sábado, 4 de febrero de 2017

RAPPEL: "Adivinar la muerte de mi segundo hijo marcó mi decisión de dedicarme a la videncia"

Todo el mundo conoce la faceta como vidente de Rappel, pero quizás sean menos los que sepan de su trayectoria como modisto y como director de la Sala Florida Park, y las motivaciones que le llevaron a dedicarse de lleno al mundo de la adivinación.

El 18 de mayo de 2008 publiqué esta entrevista en el Diario Lanza donde, además de repasar su vida personal y profesional, quise que se mojara sobre el papel que realizaría Rodolfo Chikilicuatre en el Festival de Eurovisión de aquel año, con su peculiar tema “Baila el Chiki Chiki”. El pronóstico, aunque poco exacto, fue acertado al fin y al cabo.

RAPPEL
"Adivinar la muerte de mi segundo hijo
marcó mi decisión de dedicarme a la videncia"

Rappel interpretando las cartas del Tarot

Por Juan de Lara / Fotografías: ©Dolores de Lara

Rappel nos enseña una de las cartas de su tarotRafael Payá, más conocido como Rappel, accedió a recibirnos en su casa en Madrid para repasar con él su trayectoria profesional y personal y conocer cómo fueron sus comienzos en el mundo de la adivinación, cómo alguien proveniente de una familia de modistos de alta costura como él pudo descubrir que la videncia era su verdadera vocación. Pero es que Rappel, además de ser posiblemente el vidente más carismático y conocido de nuestro país, ha sido un prestigioso diseñador que ha vestido a importantes personalidades como la Emperatriz Soraya o la madre de Su Majestad el Rey, y dirigió durante diez años la Sala Florida Park de Madrid, por la cual pasaron los más importantes artistas nacionales e internacionales.

Además, quisimos interesarnos sobre el pálpito de Rappel acerca de un tema que a todos nos suscita interés, como es el Festival de Eurovisión. Preguntamos al vidente sobre la canción que nos representará en dicho festival, “Baila el Chiki Chiki” de Rodolfo Chikilicuatre. ¿Ganaremos?

¿Cómo alguien que nació en el seno de una familia dedicada a la alta costura se pudo dar cuenta de que su verdadera vocación era la videncia?
Desde pequeño yo tenía una afición muy grande sobre los temas de ocultismo. Con 9 años aprendí a echar las cartas, con 12 aprendí a leer las manos… y surgió en mí una gran inquietud y unas ganas de querer saber más y de querer investigar hasta ir conociendo muchas mancias (artes adivinatorias), llegando a dominar en la actualidad doscientas de las dos mil aproximadamente que hay catalogadas.

"La primera persona de la que aprendí a echar
las cartas fue una gitana en la puerta de mi
colegio a los 9 años"

¿Quién le introdujo en el mundo de la adivinación?
La primera persona de la que aprendí a echar las cartas fue una gitana en la puerta de mi colegio a los 9 años. Le pagaba las clases a peseta de las de entonces. Aprovechaba los recreos; mientras los demás chicos jugaban al fútbol, yo me salía a las puertas del colegio con aquella señora para que me enseñara.

Y tras esta primera toma de contacto, usted fue ampliando sus conocimientos…
Sí. A los 12 años el profesor José María Martínez Pardo, un señor ya mayor que falleció hace muchos años, me enseñó a leer las manos. Y después, he ido completando mi formación con libros, en sitios donde había temas de ocultismo… En Méjico, por ejemplo, aprendí a leer el café y la ceniza del cigarro con un chamán. Donde veía la posibilidad de aprender más acerca de esos temas, allí me metía, allí curioseaba y allí aprendía.

¿Cuál fue el hecho que le marcó y le hizo reafirmar completamente que tenía un auténtico don para la videncia?
Lo que marcó mi decisión de dedicarme a esta profesión fue adivinar la muerte de mi segundo hijo, que se cumplió tal cual la vi, hace 34 años.

Un momento de la entrevista
A partir de entonces ya decidió dedicarse de lleno a esto, ¿verdad?
Sí, este hecho fue el que decidió que yo me metiera de lleno en estos temas y ya me dedicara exclusivamente, desde el año 1984, a lo que es mi pasión, mi ilusión, mi motivo de vida, que es la adivinación y los temas parasicológicos.

¿Tiene este tipo de experiencias habitualmente, en el día a día?
Claro, llevo todos estos años dedicado de lleno a la adivinación y he adivinado a miles de personas. Para mí echar cartas, hacer cartas astrales, realizar cursos astrológicos… se ha convertido en mi modo de vida. Es mi trabajo, a parte que me llena de satisfacción la posibilidad de adivinar a personas que son incluso las nietas de aquellas que yo atendí. He llegado a atender en una misma familia hasta a cinco generaciones en las que he sido su confidente, su amigo y su asesor, por así decirlo, a la hora de tomar determinaciones. Hay mucha gente que no toma una decisión importante si no me consulta.

"Hay mucha gente que no toma una determinación importante si no me consulta"

¿Cuál es su técnica más efectiva o su preferida?
La que más me gusta es el tarot egipcio. Las cartas del tarot egipcio son las que me transmiten más. En la lectura de las manos se pueden ver temas muy personales, pero a través de las cartas se pueden ver temas del entorno de la persona. Entonces, por ejemplo, si yo quiero ver cosas del yerno o de un hijo de alguien, en las manos eso no está marcado, pero en las cartas sí se puede ver.

¿Qué diría a los escépticos que no creen en la adivinación y piensan que todo este mundillo es un gran timo y puede llegar incluso a desencauzar vidas?
Que piensen lo que quieran. Yo respeto a todo el mundo y al que no le guste o no crea en ello que no se lo haga. No trato de convencer ni de criticar a nadie, ¡Dios me libre! Aunque creo que hasta el más escéptico, si va a una consulta y le adivinan cosas importantes de su vida, acaba siendo el mayor creyente.

En reportajes realizados en televisión se trató en profundidad el tema de las famosas “líneas 906”. Se contaba como personas sin experiencia eran contratadas para hacer de videntes y sus consejos podían llegar a destrozar la vida de personas desesperadas que buscaban ciegamente respuesta a sus dudas o problemas. ¿Qué opina de este asunto?
Yo en eso no tengo nada que ver. Hace 18 años inicié en España las líneas telefónicas y, desde entonces, tengo ininterrumpidamente los gabinetes formados por gente cualificada y experimentada en un despacho que yo mismo dirijo, en el cual nunca tratamos temas de salud o enfermedad. Sobre lo demás, abiertamente se le dice lo que se ve en las cartas, y algo se verá cuando llevamos tantos años en los cuales nunca ha habido una sola queja.

Delante de su retrato, obra de José Carlos Gracia¿Cómo cree que se puede diferenciar a un verdadero vidente de uno que no lo es?
La gente es al final la que te da la reputación, lo que se transmite de boca en boca, de unas personas a otras. La gente que va a una consulta o llama a un servicio telefónico y le ayudan, le aciertan… Esa gente es la que luego habla bien de ti y te recomienda.

Rappel, después de tantos años en el mundo de la adivinación, refrésquenos la memoria con alguna de sus predicciones.
Han sido muchísimas. En momentos dados he hablado en radio y televisión sobre acontecimientos que yo veía antes de que ocurrieran y luego ocurrían: finales de partidos de fútbol, temas políticos, sociales, bodas de famosos, muertes… Por ponerte un ejemplo, un final de año en TVE, dije que en esa primavera moriría el Rey Balduíno de Bélgica, y murió a los dos meses. Luego, a nivel personal, ha habido tantos famosos a los que he echado las cartas y he adivinado tantas cosas… Enumerar uno, dos… treinta casos sería quedarme corto ante los cientos de vaticinios que he dictaminado.

De todas las cuestiones en las que le han pedido consejo… ¿Cuál ha sido la más peculiar?
Muchísima gente joven ha venido a mi consulta preguntándome qué carrera elegir.

¿Y la más comprometida?
Hay gente que ha llegado a pensar que yo hacía trabajos de magia negra o brujería. Me han pedido, a cambio del dinero que fuera, que hiciera desaparecer a cierta persona. ¡Yo en mi vida haría algo así! Ni por dinero, ni por curiosidad, ni por nada. Lo conozco, lo sé, porque son temas que a mí me apasionan y que he querido enterarme y saberlo, y lo podría hacer, pero nunca lo he hecho ni lo haré.

En su etapa en el programa “Tómbola” tuvo la oportunidad de sorprender a muchos personajes famosos con sus adivinaciones…
Durante seis años he estado todos los jueves en directo con un personaje famoso. Y ha habido montones de ellos a lo que he hecho llorar, emocionarse y ponerse nerviosísimos. Por ponerte un ejemplo, Bertín Osborne se derrumbó, se vino abajo llorando. Nadie se podía imaginar que, por lo que yo le estaba adivinando, le iba a llegar a emocionar de esa manera. A Lauren Postigo le adiviné como había sido la muerte de su padre y cómo recibió la noticia su madre. Se echó a llorar y me dijo: “Eso sólo lo sé yo. ¿Cómo puedes tú saber cómo ocurrió aquello?”. Y él aseguro públicamente que sólo lo sabía él.

"Con mi ex-mujer hay una relación estupenda, somos muy buenos amigos"

Estuvo casado 18 años y ya lleva 19 divorciado, tiene tres hijos…
Sí, he tenido cuatro hijos… el segundo murió. Tengo una de 35 años con dos carreras y una trabajadora fantástica; otro de 32 con otras dos carreras; y la pequeña, que está haciendo dirección de empresas ahora, con 23 años.

¿Cuál es su relación actual con su ex-mujer y sus hijos?
Con mi ex-mujer hay una relación estupenda, somos muy buenos amigos. Es una madre fenomenal. Nosotros no congeniábamos como pareja y al final decidimos separarnos, pero ni ella se ha vuelto a casar ni yo tampoco. Ella sabe que de mí siempre tendrá todo. Siempre la he ayudado en todo, como he ayudado y ayudo a mis hijos porque pienso que es mi obligación. La separación fue amistosa y de mutuo acuerdo y ahora nos llevamos de maravilla.

"No congeniábamos como pareja y al final decidimos separarnos, pero ni ella se ha vuelto a casar ni yo tampoco"

Desde muy pequeño ha estado íntimamente ligado al mundo de la moda y ha ejercido como modisto llegando a ser un diseñador muy importante…
Durante veintidós años he sido modisto. Seguí un negocio familiar que tenía de tejidos de alta costura y confección a medida. Lo continué, aprendí diseño, aprendí modelaje, fui pionero en España haciendo desfilar a las modelos bailando y, en su momento, tuve muchísimo éxito.

Y ha vestido a señoras muy importantes, ¿verdad?
He vestido durante muchísimos años, hasta que falleció, a la madre de Su Majestad el Rey, la Condesa de Barcelona, que ha sido una gran clienta mía, además de una grandísima amiga y una señora entrañable y cariñosísima. Incluso después de haber cerrado mi casa de costura y estando ya metido de lleno en la videncia, seguí vistiéndola porque le gustaba mucho la ropa que le hacía, y para mí era un placer. También he vestido a mujeres que han tenido la fama de ser de las más elegantes del mundo como la Emperatriz Soraya, a la que le hice unos trajes preciosos y con la que me une una gran amistad. He vestido a gente del mundo de los artistas, del mundo de la sociedad...

"Mi especialidad eran los trajes que tenían que llevar mucho bordado, mucha complicación, porque a mí me gustaban los trajes difíciles y la alta fantasía"

¿Cómo era su forma de hacer moda?
Era un modisto que hacía alta fantasía. Mi especialidad eran los trajes de noche, los trajes de fiesta, trajes para bodas, trajes que tenían que llevar mucho bordado, mucha complicación, porque a mí me gustaban los trajes difíciles y la alta fantasía. Entonces, yo en mi casa de modas he hecho maravillas, trajes preciosos. Me siento muy feliz de aquella época.

Sentado en su despachoUsted y su padre fueron los encargados de recomponer las vestiduras de Eva Perón cuándo fue embalsamada. Cuéntenos como fueron elegidos para ese trabajo. ¿Quién les llamó? ¿Fue el mismo Juan Domingo Perón? Cuéntenos los detalles.
Eva Perón estaba en Madrid, amortajada y embalsamada en casa de Juan Domingo Perón, su marido, en un chalet que tenían en Puerta de Hierro. Ella estaba embalsamada pero el vestido se había apolillado y, a través de una íntima amiga de Juan Domingo Perón, nos propusieron hacerle una túnica nueva. Entonces se le hizo una con una tela especial, un poco acrílica, para que no se picara con el tiempo, de seda blanca, y se le puso encima de la túnica que ya tenía. Cuando Juan Domingo Perón preguntó por la factura que le teníamos que pasar, mi padre le dijo que no tenía que pasarnos nada porque para nosotros era un honor haberle hecho ese regalo a la difunta y él me regaló un cinturón gaucho auténtico, precioso, todo con monedas de plata, que conservo con muchísimo cariño.

Además, vistió a la mujer de Franco, ¿verdad?
La mujer de Franco, en su momento, fue una gran clienta mía cuando yo tenía la casa de modas: ella, su hija, su nieta… En aquellos momentos vestir a la Primera Dama era un honor. En su momento, mi casa de modas fue regentada por todas las señoras que pertenecían al gobierno de entonces: embajadoras, ministras… porque mi casa en aquellos momentos estaba de moda: los tejidos, la moda que había en mi establecimiento, el trato que se daba a las señoras… Y entre traje y traje, he leído las manos a la mujer de Franco, a Franco y hasta a la Pasionaria.

¿Qué experiencias guarda de su etapa como empresario dirigiendo la sala Florida Park de Madrid?
Fue una etapa muy bonita que me permitió conocer a muchos artistas muy de cerca y presentar a gente muy importante. Piensa que en la sala de fiestas Florida Park debutaron Lolita, Rocío Dúrcal, fueron los grandes éxitos de Lola Flores, Rocío Jurado, Raphael, Pedro Vargas, Lola Beltrán… Por aquel escenario desfilaron todas las grandes estrellas del momento, nacionales e internacionales, mitos mundiales de la canción, cuya meta era trabajar y debutar en esta sala. En 1974 debutamos con el contrato de Tom Jones y acabé con María Dolores Pradera en el escenario en 1984. Incluso, durante dos años, TVE contrató esta sala para hacer el programa musical “Martes Fiesta”, que fue presentado por José María Iñigo.

De todas sus facetas profesionales, ¿por cuál se decanta?
En su momento me encantaba el mundo de la moda y lo vivía muy de lleno, la responsabilidad de la sala de fiestas fue una etapa muy bonita… Aunque siempre he ido mezclando mi afición por el mundo de la adivinación con lo demás. En Florida Park, presentaba a los artistas, pero después, cuando se acababa el espectáculo y quedábamos un grupo de amigos, echaba cartas y leía manos a todos ellos, a sus hermanos, sus padres, a toda la familia de los artistas que actuaban. Cuando hacía moda, las señoras venían a mi casa a hacerse ropa y mientras les echaba las cartas o les leía las manos…

Posa junto a su cuadro de Marilyn Monroe pintado por Pietro Psaier
Entonces su verdadera pasión es la videncia…
Sí, ha sido y es mi pasión, mi dedicación y lo que ha llenado más mi vida y me ha dado más satisfacciones, porque el mundo de la adivinación y de la videncia te permite entrar en la vida de las personas y ser cómplice de sus vivencias, sus experiencias, sus inquietudes, y entonces llegas a conocer y a tener la confianza plena de esa persona, que en un momento dado te consulta las cosas más íntimas de su vida. Y eso no se lo preguntan a un empresario, ni a un modisto que te hace un traje.

"Creo que el “Chiki Chiki” puede ser comercial para charangas de pueblo, pero para representar a España la canción no me gusta"

Rappel nos acompaña a la puerta tras la entrevista
Cambiando de tema, queríamos conocer su opinión sobre nuestro representante este año en el Festival de Eurovisión. Supongo que estará al corriente del tema que nos representará: “Baila el Chiki Chiki” de Rodolfo Chikilicuatre. ¿Qué le parece la canción?
A mí personalmente no me gusta. Creo que puede ser comercial para charangas de pueblo, pero para representar a España la canción no me gusta.

Hay gente que incluso lo está llegando a comparar con el tema “Macarena” de Los del Río y cree que podría llegar a tener una repercusión similar…
Yo te puedo decir que estuve presente en una audiencia de Su Santidad Juan Pablo II con Los del Río y el Papa incluso movió los pies al ritmo de “Macarena”. Los del Río han tenido la satisfacción de cantar “Macarena” delante de Su Santidad. Chikilicuatre que no se espere eso, ¡por favor! No me imagino al Papa moviendo los pies al ritmo del “Chiki Chiki” (risas).

Entonces, ¿cree que haremos un buen papel en Eurovisión? ¿Ganaremos?
Lo que tengo claro es que no vamos a ganar y que tampoco quedaremos en los primeros puestos.

No hay comentarios :

Publicar un comentario en la entrada