domingo, 31 de mayo de 2015

Eugenia Martínez de Irujo, artista y torera por un 'Pequeño Deseo'

ENCABEZÓ LA SUBASTA DE CAPOTES DE FAMOSOS DIESTROS DECORADOS POR ROSTROS CONOCIDOS

MARÍA EUGENIA YAGÜE / Fotos: Dolores de Lara

jueves, 28 de mayo de 2015, 09:53
Madrid.- Como su madre, la hija de la duquesa de Alba siempre ha tenido debilidad por los toros y los toreros. Hasta tal punto que se casó con Francisco Rivera aunque no iba a verle a la plaza, ni le ha gustado nunca que su hija Cayetana estuviera presente mientras su padre toreaba.

Eugenia Martínez de Irujo es torera y artista como su madre. En su caso, esta vez, además, por un 'Pequeño Deseo', encabezando al subasta de capotes de famosos diestros decorados por rostros conocidos. Entre ellos, uno de Castella que ella se ha encargado de pintar.

Este miércoles, coincidiendo con un cartel de lujo, -Morante de la Puebla, El Juli y Sebastián Castella-, tuvo lugar en Las Ventas'Estrellas al quite', una subasta de nueve capotes de figuras importantes de la fiesta al que habían añadido un 'detalle artístico' gente tan conocida como la propiaduquesa de Montoro, Joaquín Sabina o Antonio Banderas.
La recaudación de la puja iba destinada a la fundación 'Pequeño Deseo', que intenta satisfacer las ilusiones de niños enfermos de gravedad, de la que es patronaEugenia y a la que dedica todo su tiempo libre.
La casa de subastas Sotheby's fue la encargada de llevar la puja, que se celebró en la Sala Antonio Bienvenida del Tendido 11, una vez finalizada la corrida.

Eugenia, que estaba acompañaba de su hija, Cayetana, había pintado el capote deSebastián Castella ,que además hizo una gran faena y salió por la puerta grande. Además, el capote tuvo mucho éxito y los aficionados pujaron alto por conseguirlo.
Muchos otros famosos se sumaron a esta iniciativa. El capote de Enrique Ponce fue “customizado” por Antonio Banderas, el de Morante de la Puebla por Joaquín Sabina, el de Talavante por el cantante Andrés Calamaro, mientras que el de El Juli fue decorado por Fernando Torres, la estrella del Atlético de Madrid y el de Espartaco por el actor Jordi Mollá, quien por cierto es un pintor reconocido.
El capote de Miguel Báez, El Litri, no podía ser decorado más que por su tía Mayte Spínola, también pintora importante. Y a José María José María Manzanares, le decoró su capote el periodista Matías Prats.
El precio de salida de cada capote era de 600 euros y la subasta fue un éxito.
Una tarde toros en la que no faltó la presencia del rey don Juan Carlos, muy querido por la afición y al que cuando dejaba la plaza le gritaron “Vuelve pronto”.
 En las imágenes, arriba, Eugenia Martínez de Irujo; centro, Sebastián Castella; abajo, el Rey en Las Ventas (Fotos: Dolores de Lara).

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada