miércoles, 20 de julio de 2011

MUERTE Y RESURRECCIÓN DE UN EXTRAÑO EN EL RUEDO: JOSÉ TOMÁS, EL MESÍAS

José Tomás, el Mesías BIOGRAFÍA IRREPETIBLE DE UN TORERO INSÓLITO

Antonio D. Olano

Por Antonio D. Olano
Fotografía: ©Dolores de Lara /
Foto-montaje: ©Juan de Lara
 

LA GUERRA (CONTRA UNA FIESTA NACIONAL) COMIENZA EN CATALUÑA. ¡Cómo le ha crecido el niño!, exclama la vecina al contemplar a una pareja que camina del brazo y por la calle. Es una madre, todavía de buen ver, jamona por su edad no muy longeva. Y a su lado Pedrito, espigado y salpicado del acné que dicen producen las masturbaciones de adolescencia. El niño es un manantial de dudas. El abuelo paterno lo lleva al “cerro de los locos” para que le estimulen los maletillas, e incluso los veteranos, los viejos profesionales del toreo, que instrumentan “verónicas de alhelí”. Este rincón de la madrileña Casa de Campo puede catapultarlos a una capea, un festival o vaya usted a saber.

El aprendiz de taurino todavía un ”chavea”, se sienta con el abuelo Celestino en la solanera del 7 y escucha las sentencias hechas grito para que la escuchen todos los aficionados de los herederos de “El Ronquillo”, que les robaba protagonismo a los toreros.

Y el futbolero- “Papá ¿por qué somos del Atleti?- trata de convencer a Pedrito de que jugar al fútbol es un momio. “Si no ganas dinero parando balones, siempre te queda el recurso de enseñar “slips” enseñando pelotas, muslada y reforzando el paquete de la merienda. Fíjate en Beckan o en Ronaldo, que bien les quedan los “gayumbos”, niño.

Igual, por lo menos parecido, le sucedía a José Tomás, que sabía porque era del “Atlético” y veía los partidos desde la tribuna, torre vigía, contemplando como se mira a un santo, los gestos de un Jesús Gil y Gil que le parecía gigantesco. Y las carreras por la banda de Futre que era un genio. Portugués, al que solamente le faltaba que Amalia Rodríguez le compusiese y le cantase un fado.”Acosta tu cabeciña no men hombro e chora…”

José Tomás podía convertirse en un extraordinario futbolista. Lo demostró más tarde, al igual que Enrique Ponce, disputando partidos amistosos entre toreros y artistas en los que el uno y el otro reforzaban a combinados con jugadores blancos o colchoneros. merengón el sabio de Chivas, la perfección del toreo, cuestionado porque molesta lo que es casi perfecto. Incuestionable el “colchonero” Emociona el escalofrío.

¿Toros o fútbol?.¡ Esa es la cuestión!.

Pudo más en el taciturno chiquillo Galapagar, el muchacho lánguido, caballero de la triste figura y la cara de tristura, pudo más la insistencia de su abuelo Celestino, que deseaba ver a su nieto vestido con el refulgente. Todo lo que viene a continuación es historia. Que reza así:

José Tomás Román (20-8-1975). Alternativa en México (1995). Confirma en la “Monumental” madrileña (14 de mayo de 1995) con toros de Jandilla. Padrino, José Ortega Cano. Testifica Jesulín de Ubrique. Siete años de apoteosis, puertas grandes que se abren en Madrid y la Puerta del Príncipe, el sueño de una figura que desea conquistar Sevilla.

Días apoteósicos, de rosas y sin vinos. Tras las maduras las duras. Una dura fecha para el olvido. ¿Tal vez merecedora del recuerdo?.

Madrid. Feria de San Isidro. 1 de junio del 2OO1. José Tomás dando la cara en el ruedo. Escucha los tres avisos, tres puñaladas traperas para los toreros que no han apuñalado a tiempo al toro. El no tan respetable se pone hecho una furia, quieren masacrar al lidiador. José Tomás, rehúsa, esquiva la protección de los policías que tratan de protegerle con sus escudos. Transcribo titulares:

“Fracaso, provocación Y un toro al corral. José Tomás acabó a almohadillazos,” titula Manuel Molés que en su crónica periodística. Analiza la tarde del fiasco. Toros impresentables. Joselito y José Tomás, entre el silencio y el escándalo y la casta de Miguel Abellán.”

El 18 de septiembre del 2002, José Tomás comunica a la cuadrilla su retirada. Vuelve a México y, en España, fija su domicilio en Estepona. (Málaga).

En marzo del 2007 anuncia que reaparece el 17 de junio en Barcelona.

Vuelve ya no como “mesias” sino en calidad de “salvador” de la Fiesta que está seriamente amenazada con la prohibición de celebrar festejos en toda Cataluña. Es factor desencadenante el ultimátum de Esquerra Republicana a la familia Balañá, propietaria de la “Monumental”. que la cogió den arrendamiento en 1927. Y la adquiere, veinte años más tarde, por quince millones de pesetas. ERC les proponían dar un uso alternativa al magnífico edificio, uno de los más emblemáticos de Barcelona.

El teniente de alcalde barcelonés, Jordi Portabella se encargó de las conversaciones con los propietarios.. Si se derribaba el coso, podrían desplazar hasta los solares el mercado de los Encantes y crear un rastro semejante al de Madrid. El Alcalde, el socialista Jordi Hereu, no apoya esa propuesta.

Traumaturgo, mediurgo, místico… De alguna de esas maneras bien definidas, enlaza José Tomás con el ya desaparecido Antonio Borrero “Chamaco”, un onubense que significó el todo en el movimiento taurino que llevaba a la “Monumental” y a toda Cataluña masas de turistas, después aficionados, tras verle oficiar la supremo sacerdote de la ceremonia.

“Chamaco” es un Greco, tal vez salido de “El entierro del Conde Orgaz”. O tal vez es “El caballero de la mano en el pecho, engendrado a la luz de las velas, concebido con necesaria nocturnidad y alevosía.

Torean, dos, tres días a la semana, “Chamaco” y dos más. Y dos toreros excepcionales, “Litri” y Antonio Ordóñez le otorgaron la alternativa, precisamente en Barcelona, el 19 de octubre de 1956. Era tal su cartel que, para presentarse en Madrid, se pensó en habilitar el estadio de fútbol “Santiago Bernabeu” para satisfacer a cuantos seguidores del fenómeno estaban deseosos de verlo torear.

Nada menos que en dos plazas se ofrecían corridas en Barcelona. . Una la ciada “Monumental. La otra “Las arenas” en donde tomó la alternativa Victoriano Valencia, un excepcional torero madrileño, residente en la Ciudad Condal y considerado torero barcelonés.

Esquerda Republicana pretendía, en un principio, suprimir por ley la muerte del toro. ERC fomenta la lucha antitaurina empleando los dineros del presupuesto municipal.

A José Tomás le hace tomar partido la lucha para salvar la Fiesta .Los que pretenden erradicarla, pese a la tradición que existe en Cataluña, son los separatistas que en realidad pretenden luchar contra un festejo que lleva el nombre de Fiesta Nacional

Salvador Boix, periodista, músico, es el apoderado de José Tomás. Y, ante su reaparición, declaró:

“Si los políticos hicieron de Barcelona una ciudad antitaurina, José Tomás va a convertirla en el centro del universo taurino. Quiere, en estos momentos difíciles de la Fiesta en Barcelona, devolverle lo que en su día le dio y que sea el eje de la reaparición. La Monumental ha sido para él juna plaza emblemática y necesita devolverle el apoyo que le ofreció en su etapa como torero”.

Vuelve, desde su reaparición, José Tomás a cargar con el peso de una purpura que los aficionados le han entregado de nuevo. Ahora es el paladín de una nueva cruzada. Barcelona le responde llenando la “Monumental” cuando él hace el paseíllo.

El otro desfile, sin vestir de luces; pero sintiendo la Fiesta, lo hacen sus defensores, invitados a comparecer en el Parlamento.

Salvador Boix, el apoderado, cuestiona la “voluntad aniquiladora de las instituciones catalanas y el “animalismo de salón”. Solicitó, levantando la voz “:

“Les pido que levanten el acoso hoy y nos dejen morir en paz”.

Boadella, autor, director, actor, renuncia a Cataluña cuando es parte de ella. Dialoga, e tomo y lomo, con Sánchez Dragó. De genio a genio. De taurino a taurino, que se viste de arenero en Ronda. Felizmente sus palabras no están escritas en la arena.

Los parlamentarios fariseos condenan las corridas, por ser calificadas como Fiesta Nacional. Y aprueban los “corre bous”, la esencia de la crueldad, que se celebra en varias localidades catalanas, por considerarlas tradicionales.

Vida, muerte, respeto y entrega, define así las corridas “Joselito”. Que confesó sentirse agobiado cuando le hablaban en catalán.

Albert Boadella, dramaturgo y director de “El s juglars”, dice:

“Usan la corrida como efectivo militar para ganar su batalla contra España.

La cuestión no es toros si o toros no. Nada tiene que ver con la defensa de los animales, sino con una cuestión política”.

“En este momento se trata de ganar una batalla frente a lo que ellos consideran España y el efectivo militar son las corridas. Si las eliminan, creen que darán un paso para quitar cualquier vestigio de la cultura española. Si los socialistas quieren jugar a ser más secesionistas y nacionalistas que otros partidos independentistas, no les importará que se acabe con las corridas. Pero como esto les puede perjudicar en su imagen en el conjunto de España, a lo mejor no les interesa tanto”

“Detesto el verbo prohibir y mucho menos aplicado a las corridas de toros”, escribe Caballero Bonald.

Esperanza Aguirre, Presidenta de la Comunidad de Madrid se abrió de capote y declaró a los toros “Bien de interés Cultural inmaterial en Madrid”.

Y, al natural, dio otro capotazo, digno el mejor capotero, que era el torero catalán Mario Cabré.(Poeta actor de cine, comediante, amante, Don Juan y don Luis al tiempo)

“Sería estupendo que la Unesco reconociese la Fiesta como Madrid, bisturí en la arena, catorce cornadas. Benítez Carrasco le anticipó la lírica de los que viven peligrosamente:

“El contesta con su cuerpo/avispero de cornadas./ Ocho, nueve..se olvidó/ del número de cogidas/Solo sabe que no tiene/ sitio para más heridas”

La primera en Aguascalientes: 22-5-1994. 30 centímetros en el muslo izquierdo, Y otra vez en México, en Aután de la Grana(¡Ay, Jalisco, no te rajes!)Y ese 18 de enero de 1996 sufrió dos paros cardiacos en la enfermería. Después va la “hule” en Madrid, Zaragoza, Sevilla, Santander, Badajoz Linares, Jerez de la Frontera, tres cornadas en las Ventas del Espíritu Santo de Madrid, puerto de Santa María, plaza en la que, los que no estuvieron en ella “no han visto torear”, que sentenció Joselito.la cornada número l3 tiene como escenario la ciudad que apunta al cielo: Cuenca.

A todo el mundo no le gusta el amarillo, dixit Ruano. Ni el l3. Que es el penúltimo percance que (24-4- 2010) sufre Jose Tomás e n Aguas Calientes. Los cuernos de “Navegante” ( de la ganadería de Santiago, de Garfias) se hunden en su carne. Reza el parte médico: “Herida por asta de toro en el tercio medio superior del muslo izquierdo en cara anterior con una trayectoria hacia arriba y atrás, aproximadamente de quince centímetros. Lacerando los lazos femorales, arteria y vena. La trasfunden ocho litros de sangre.

.Estuvo al borde de la muerte y necesito de una transfusión en la que se emplearon ocho litros de sangre. En el parte médico se dice que el diestro sufrió una herida por asta de toro en el tercio medio superior del muslo izquierdo, en cada anterior, con una trayectoria hacia arriba y otra aproximadamente de quince centímetros, lacerando los vasos femorales, arteria y vena. Pronostico gravísimo. Esta hacia el número trece de las cornadas recibidas en su vida taurina. Una curiosidad: la primera vez que José Tomás fue cogido el percance también tuvo lugar en Aguascalientes.

El padre del torero presente en esta cogida, declaró:

“Mi hijo se moria a chorros. Yo iba pisando los charcos de sangre que José Tomás dejaba sobre la arena mientras era conducido a la enfermería”.

José Tomás figura, por derechos entre los toreros, no sé si valientes o temerarios que quedaron para la historia:

El primero, sin duda alguna, Juan Belmonte fue el que dicen, le ganó su terreno al toro. Entonces se decía que los aficionados deberían darse prisa en ir a la plaza si es que aun querían verle con vida.

En ese friso de toreros sin aparente miedo ha quedado para la historia Manuel Rodríguez “Manolete” murió en la plaza de toros de Linares, tras la cornada que le infirió “Islero”. Se ha puesto en entre dicho al personal sanitario que le atendió después de cogido. Manolete reinventó una suerte en la que tuvo muchos imitadores; pero a la que puso su sello; la manoletina.

Un tercer matador de toros, al que su probada honradez y el no querer engañar a nadie le privó de un mayor renombre, se llamaba y se llama Juan García “Mondeño”. Hijo por lo taurino de Manolete, se le atribuía la más pura interpretación de la manoletina. Pronto bautizaron su pase como “mondeñina”.

Otro de los valientes era “Chamaco”. Borrero conquistó al público catalán con su temeraria aproximación a los toros. Una manera de alcanzar su renombre consistía en la sorpresa, en el grito de quienes lo creían a merced del toro. Chamaco era, como los anteriormente citados, el concitador del escalofrió.

A ellos les sucedió, sin necesitar otro certificado que el enorme valor, José Tomás. Para mi es indefinible. Generalmente, también en los toros, lo que puede definirse suele resultar valido; pero no es suficiente. Lo indefinible es lo que llena nuestro ánimo.

Pueden oponerse a este tipo de toreros los llamados artistas. El valor no excluye el arte. Y, además, como sentenció “Guerrita” , primer faraón cordobés, “ los toreros de valor vienen a llevárselo todo: el dinero y la gloria. Los del arte están para acompañarnos”.

José Tomás se debate entre la vida y la muerte. Le esperan dos finales: la muerte física, tras la cornada del ·”Saltillo” que se lleva por delante la safena, la femoral y la iliaca.

El triangulo de las Bermudas, que se engulle a los navegantes. Y, además de todas esas muertes, la que más teme, la imposibilidad de volver a los ruedos.

Abril de 2011. La Fiesta arde en fiestas. Valencia, Alicante, Castellón, Nimes, Bayona, Arlés, ¡Y Sevilla!- Y, después la Puerta Grande de Madrid espera. Y a Barcelona le urge la presencia del “Quijote.” Tocado con una montera llamada yelmo. que blande la lanza para devolver lo que es de ellos, y perseguir a los malandrines a los que les molesta España.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada