa fecha, cada año se celebra la Feria de San Mateo, en el mes de septiembre, coincidiendo con las Fiestas de San Mateo, las más populares de la ciudad.

Características
La nueva plaza de toros se caracteriza por su comodidad, con sus 11.046 asientos y sus accesos para minusválidos. Es una plaza cubierta, con una techumbre que se abre o cierra dependiendo de las necesidades y de la climatología. Su llamativo diseño, en forma de OVNI o de hamburguesa, según se criticó en la ciudad durante su construcción, es una de sus singularidades, con una galería acristalada que rodea el recinto con vistas al río Ebro.

Los graderíos están divididos en 10 tendidos, de los cuales el 9, 10, 1, 2 y 3 son de sombra, el 4, 5 y 6 de sol y los dos restantes de sol y sombra. Se encuentra enmarcado en la zona de La Ribera, en la parte norte de la ciudad, zona que antiguamente ocupaban las huertas, y que hoy en día ha sufrido una espectacular transformación, además de con la Plaza de Toros, con el Parque de La Ribera y el Palacio de Congresos, Riojaforum.

Anteriores plazas de toros
El nuevo recinto sustituye a la Plaza de Toros de La Manzanera, inaugurada en
1915 con una corrida de toros con Gallito y Juan Belmonte en el cartel.
Se encontraba situada a escasos 150 metros de la actual, en la zona denominada La Manzanera, y tenía una capacidad de 9.726 localidades. Fue construida en tan solo 104 días y fue pionera en la utilización del cemento armado. Era de estilo mudéjar.

El primer recinto que se recuerda en la ciudad dedicado a las corridas de toros se encontraba en lo que hoy es el barrio de Varea, celebrándose el primer espectáculo en 1148, con motivo de la coronación de Alfonso VII[2] . Posteriormente hubo una plaza, construida a mediados del siglo XVII en la zona vieja de la ciudad, en lo que hoy en día son las dependencias de la Policía Nacional.
En 1858 se construyó una de madera, que sólo duró 3 años, dando paso a otra en 1861, en la actual confuencia de las calles Avenida de Colón y Duquesa de la Victoria, que fue destruida por un incendio en 1914.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada