martes, 25 de septiembre de 2012

Fotos inadecuadas de Letizia en su 40 cumpleaños

©Dolores de Lara

Por Julia Sáez-Angulo

 Exceso de protagonismo y de photoshop, Letizia Ortiz, princesa consorte de Asturias ha lanzado a los medios informativos –con la aquiescencia de la Casa Real-- una serie de fotos arregladas y maquilladas por la fotógrafa Cristina García Rodero, con motivo de su 40 cumpleaños. Esta fotógrafa, especializada en fotografía antropológica, no siempre ha dado siempre con acierto ante el personaje, sobre todo en las fotos en primer plano. ©Cristina Gárcia Rodero La foto con vestido de encaje negro, más parece una vieja foto del desaparecido Gyennes, que una obra de ahora. Letizia parece más una señora de sociedad que una princesa.

Una decisión inadecuada por parte de la Casa Real, que acaba de cambiar su página Web concentrando sus imágenes en quienes corresponde constitucionalmente: el rey, el príncipe heredero y la hija del príncipe heredero. Sacar seguidamente una serie de fotos de Letizia Ortiz, esposa del heredero, por un cumpleaños de cero final no procede, al darle un protagonismo que no tiene para los españoles. Todas las fotos de Letizia sola y en primer plano, sobran. Chirrían. Un 40 aniversario de quien puede llegar un día a ser reina consorte, no es motivo suficiente.

Algunos colegas malévolos llaman “Los Letizios” a la pareja del heredero de la Corona de España y su esposa, más allá de los zapatos con plataforma que ella utiliza. Dejemos su figura, ya de por sí con carácter prominente a estar, como corresponde, detrás del príncipe Don Felipe, cuya figura ni siquiera tiene Estatuto en las leyes españolas. La representación de don Felipe de Borbón, príncipe de Asturias, es siempre a título disponedor de La Zarzuela, es decir del Rey, por eso la presencia, a veces excesiva de Letizia, en los actos públicos, choca y molesta a más de uno.

El papel de Letizia Ortiz en la Corona es mero transmisor de los hijos del heredero, tal y como dispone la Constitución, por lo tanto su presencia y actuación no deben sobresalir en exceso y menos en suplantación visual. Ella es la madre de la heredera del heredero y la esposa compañera del mismo. Solo adquiriría un papel constitucional –Dios no lo permita-- si Don Felipe, ya rey, falleciese y su hija fuera menor de edad. En ese caso sería regente hasta los 18 años de Leonor.

Letizia está esculpiendo de sí una imagen demasiado protagonista, donde parece cuidar en exceso su imagen estética, más allá de lo que corresponde a su papel público. Ella no es una actriz y su ejemplo de imagen puede ser contraproducente y tener efecto bumerang. Sin ir más lejos, su extrema delgadez, últimamente algo mitigada, a menos que sea obra de photoshop.

DOÑA LETIZIA, ERAS TAN BONITA Y TAN NATURAL,

¿QUE TE HIZO CAMBIAR? 

REPORTAJE GRÁFICO: © DOLORES DE LARA

©Dolores de Lara

Belleza natural

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara 

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara 

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara

©Dolores de Lara / Publicada en la revista de la FAPE

Eras bonita y fresca como agua cristalina de manantial.

Una época donde la sencillez y la felicidad iluminaba tu bonito rostro.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada