lunes, 17 de marzo de 2014

JUAN LAMARCA, "DE LA LOMA A LOS ANDES"

Juan Lamarca entre el secretario del Club Diana, Antonio Castillo Vico, y su presidente Adolfo Vivanco.

En el 50º Aniversario del Club Diana

Tras la cordial salutación del presidente Adolfo Vivanco, la presentación de Juan Lamarca la llevó a efecto Antonio Castillo Vico

Después, el amigo Juan fue desgranando las distintas épocas del torero vividas por él, relatando muchas de las cualidades de los toreros de entonces. Desde el Cordobés, pasando por Diego Puerta, Viti o Camino. Espartaco, Enrique Ponce o Paco Ojeda, sobresaliendo sobremanera un torero de varias épocas como es nuestro paisano de adopción Enrique Ponce..."


Juan Lamarca recibe un galardón, de manos de Adolfo Vivanco, símbolo de la milenario arte alfarero de Úbeda, una pieza "incensario" del gran Paco Tito.

----------------------------
Publicado en web De Catafalco y Oro José Cisneros

Y le verbo se hizo carne. Cumbre D. Juan Lamarca en la Conferencia celebrada anoche en la Sala del Dr. D. Julio Corzo del monumental Hospital de Santiago de Úbeda.

Juan Lamarca con la sencillez que le caracteriza, hizo un pasaje a vuelapluma de su dilatada vida taurina desde sus comienzos en Úbeda hasta nuestros días y el paralelismo que ha existido en muchas de sus vivencias con la ciudad que le vio nacer.

Úbeda, una ciudad donde por su Feria de San Miguel han pasado todas las figuras del toreo del momento y que Juan, ya desde pequeño, reservaba el dinero que le daban para sacar una entrada de toros. Entre sus vivencias, comentó a los presentes que su afición le llevaba a ir a la barbería para ojear la revista El Ruedo o el Dígame o acercarse a los carrillos de la Plaza del General Saro para escuchar la radio que tenía el kiosquero de turno.

Eran otros tiempos, tiempos en los que la chiquillería, entre los que Juan se encontraba, pretendían a toda costa entrar gratis y colarse en los toros, el cine o el fútbol su otra gran afición, la cual le hubiera gustado haber hecho realidad, además en el equipo de España como él dice, su Real Madrid.

Recordó en su disertación a toreros jienenses como Juan Tirado, Víctor Quesada, Paco Moreno, como no, el gran artífice del mejor toreo como fue Antonio Millán “Carnicerito de Úbeda”, pasando por José Fuentes, Palomo Linares o los más actuales y que estaban presentes Juan Antonio Millán “Carnicerito de Úbeda” y Juan Pizarro, así como a Paco Delgado.

Un secuestro, el de Pablo Martín Berrocal y por su empleo dentro del Glorioso Cuerpo Nacional de Policía, fue el que le llevó a formar parte de esa gran familia taurina que hay en Hispano-América y, de donde Juan es hijo adoptivo en varias localidades, como también es fundador de varios capítulos del Círculo de Amigos de la Dinastía Bienvenida; aunque de ello hablaremos en otro post.

El amigo Juan fue desgranando las distintas épocas del torero vividas por él, relatando muchas de las cualidades de los toreros de entonces. Desde el Cordobés, pasando por Diego Puerta, Viti o Camino. Espartaco, Enrique Ponce o Paco Ojeda, sobresaliendo sobremanera un torero de varias épocas como es nuestro paisano de adopción Enrique Ponce.

Dinastías sudamericanas destacables como los Armillita en México, los Girón en Venezuela y el torero mas representativo de Colombia como es César Rincón, también fueron merecedores de ser resaltados en este idílico lugar de Úbeda que es el Hospital de Santiago.

No quiero dejarme en el tintero un personaje al que para Juan significó mucho en la concepción que tiene de esta su afición a los toros, su tío Gervasio Gámez Alvarado, un gran aficionado a los toros al que pudimos apreciar el respeto y admiración que Juan Lamarca siente por él.

Con un ¡Viva la Fiesta Nacional! y un ¡Viva España!, D. Juan Lamarca López puso punto final a una velada llena de encanto y torería donde el aficionado disfrutó y aprendió un poquito más a ser un buen aficionado.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada