viernes, 13 de febrero de 2015

CONDESA DE ROMANONES: DE ESPIA A QUESERA

©Dolores de Lara

UNA MUJER DE ARMAS TOMAR

JAVIER DE MONTINI / Fotografías: DOLORES DE LARA

©Dolores de Lara

Madrid,13/02/2015.- Americana de Nueva York, Aline Griffith Dexter (n. Pearl River, 22/05/1920), vino a España de espía. Con veintidós años, retada a aprender el idioma español en seis meses, llegó a Madrid en febrero de 1944. El mundo vivía en guerra (la mundial 1939-1945), pero España, terminada la Guerra Civil, estaba en paz. Al bajarse del avión, recuerda el aire frío e inhóspito de invierno en su cara.

"No conocía a un alma del país, pero aquí iba a transcurrir todo el resto de mi vida. Iba a casarme con un español y llegaría a sentirme tan ligada a esta tierra que, andando el tiempo, viviría en un viejo caserón de una lejana provincia española impregnado del recuerdo de siete siglos de antepasados. Iba a conocer aquel mundo tan peculiar de un modo mucho más íntimo de lo que lo conocen muchos españoles".

Ese casona tan antigua, de 1232, está en la finca Pascualete, en plena dehesa extremeña, en Trujillo, Cáceres, propiedad del Conde de Romanones, título nobiliario con el que Aline se encontraría tras casarse (1947) con Luis de Figueroa y Pérez de Guzmán el Bueno que entonces era Conde de Quintanilla, pero que más adelante, al morir su padre (1963), heredaría el Condado de Romanones.

El título fue otorgado por la reina María Cristina a Alvaro Figueroa y Torre en 1893. Alfonso XIII le añadiría después la Grandeza. A su muerte en 1950, lo llevó Luis de Figueroa y Alonso-Martínez (1951-1963). Tras éste, Luis de Figueroa y Përez de Guzmán el Bueno (n. 20/11/1918) hasta su muerte el 29/11/1987. Desde entonces, Aline, madre es Condesa Viuda de Romanones, pues el título ha pasado al hijo primogénito, Alvaro de Figueroa y Griffith (n. 1949). Aline tiene dos hijos más: Luis, Conde de Quintanilla, y Miguel.

No conocí a Aline de espía. Cuando empecé a tratarla (primeros 60) era Condesa de Quintanilla y, sobre todo, mujer muy reconocida y admirada como "elegante" por la esbeltez de su cuerpo, su estilo y su encanto. Tan es así que figuró durante años en las listas de más elegantes de España y del mundo.

Ya de Condesa de Romanones, resultaba gracioso el toque norteamericano de su español. ¡De espía americana a Grande de España!

©Dolores de Lara

Y ahora, además, ¡quesera! ¡¡Beso su mano, gran señora!!

Porque Aline Griffith, de acuerdo con sus hijos y nietos, ha emprendido una nueva aventura: En vez de limitarse a vender la leche del gran rebaño de ovejas (dos mil) que pasta en la finca Pascualete, han decidido convertirla en deliciosos quesos partiendo de las recetas de los pastores de toda la vida.

Quesos elaborados con las comodidades y ventajas de la industria moderna, pero a manteniendo a la vez el toque tradicional y artesanal.

"Son quesos de la leche de nuestras ovejas extremeñas y nuestras ovejas nacen y crecen en una finca en la que abundan las encinas, los alcornoques, la jara, el enebro, la zarza, el romero, el tomillo... O sea, ovejas con una alimentación natural rica que repercute en la leche y, por tanto, en el sabor del queso".

Aline Grifith, apasionada de su finca Pascualete en la que se han hospedado personalidades célebres como Rainiero y Gracia de Mónaco y Ava Gadner, tuvo muy claro la marca de sus quesos: Finca Pascualete. Empezaron en 2004 y, en vista del éxito, en 2010 ampliaron con la compra de una quesería en Trujillo.

©Dolores de Lara

El negocio está en manos de Juan Figueroa, nieto de Aline.

Actualmente comercializan "La Retorta", "Pascualino", "Cumbre de Trujillo", "Monte de Trujillo" y "Pastura". "La Retorta" - cremosa, casi líquida - es un queso que está incluido ya en los 50 mejores quesos del mundo y ha ganado el premio Super Oro 2011.

©Dolores de Lara Seguro de la calidad y de la exquisitez de sus quesos, Juan Figueroa (n. 19/04/1977) ha querido que su abuela Aline Griffith, que en los años 60 escribió "La historia de Pascualet", presentara la cata en Madrid, en la Fundación Diario Madrid. Con ellos, Luis Figueroa Griffith (n. 5/02/1950), Conde Quintanilla. Una gozada ver a abuela, hijo y nieto, ilusionados con el nuevo negocio. Y en la cata, igual: Tres generaciones de amigos de los Romanones.

FLASHES

 ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

©Dolores de Lara ©Dolores de Lara

 ©Dolores de Lara

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada