lunes, 6 de mayo de 2013

“Morenito de Maracay”, adiós a un gran torero

(Por: Rafael Dupouy Gómez)

©Dolores de Lara

El diestro venezolano José Nelo “Morenito de Maracay”.

Llegó la hora de la despedida de los ruedos de José Nelo “Morenito de Maracay”, una de las figuras del toreo venezolano más representativas que conquistó con gallardía, valor y pundonor los ruedos del mundo.

El domingo 5 de mayo de 2013, en la hermosa Maestranza “César Girón” de Maracay (Venezuela), será su adiós definitivo, alternando con su compatriota venezolano Erick Cortéz, el diestro español Antonio Ferrera y el joven torero mexicano de dinastía Diego Silveti, lidiándose 8 toros de la ganadería de “El Capiro”.

Desde muy niño, la afición taurina de “Morenito de Maracay”, se inició al escuchar las anécdotas y referencias que los aficionados aragüeños hacían sobre el ídolo venezolano Luis Sánchez Olivares “Diamante Negro” y, posteriormente, con el gran César Girón, máxima figura de nuestra torería.

Para aquel pequeño de origen humilde, nacido en el barrio “El Milagro” de Maracay, Estado Aragua, tercero de nueve hijos, esos dos grandes diestros nacionales, marcaron un ejemplo que él quiso emular, en aquellos duros comienzos, tomando la firme decisión de hacerse torero.

Recibió las enseñanzas del maestro Pedro Pineda

El joven José Nelo Almidiciana, tuvo la suerte de conocer a Pedro Pineda, el maestro de los hermanos Girón. Pineda, había recibido gran ayuda y estímulo de los hijos del General Gómez, Juan Vicente y Florencio Gómez Núñez, durante su etapa como novillero. Al retirarse como matador de toros, se dedicó a cuidar con verdadera dedicación la bellísima Maestranza de Maracay y tuvo la maravillosa idea de fundar una Escuela Taurina, donde enseñó sus conocimientos a varias generaciones de muchachos, creando en Maracay la cantera taurina de Venezuela.

La Maestranza de Maracay, “la casa del embrujo”, como la definió el propio José Nelo, significó todo para su carrera. Allí conoció y recibió clases del maestro Pedro Pineda aproximadamente durante tres años, pero su deseo de hacerse figura del toreo iba más allá y se aventuró a “cruzar el charco”.

“Morenito de Maracay”, siempre expresó que para lograr los sueños de un hombre en la vida había que luchar y sacrificarse, porque el hombre que dejaba de soñar alguna vez, dejaba de vivir.

Don Florencio Gómez Núñez, saludando a “Morenito de Maracay” durante un festival en el Nuevo Circo de Caracas (Venezuela), al fondo aparece el maestro César Faraco. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

Luis Álvarez, una mano amiga en España

Durante su estadía en España, tuvo la suerte de conocer a Luis Álvarez, exitoso apoderado y empresario con extraordinaria visión para descubrir talentos. Al joven José Nelo, lleno de ilusiones, lo vieron torear una becerra durante una tienta y a Luis Álvarez le gustó mucho su forma de lidiar. Finalizada la tienta, Álvarez se acercó al venezolano y le preguntó: “¿Cómo te llamas?” José Nelo, respondió el diestro de color. “Ese nombre es como de futbolista. ¿Tú, de dónde eres?”, le preguntó Álvarez. De Maracay, contestó José. “Nada, “Moreno de Maracay”, serás “Morenito de Maracay” de ahora en adelante” le dijo Luis Álvarez, quien se convirtió en su descubridor y fiel apoderado durante su larga carrera taurina.

“Morenito de Maracay”, terminó la temporada de novilleros del año 1978 entre los punteros. Actuó en 34 novilladas y cortó 53 orejas. Juan Antonio Ruiz “Espartaco” encabezó el escalafón ese año.

José Nelo “Morenito de Maracay”, tomó la alternativa en la Monumental de Barcelona (España), el 24 de septiembre de 1978, siendo su padrino Dámaso González y testigo José Mari Manzanares. El toro de su alternativa se llamó “Lavadito” de la ganadería de Lisardo Sánchez. El venezolano, recibió un aviso escuchando palmas en su primero y en su segundo, recibió una ovación.

Sumando triunfos

En 1979, tuvo destacados triunfos en diversas plazas de toros españolas. En su debut en la Feria de Pamplona de 1980, “Morenito de Maracay”, cortó el último día de la Feria, dos orejas a sendos toros de la ganadería de Albaserrada, hierro ganador de la Feria ese mismo año.

Confirmó la alternativa en la Plaza de Las Ventas de Madrid, el 31 de mayo de 1981, de manos de Luis Francisco Esplá y testigo Nimeño II. El toro se llamó “Noguero”, de pelo negro zaino, marcado con el número 49, con 494 kilos de peso de la ganadería de Félix Cameno. “Morenito de Maracay”, dio una clamorosa vuelta al ruedo tras fuerte petición de la oreja. En su segundo toro, el diestro venezolano fue muy ovacionado.

Recuerdo que “Morenito” participó en una corrida histórica para la afición taurina venezolana, indultando al toro “Tunante” de la ganadería de Torrestrella, perteneciente a don Álvaro Domecq y Díez en la Feria de San Sebastián en San Cristóbal (Edo. Táchira), el 22 de enero de 1982. Como dato curioso, esa corrida tuvo significación histórica, porque sus compañeros de cartel, Pedro Moya “El Niño de la Capea” y Tomás Campuzano, también indultaron cada uno, un toro de la misma ganadería. Por primera vez en Venezuela, se indultaron tres toros en una misma tarde.

El 15 de mayo de 1986, en la sexta corrida de la Feria de San Isidro de Madrid, lidiándose cinco toros de Pablo Romero y uno de Peñajara. “Morenito de Maracay”, actuó vestido de verde y oro con los diestros José Luis Galloso y Manuel Ruiz “Manili”. La lidia resultó entretenida. Muy decidido el torero venezolano, colocó un soberbio par al quiebro fenomenal. El público le tributó una gran ovación. Con la muleta, le corrió la mano con despaciosidad siendo muy aplaudido, especialmente, cuando trató de emular a César Girón con un circular que le salió redondísimo. Perfilándose para matar, colocó un pinchazo y luego una estocada que le valió una oreja, siendo ovacionado dando la vuelta al ruedo. En el sexto de Pablo Romero, “Morenito” se volvió a lucir con un par al quiebro en los terrenos de sol. Brindó el toro al maestro Ángel Luis Bienvenida, quien escuchó una fuerte ovación, después de recuperarse de fuerte angina de pecho que lo mantuvo muy delicado de salud. “Morenito” lució entregado y dispuesto durante la lidia. Liquidó de estocada, siendo muy aplaudido por su labor.

“Morenito de Maracay”, se hizo muy popular ganándose el cariño y reconocimiento en España y el mundo. Llego hasta compartir amistad en un tentadero con el famoso actor de Hollywood Tony Curtis, quien era muy aficionado a los toros.

El diestro maracayero, ha sido un torero con bastante oficio, valiente y pundonoroso. En banderillas estupendo, fácil, habilidoso y espectacular. Inolvidable con sus pares al quiebro. Sin duda alguna, ha sido uno de los mejores; siendo reconocido en España, incluyéndolo en los carteles de los grandes banderilleros como: Luis Francisco Esplá, Vicente Ruiz “El Soro”, Víctor Mendes y “Nimeño II”, entre otros.

Con sus 35 años de alternativa, ha sido el matador de toros venezolano con mayor éxito y popularidad en ruedos españoles, después de César Girón y su hermano Curro.

Mantuvo durante muchos años una gran rivalidad en Venezuela con el desaparecido torero venezolano Bernardo Valencia, otro fenomenal banderillero.

La Puerta Grande en Las Ventas de Madrid

Una de sus grandes tardes fue la del 2 de agosto de 1987, cuando “Morenito de Maracay”, cortó una oreja a cada uno de los toros que le correspondieron en suerte de la ganadería de Manuel Sánchez Cobaleda en la Plaza de Toros Monumental de Las Ventas de Madrid, saliendo a hombros por la Puerta Grande. Alternó con Nimeño II y Juan Antonio Esplá.

El venezolano lució esa tarde un traje de luces de lila y oro. Todo lo hizo bien desde que se abrió de capa hasta matar a sus dos toros con sendas estocadas sin puntilla.

En la crónica del Diario ABC, señaló José Luis Suárez-Guanes sobre “Morenito”, lo siguiente: “Se lució en variados quites. Con un tono altísimo con las banderillas. Una despaciosidad, un temple y un sosiego con la muleta que no era su constante precisamente. Bordó con ayudados por bajo, andándole a los toros. Una actuación sin mácula, redonda de principio a fin. Variado con la capa, ejecutando verónicas suaves y profundas, medias pictóricas, chicuelinas girando en la misma cara con parsimonia, navarras floridas y llevando los toros al caballo a una mano con precisión y los ha colocado en suerte con remates precisos. Destacó en banderillas con sus peculiares pares al quiebro que ejecuta con una pasmosa facilidad. “Morenito de Maracay”, ha toreado con limpieza, dando sitio, ofreciendo largura y profundidad en los muletazos fundamentales. En su segundo toro, sexto de la corrida, se le pidió un segundo trofeo. Ha matado a ambos toros con entrega, logrando buena ejecución. Salió por la Puerta Grande por derecho propio”.

“Morenito de Maracay”, se convirtió, de esta manera, en el último diestro venezolano que salió por la codiciada Puerta Grande de la Monumental de Las Ventas de Madrid.

Otras destacadas participaciones

El 12 de agosto de 1991, “Morenito de Maracay”, participó en el cartel inaugural del precioso Coliseo de La Coruña, con los diestros Luis Francisco Esplá y el portugués Víctor Mendes, lidiándose toros de Victorino Martín. “Morenito de Maracay” esa tarde tuvo el honor de cortar la primera oreja en esa plaza, al segundo toro de la tarde que se lo brindó al Premio Nobel de Literatura Camilo José Cela. En su segundo toro, quinto toro de la tarde, el diestro venezolano ejecutó la mejor estocada de la corrida, en la que también estuvo presente como espectador el maestro Luis Miguel Dominguín.

En el año 1992, en una corrida en Bilbao, “Morenito de Maracay”, realizó una gran faena bajo un torrencial aguacero que convirtió el ruedo en un auténtico lodazal. El fuerte viento también lo acompañó esa tarde, pero el venezolano se creció ante la adversidad demostrando arte y valor supremo. Ese mismo año, en la Feria del Pilar de Zaragoza, “Morenito de Maracay” con la mano vendada por una lesión al caer mal, saltando al callejón, luego de salir de un par de banderillas, le tocó lidiar al quinto toro de la tarde, de nombre “Ricote” de la ganadería de Guardiola Domínguez, con casi 600 kilos de peso, al que le cortó una oreja con fuerte petición de la segunda que le fue negada por la Presidencia, injustificadamente, ya que el público se le entregó completamente, reconociendo su faena que culminó con una gran estocada, ocasionando una espectacular muerte al toro. Por cierto, “Morenito”, fue invitado especial en el programa “Tendido Cero” de TVE conducido por don Fernando Fernández Román para narrar su exitosa actuación durante la Feria del Pilar.

Rafael Dupouy Gómez, “Morenito de Maracay” y Miguel Dupouy Gómez, encuentro después de una de sus actuaciones en Maracay, Venezuela. (Archivo: Hnos. Dupouy Gómez).

El 21 de junio de 1996, se realizó en Valencia (España) un festival homenaje al diestro valenciano Vicente Ruiz “El Soro” que fue televisado por TVE. “Morenito de Maracay”, participó durante la lidia de “Hacendoso” de la ganadería de Jandilla, correspondiente a José Ortega Cano, colocando dos soberbios pares al quiebro llevando con orgullo, en sus banderillas, los colores de la bandera nacional venezolana. Fue un momento memorable, porque su gran amigo “El Soro” y el público presente, lo ovacionaron fuertemente de pie reconociendo al indiscutible “Rey del quiebro”.

Los Aniversarios de la Maestranza de Maracay

José Nelo “Morenito de Maracay”, torero de la cantera aragüeña, ha estado siempre presente en las importantes corridas de los aniversarios 50º, 60º y 70º de la Maestranza “César Girón” de Maracay.

En la corrida del 50º Aniversario (1983), “Morenito de Maracay fue el gran triunfador esa tarde, cortando dos orejas. Alternó con Francisco Rivera “Paquirri” y Tomás Campuzano. En la corrida del 60º Aniversario de la Maestranza de Maracay (1993), alternó con el mexicano Alejandro Silveti y el español Enrique Ponce. Simón Díaz, el máximo representante de nuestro folklore nacional, le compuso el pasodoble “Morenito de Maracay” que fue estrenado durante el paseíllo en la Maestranza aragüeña esa tarde. En la corrida del 70º aniversario, “Morenito de Maracay”, cortó una oreja a su primer toro y nada pudo hacer en su segundo. Actuó con los diestros José Luis Moreno, Alejandro Amaya y el rejoneador Luis Augusto.

He querido dedicar este merecido recuerdo a José Nelo “Morenito de Maracay”, en su despedida definitiva de los ruedos, porque nunca olvidaré el arte, valor y torería que demostró para convertirse, indiscutiblemente, en una de las figuras más importantes del toreo nacional. ¡Orgullo de Venezuela!

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada